¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Israel: Protestas reclaman justicia social en todo el país

Lo que empezó como una protesta local contra la subida excesiva del precio de la vivienda en Tel Aviv ha escalado en el mayor alzamiento popular en la historia del Estado de Israel. El movimiento que reclama justicia social ha levantado campamentos en centros metropolitanos de todo el país, movilizando más del 4 por ciento de la población total de Israel (uno de cada 20 israelíes se echó a las calles en la protesta masiva de la semana pasada).

A pesar que la economía israelí y la moneda local se mantienen fuertes, el desempleo bajo, la inversión extranjera alta y el crecimiento económico estable, israelíes de todo tipo se han unido en una protesta por un ideal mayor, sin políticas y sin exigir un cambio de gobierno.

Es una protesta contra lo que se ha convertido Israel, en nombre de lo que una vez fue. Es un esfuerzo de los jóvenes israelíes para volver a un país más igualitario y más idealista que el que sus padres perdieron. -Michael Walzer

Protesta por la justicia social en Tel Aviv, Israel. Imagen de tamirsher, copyright de Demotix (06/08/11).

Protesta por la justicia social en Tel Aviv, Israel. Imagen de tamirsher, copyright de Demotix (06/08/11).

El movimiento J14 lo inició una mujer israelí llamada Daphni Leef que plantó una tienda en el centro de Tel Aviv hace tres semanas (14 de julio) en protesta por el coste prohibitivo de la vivienda. Es uno de los pocos movimientos relevantes de los últimos tiempos que consigue prescindir de ideologías políticas en la sociedad israelí. Ran Cohen lo explica en un tuiteo:

#j14 es un proceso colectivo para examinar, debatir y cuestionar las estructuras de poder en la sociedad israelí.

En el siguiente vídeo se ve a Dafni arengar a un público entusiasta durante los primeros días de la protesta. La traducción del hebreo aparece a continuación.

Vosotros (hablando del gobierno israelí y de Netanyahu) habéis conseguido que esta generación de Facebook que no mueve el culo en todo el día salga a tostarse a las calles. Os prometemos un verano bien caliente, como en España, como en Madrid. Y si no tenéis cuidado, os prometemos unas protestas como las de El Cairo. Pero todavía estáis a tiempo. Si no hacéis nada por arreglar los problemas, por lo que a mí respecta, ya estáis todos despedidos. Amigos míos, seamos fuertes, mantengámonos unidos y no perdamos la esperanza. ¡Estamos aquí para recuperar nuestro país!

Los israelíes de todo tipo han tomado las calles. Se habla de contener el capitalismo y devolver el país a un Estado del bienestar. Muchos reclaman que dan mucho al país, pero apenas ven resultados.

Corean: "Devolvednos el Estado del bienestar."

Elizabeth Tsurkov [en]:

“Devolvednos el Estado del bienestar”. Muchas de las proclamas de esta noche pedían una vuelta a los días socialistas de Israel http://yfrog.com/z/h83w8kaj #j14

Aunque el movimiento lo comenzaron los jóvenes de izquierda, sus líderes están intentando que las protestas no sean políticas. Michael Waltzer presenta una perspectiva algo distinta [en]:

El alzamiento es un esfuerzo colectivo para huir de las limitaciones y divisiones del debate israelí sobre seguridad, el “proceso de paz” inexistente y la ocupación. Cuando los líderes emergentes del alzamiento insisten en que su protesta es “apolítica”, se refieren a que no trata de guerra y paz. Saben perfectamente que todo está conectado, que las dificultades que sufren están causadas en parte por inversiones masivas del Estado en los territorios ocupados. Tienen su particular sueño de normalidad sionista: quieren centrarse en sus propias vidas y en la calidad de la sociedad de puertas adentro.

