¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

La solidaridad del curry en Singapur

Una familia india en Singapur ha acordado [en] no cocinar curry cuando sus vecinos recien llegados de China esten en casa después que estos se quejaron ante las autoridades del olor del curry. Para mostrar solidaridad con todos los singapurenses que aman el curry [en], que después de todo es un plato nacional, se organizó un evento el pasado domingo 21 de agosto, denominado “Cocina una Olla de Curry”. La página de Facebook del evento tenía una asistencia confirmada de más de 60,000 personas. Abajo se pueden ver algunas reacciones online:

Jamie Huang [en] está orgulloso de la unidad del “curry” del pasado domingo:

En cualquier caso, mientras a nuestro gobierno le preocupa integrar extranjeros en la fábrica local, creo que debemos de tomar algo de tiempo para sentirnos orgullosos, y ser felices por los puentes creados y alcanzados por el Incidente del Curry.

¡Los singapurenses unidos al fin! ¿Qué en el mundo podría ser negativo de eso?

Evento “Cocina y comparte una Olla de Curry”

SpeakSpokeWriteWrote [en] cree que el éxito de este evento ha probado que los singapurenses pueden “unirse y pelear por una causa, civilizada y creativamente”:

Más que sólo una comida, este evento ha hecho que los singapurenses se sientan singapurenses. Hay algo deliciosamente simple para hacer juntos, y aún así hacer una declaración. Me da esperanza que ahora somos más similares de lo que pensamos y que con el estímulo correcto, podemos unirnos y pelear una causa, civilizada y creativamente.

Dee Kay Dot As Gee Mobile [en] espera que el evento le recuerde a todo el mundo ser más tolerante hacia otras culturas:

Hoy es el día de Cocinar una Olla de Curry. ¿Estas haciendo Curry ahorita?

Me pregunto si esto se convertirá en un evento anual. Algo como el Día de la Armonía Racial o el Día de la Defensa Total. “El día de Cocinar una Olla de curry” puede ser un día para recordarle a todo el mundo el ser más tolerante hacia otras culturas, religiones o razas. Viviendo en un país pequeño multi-racial y multi-cultural como Singapur, necesitamos ser más sensibles hacia los otros.

Así que si estas cocinando una olla de curry o cocinando un curry imaginario (como yo), recordemos que estamos cocinando curry para recordarnos a nosotros mismos ser más tolerantes hacia los demás.

Eastcoastlife [en] tuvo una fiesta de curry con sus amigos:

Hay una fiesta de curry en mi casa. Mis invitados extranjeros fueron tratados con curry vegetal, de pescado y pollo. Compré mini panes franceses, hice pratas y cociné una gran olla de arroz blanco para acompañar el curry.

Hoy, más de 60,000 personas (algunas de todos los rincones del mundo) han indicado en Facebook que cocinarán y compartirán una olla de curry o comerán curry. Los singapurenses esperan que los ciudadanos recién llegados apreciarán el curry y adoptarán las culturas de varios grupos étnicos aquí.

Página de Facebook: Los singapurenses aman el curry

Chee Wai's Random Musing [en] participó en el evento en solidaridad como ciudadano global:

Muchos haciendo lo mismo probablemente lo estarán haciendo por razones diferentes. Por mi parte, me estaré expresando como un ciudadano global. Permitiré que el olor flote hacia mi patio trasero por la puerta. Si a mis vecinos no les gusta, hablarán conmigo sobre eso y los abordaré, como lo hacen los adultos mayores. Para mí no será un tema, después de todo no tomo Panang como una grapa y aún si lo hiciera, estoy seguro que podríamos llegar a una solución amigable.

Ng E-Jay [en] no esta satisfecho con los esfuerzos del gobierno de promover la armonía racial en Singapur:

Creo que dada nuestra historia como nación de inmigrantes, los singapurenses de contextos étnicos y religiosos diversos han aprendido a través de generaciones a coexistir armoniosa y pacíficamente.

Los que llegan a nuestra tierra, los extranjeros que recibimos en nuestras costas, ¿comparten los mismos ideales también?

Es responsabilidad del gobierno asegurarse que los extranjeros que vienen a vivir y trabajar aquí respeten nuestras tradiciones locales y costumbres y aprecien nuestra forma de vida.

La tolerancia y el entendimiento no pueden ser un proceso de una vía. Tiene que ser un viaje compartido, un camino común forjado entre los singapurenses, extranjeros y el gobierno. Sin embargo, el gobierno tiene que mostrar todavía que esta dispuesto a compartir este viaje con los singapurenses.

seksi matashutyrmouf [en] cuestiona el proceso de mediación del gobierno cuando los vecinos presentan una queja:

¿Por qué no observaron los intereses de la comunidad? ¿Por qué no avisaron y previnieron al extranjero de tierras continentales sobre el tipo de crítica que iban a recibir cuando detuvieran a la gente de cocinar curry? ¿Cómo no vieron que esto sería interpretado como un vaquero recién llegado forzando su camino a través de los derechos de una minoria? ¿Es la mediación estrechamente definida como la mediación entre 2 partes, o hay también una tercera parte, la comunidad / nación, cuyo aporte esta siendo convenientemente ignorado?

Desiree Lim [en] previene contra otras formas de racismo en la sociedad:

En este momento inflamado de solidaridad, el racismo explícito que he visto en los singapurenses chinos exhibido hacia los hindús (en donde el curry es algunas veces invocado como un insulto), local o no, es convenientemente olvidado.

¿Qué si la situación fuera revertida- involucrando a una familia singapurense quejándose de los fuertes olores emanando del departamente de los recien llegados inmigrantes indios? ¿Nos atrevemos a asegurar que hubieramos defendido los derechos de estos indios con igual fervor, viendo como el grueso de quejas sobre extranjeros parecen girar entorno a sus habitos personales?

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.