¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: Previendo la utopía de la “Democracia en Nube”

Cloud Democracy [Democracia en Nube; ru] es el título del nuevo libro escrito por Leonid Volkov [ru] y Fyodor Krasheninnikov [ru], dos bloggers políticos de la región de los Urales en Rusia. Cloud Democracy se dirige a una amplia audiencia de lectores “quienes, a pesar de todo, creen en el progreso y la democracia” y despliega la visión de los autores sobre como un ‘futuro’ sistema de gobernanza democrática puede ser construido con la ayuda de las herramientas en línea.

El prólogo del libro dice [ru]:

Creemos que somos testigos de una nueva era en la historia de la humanidad -la era de las ilimitadas comunicaciones directas, que permitirían la existencia de un sistema político imparcial, transparente y justo.

Leonid Volkov, photo by ekburg.ru, courtesy of Leonid Volkov

Leonid Volkov en el ayuntamiento de Ekaterimburgo, foto de ekburg.ru, cortesía de Leonid Volkov

El primer capítulo discute los problemas actuales de la democracia (y de la democracia rusa, en particular), el segundo capítulo habla sobre tecnología y las soluciones tecnológicas disponibles para la ‘democracia en nube’.

La parte más interesante -en la que los autores proponen la instalación de la utopía de gobernanza digital, contiene varias ideas clave:

  • Valoración en vivo de la confianza hacia un político. En lugar de votar cada cuatro años por un mandato, los autores proponen la capacidad constante de los ciudadanos/usuarios a “confiar” o “no confiar” en sus políticos electos. Esto crearía un constante incentivo para que un político sea eficiente y honesto.
  • Delegación de autoridad basada en una matriz. Un ciudadano digital escoge qué cuestiones delegar a su voto, dependiendo de la naturaleza de dicha cuestión. Los autores facilitan un detallado (aunque altamente discutible) sistema de delegación multinivel.
  • Integridad obligatoria. Con cada nivel adicional de autoridad, un político revelaría obligatoriamente más información acerca de su persona, para que así no tuviera ni la posibilidad ni el estímulo de mentirle a la gente.

Global Voices contactó a uno de los autores de Cloud Democracy, Leonid Volkov, y le hizo algunas preguntas acerca de la idea tras el libro.

Leonid Volkov, Ph.D, es un político ruso de 30 años de edad, blogger, desarrollador y activista. Desde 2009, ha ocupado el cargo de diputado del ayutamiento de Ekaterimburgo (independiente). Con 13 años de experiencia en el desarrollo de TI (resultando en el lanzamiento de una compañía digital incubadora de emprendimientos en 2010), Volkov combina las perspectivas técnicas y políticas.

Global Voices (GV): ¿Cómo dieron con la idea del libro?

Leonid Volkov (LV): Todo comenzó con el juego en línea eRepublik. Fyodor y yo lo jugamos por año y medio hace unos dos años. Uno de nuestros amigos nos llevó a él. Fue la época cuando mucha gente de Rusia se estaba uniendose al juego y Rusia se convirtió en una de las fuerzas políticas líderes -fue la época del “habraboom” [una referencia al “efecto habra“, una analogía rusa del efecto digg, cuando alguien publica un enlace en la popular comunidad de TI habrahabr.ru]. Rusia había reclamado a Urals de e-Hungría, comenzó una exitosa guerra con e-EUA…

La razón del éxito del juego es obvia: Debido a la ausencia de políticas reales, la gente se inclinó por cualquier medio que pudieran hallar. Y la vida era muy activa en este juego, también; Fyodor estaba publicando un diario muy popular, mientras que yo era un jugador regular, un granjero y un soldado, y no estaba realmente involucrado en la vida política. Pero estaba muy interesado en la observación de los procesos socio-políticos en la realidad virtual.

