¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Zimbabue: La liberación de la mujer “en línea y en directo”

En un país descrito en gran parte como un país conservador, donde por lo general a las mujeres se les recuerda cuál es su lugar diciéndoles lo que pueden hablar abiertamente y lo que no; en una sociedad que muchos consideran que aún se encuentra anclada en el “túnel del tiempo africano”; Internet se ha convertido en una valiosa plataforma para tratar temas que de lo contrario seguirían siendo tabú. Al fin y al cabo, este es el Zimbabue cuyo presidente es mundialmente conocido por sus radicales perspectivas en relación con temas como la homosexualidad.

Han sido especialmente las bloggers y los usuarios de Facebook quienes han empezado a utilizar estas plataformas para comentar temas relacionados con su sexualidad y otros asuntos que sin duda ruborizarían al presidente Mugabe. En estos espacios han hecho de todo, desde organizar sus propios consultorios sentimentales cibernéticos hasta fomentar la evolución del papel de la mujer en la política y la economía.

The Internet has offered a priceless platform to discuss issues that are usually considered taboo. Photo source: Makhox Women's League Facebok page.

Internet se ha convertido en una valiosa plataforma para tratar temas que normalmente son tabú. Foto: Página de Facebook de la Makhox Women's League (Liga Femenina Makhox).

La bloguera Delta Ndou [en] denomina su blog “reflexiones de una feminista”, algo que tratándose de Zimbabue es todo un atrevimiento. Ndou se ha convertido en una especie de celebridad en el ciberespacio gracias a este blog donde escribe sobre conceptos que abarcan desde la citología vaginal, el matrimonio, el sexo o las mujeres que se rebelan contra sus maridos infieles. En un post titulado “El ejemplo de Hilary” [en] comenta el futuro de la actual secretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Clinton, y cómo sobrellevó el escándalo de su marido Bill y Mónica Lewinsky.

En uno de sus posts [en] Ndou escribe sobre citilogía vaginal:

Si las mujeres podemos pasarnos 5 horas sentadas para una sesión de peluquería, por no hablar del tiempo que sacrificamos en los salones de belleza, bien podemos reservar un par de horas para que revisen nuestro útero. Por cierto, tras haberme hecho una citología vaginal no tengo que volver a repetirla hasta dentro de 2 años, por tanto la experiencia vale la pena tanto por comodidad como por tranquilidad. Hazte un favor a tí misma… incluso aunque fuese necesario llevar un disfraz, viajar a otra ciudad donde nadie te conozca o algo por el estilo, hazte una citología vaginal.

Este tipo de asuntos fueron los que volvieron su blog popular. Ella continúa:

Necesitas esto y es gratuito. Mientras que temas como la circuncisión masculina han gozado de prominencia en cobertura de medios; la necesidad de realizar pruebas de pap (Papanicolaou) permanece a la sombra siendo que es una problema de salud urgente. Así que este artículo es una modesta contribución que se hace cargo de esta equivocación. Hombres, salgan a circuncidarse. Mujeres, salgan a hacerse un pap.

Ella no está sola en la expresión de su opinión en línea. La bloguera Fungai Machirori [en] toma el “discurso feminista” una nota más alto. Ella escribe sobre vaginas y todo cuanto pueda causar “shock e impresión” a las personas promedio en Zimbabue, y es la escritura lo que define la esencia del blogueo: la libre expresión.

En uno de sus posteos, Machirori pregunta en ese tono “desenfadado y directo”, “¿Cómo luce una vagina?”:

¿Cómo se ve una vagina ‘normal’?

Esta puede ser una pregunta asombrosa para ti, pero cuando piensas realmente en ello, es bastante válida.

Vienen en todas formas y colores, pero nunca nos atrevemos a investigar…

A diferencia de los hombres que saben sobre medidas y centímetros promedio de sus apéndices, nosotras las mujeres no sabemos mucho de nuestros órganos sexuales…

Nosotras las mujeres raramente vemos nuestras propias vaginas, ya no digamos las de otras – ¿así de qué forma sabríamos? A diferencia de los hombres quienes tienen que interactuar con sus penes cada que orinan o se cambian de calzoncillos, nosotras las mujeres rara vez ponemos atención a nuestras vaginas. Además, no es fácil verlas por completo en todo caso. Se necesitan espejos y raras posiciones y esto sólo se suma a la dificultad de tratar de conocer más nuestro propio cuerpo.

Y tristemente, la única ocasión en la que una joven mujer se percata de la apariencia de su vagina es cuando es forzada a alterarla de su estado natural.

La bloguera Shonavixen [en] justo ha comenzado un desafío bloguero de 30 días [en] que sin duda será considerado un resultado prodigioso por sus camaradas cibernautas.

Facebook no ha pasado inadvertido por las mujeres quienes han creado su propio grupo llamado Makhox Women's League [Liga Femenina Makhox, en].

Los posteos son generalmente escritos en el lenguaje local SiNdebele [en], una señal, tal vez, de que el uso de las lenguas locales para dar voz y espacio a todos está ganando terreno en el ciberespacio. Es aquí donde las mujeres intercambian roles de “tías de agonía” a “agonizantes”, y los intercambios no tienen precio. El grupo es un intento de utilizar este espacio para la expresión personal que los medios tradicionales han fallado en brindar, y/0 por la naturaleza de los intercambios entre las participantes, seguramente no vería la luz del día en un “diario familiar”.

El último tema en su página dice [en]:

¿Cuáles son las desventajas de ser una madrastra o hay alguna ventaja o algo que hayan percibido bueno o malo?… Compartamos ‘makhosikazi’. RM.

Facebook se ha convertido de hecho en un lugar donde las zimbabuenses confrontan temas “tabú”. En uno de sus posteos en blog, Machiori discute acerca de mujeres que salen con hombres mucho menores que ellas, y algunas mujeres están llevando este discurso a lo que se ha convertido en la red social más grande del mundo, Facebook. Machirori se cuestiona [en], “Si las zimbabuenses en Facebook están diciendo que no les importa salir con un hombre más joven, ¿será que los tiempos están cambiand0?”

Esto es particularmente interesante porque es un tema que la sociedad zimbabuense no hablaría abiertamente, ¡ya que por supuesto que se espera que los hombres se casen con mujeres mucho más jóvenes! Tal vez estas blogueras feministas están exponiendo inconsistencias a través de la única válvula de escape que tienen: la blogósfera y Facebook. Los tiempos están cambiando realmente como Dylan lo cantó en el pasado. Y es gracias a Internet y la creciente presencia de las mujeres zimbabuenses en línea.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.