El movimiento se enorgullece de su naturaleza pacífica. Apenas hemos visto violencia, lo que, en palabras de sus líderes, realza el poder de los que protestan. @ASoldiersMother dice:

Me llenan de orgullo las protestas de Israel porque demuestran nuestra democracia. Cientos de miles y todo sin violencia. La policía solo está ahí para proteger.

Aumentan las críticas contra el movimiento porque no tiene demandas específicas. La justicia social puede referirse a muchos problemas distintos y uno de sus principales retos es hablar con una voz clara y unida. El siguiente extracto procede de una entrevista en vídeo [en] en la que Dafni describe los motivos principales del movimiento:

Estamos sin casa. Nuestro objetivo es que los precios vuelvan a su sitio para que todos podamos permitirnos alquilar o comprar una casa. Este problema no existe solo en Tel Aviv.
Es una protesta optimista. Queremos estar aquí. No queremos salir del país. Pero esto se ha puesto imposible. A este paso, solo los ricos podrán permitirse vivir aquí.

Mientras aumenta el apoyo público en Israel, el movimiento J14 ha utilizado las redes sociales como foro para mantener debates públicos. La web principal del J14 [hb] se actualiza con noticias y vídeos de protestas de todo el país mientras su web hermana, ohel.org.il [hb], es una plataforma interactiva que anima a la gente a enviar y votar propuestas y soluciones. Varias páginas de Eventos de Facebook publican actualizaciones sobre los acontecimientos que se suceden y además hay varias cuentas de Twitter: @TLV_Revolution en hebreo, @j14ar en árabe y @J14eng en inglés.

Como ciudadano con la doble nacionalidad norteamericana-israelí, Idan Gazit comparte su perspectiva [en]:

La próxima vez que un republicano te diga que el mercado libre lo arregla todo, la próxima vez que intente venderte las maldades de la “interferencia” gubernamental para evitar el empobrecimiento de la sociedad, diles que miren a Israel: es su bola de cristal.

No es de poco patriotas pensar que nuestro gobierno deba garantizar que el nivel de vida más bajo del país sea uno con el que se pueda vivir. Nada dice que debamos escoger entre lo que tenemos ahora y más del 50% que se va en impuestos en países verdaderamente socialistas como Suecia.

Israel nació como un país socialista y al día de hoy, seguimos disfrutando de ciertos vestigios del socialismo como es la sanidad universal que cuesta menos que mi cuota mensual de internet. En la última década hemos visto cómo los líderes israelíes han desechado ese legado e importado en su lugar lo peor de los Estados Unidos: el materialismo, el capitalismo desatado, el poder como una función del dinero. Recuerdo cuando la televisión por cable abrió una ventana al mundo en Israel. Soy lo bastante viejo como para haber visto los cambios que nos ha traído la fiebre israelí por “América”.

Este es el resultado. Un gobierno plagado de los peores criminales y mentirosos que puede traer nuestra sociedad, una de las brechas entre pobres y ricos más grandes y que más rápido crecen de toda la historia y una población quemada de los nervios por una crisis de seguridad tras otra.

A la América de derechas quizá le resulte familiar. Es su bola de cristal. Eso es lo que somos.

El siguiente vídeo incluye escenas de las acampadas y de las protestas que se extienden por Israel mientras la muchedumbre corea: “queremos justicia social”:

Para acabar, dos tuiteos que vale la pena destacar:

David Harris-Gershon:

Lo que todos se preguntan en Twitter es: ¿cuánto tiempo pueden continuar las protestas del #j14 sin mencionar explícitamente los asentamientos y la ocupación?

Elizabeth Tsurkov:

Pancartas en Jaffa. Proclamas: “Los árabes y los judíos se niegan a ser enemigos” y “Los árabes y los judíos se oponen a las demoliciones de casas” http://yfrog.com/z/h8k2zwdj #j14

1 Comentario

  • […] planteando la cuestión del “reparto equitativo de la carga” para distraer a la gente que salió a las calles en gran número para exigir justicia social en el […]

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.