Entonces recordamos a eRepublic (que luego abandonamos pronto) muy claramente cuando comenzamos a escribir nuestro libro -estábamos seguros que si describíamos el modelo de la e-Democracia (y lo inplementábamos)- la gente lo usará. No recuerdo con claridad cuándo apareció exactamente la idea del libro, fue en algún punto de otoño de 2010, justo después de nuestra campaña fallida contra la remoción de las elecciones directas del Alcalde de Ekaterimburgo. Entonces, finalmente entendimos que todas las posibles ventanas de oportunidad en la política real estaban cerradas.

GV: En el debate sobre el rol de internet en el cambio social, ¿qué lado se les acerca más -“ciberpesimista” o “ciberoptimista”?

LV: Ninguno. Somos ciberrealistas. Internet -es, primero que todo, un medio.

GV: A finales de 2010, Alexey Chadaev, tecnólogo político del partido “Rusia Unida” propuso la “Democracia directa de internet”. ¿Cuál es la diferencia entre su proyecto y la propuesta de Chadaev?

LV: “Democracia directa de internet” es algo que no estamos interesados en discutir. Esta es el extremo. Lo que proponemos es un modelo que realmente funciona, donde las voces de todos puedan ser tomadas en cuenta.

GV: La gente piensa cada vez más en términos tecnológicos. Indicar que “Me Gusta” un político, votar en línea. Hemos atestiguado algo similar en Perm [en]. ¿Es una tendencia nacional? ¿O es sólo una tendencia regional de los Urales? ¿O es la forma de pensar de los especialistas en TI?

LV: Todo es muy simple -la gente que trabaja en TI y que está interesada en la política gusta de aplicar la tecnología a la política. Les gusta pensar cómo lucirían las mezclas de la política y la tecnología. Vemos que la política contemporánea se asfixia con la tecnología del siglo XVIII: todos estos boletines en papel, cajas de tarjetones, cartas burocráticas, etc. Todo esto está deasctualizado. Y no vemos ninguna razón real, excepto algunas extrañas tradiciones, para no introducir nuevos métodos en el proceso. No hay nada específicamente regional. Quizás hay más libertad de pensamiento aquí. Pero, lo más importante, es la forma de pensar de las TI.

GV: Mencionaste a DalSlovo.ru [un portal de crowdsourcing -trabajo comunal- para rastrear las promesas de los políticos y monitorizar si son alcanzadas]. ¿Ese es tu proyecto? Si es así, ¿podrías contar algunas historias exitosas del mismo?

LV: Soy uno de los co-creadores del proyecto e inversionista. El éxito de DalSlovo.ru es el hecho de su existencia. Dada la situación que no hay publicidad o ninguna promoción especial, el proyecto crece y la base de datos de las promesas políticas también. Esperamos ser capaces de crear un proyecto que la gente escuche.

GV: Muchos proyectos de crowdsourcing han sido lanzados recientemente. ¿Estos tienen alguna influencia o sólo aparecen sin ningún impacto real en la sociedad?

LV: Hasta ahora, la masa crítica no ha sido alcanzada [por tales proyectos], pero muy pronto los proyectos de crowdsourcing serán mucho más influyentes. La presencia de esas propuestas (y las historias de éxito dentro de ellas) hace que la gente crea que puede cambiar algo. Y esto involucra a la gente en el activismo. Y no hay (o no casi) vuelta atrás al volverse socialmente activo.

GV: En el sistema que describieron en el libro, todos los mecanismos internos y las leyes están bien pensados. ¿Pero quién controlará a los creadores de ese sistema?

LV: Primero que todo, el código del sistema será abierto -y esto es muy importante en términos de control. Segundo, la arquitectura del sistema será flexible, estará cambiando constantemente. El sistema facilitará la capacidad para que los usuarios voten por el cambio de los parámetro por defecto.

GV: ¿Planean traducir el libro al inglés?

LV: Sí.

Imagen miniatura: ‘Rey Nube’ del usuario en Flickr akakumo (CC BY-SA 2.0).

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.