¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Moldavia: Protesta en el día de “Nuestra lengua rumana”

Moldavia es uno de los pocos países del mundo que celebra el Día de la Lengua, un día festivo generalmente observado por naciones que han luchado por el derecho a hablar su lengua materna.

Hace 22 años, el 31 de agosto de 1989, cuando aún formaba parte de la Unión Soviética, y tras intensas deliberaciones, Moldavia adoptó la lengua rumana como lengua estatal y volvió al alfabeto latino. Durante el período de dominio soviético, el país se había visto obligado durante casi 50 años a usar el alfabeto cirílico [en], y la Unión Soviética propagaba continuamente la existencia de la lengua moldava como entidad propia distinta a la lengua rumana.

"Nuestra lengua, el rumano"

"Nuestra lengua, el rumano"

Veinte años después de la disolución de la Unión Soviética, la lengua oficial sigue siendo objeto de debate en Moldavia. Mientras la Constitución la denomina moldava, el sistema educativo enseña el rumano y las minorías étnicas insisten en formalizar el ruso como segunda lengua oficial.

Con anterioridad a la celebración de este año del Día de Nuestra Lengua Rumana, los cibernautas moldavos organizaron una protesta a través de Facebook [ru] en la que exigían a las autoridades que sustituyeran la expresión “lengua moldava” por “lengua rumana” en el sumamente polémico Artículo 13º de la Constitución Moldava.

Los organizadores de la iniciativa motivaron a los asistentes con los siguientes eslóganes:

¡EXIGE LO QUE TE PERTENECE; EXIGE LA INSTITUCIONALIZACIÓN DE LA LENGUA RUMANA!

Durante 20 años ha permanecido escrita en la Constitución de la República de Moldavia una injusticia que daña la Verdad Histórica de nuestra nación. Los de ayer, los de hoy y los de mañana viven esta injusticia todos los días, la toleran y la condenan, se rebelan contra ella y se avienen a ella, pero ¿qué dejaremos a nuestros descendientes y cómo podremos mirarlos a los ojos con la vergüenza de nuestra cobardía?

Nuestros padres lucharon por abandonar el Imperio Soviético, ¿qué hacemos nosotros para mantener la dignidad de sus nombres?

Los cibernautas utilizaron Facebook para organizar una protesta bajo el eslogan: "¡VEN! a proteger la LENGUA y la HISTORIA"

Los cibernautas utilizaron Facebook para organizar una protesta bajo el eslogan: "¡VEN! ¡a proteger la LENGUA y la HISTORIA!"

Este llamamiento a la protesta culminó con el siguiente mensaje:

La afirmación de la identidad rumana no afecta nuestra actitud hacia la identidad de los grupos étnicos minoritarios (ucranianos, rusos, búlgaros, gagauzos) que viven junto a nosotros en la República de Moldavia. Tenemos que respetarnos los unos a los otros.

Sergiu Scarlat escribió [ru] en la página Facebook del evento:

Tenemos que luchar contra los invasores (amigos rusos) y demostrar claramente que estamos en casa y que aquí hablamos rumano o al menos moldavo, si alguien encuentra la diferencia…

Alrededor de 200 personas, de las más de 1000 que habían firmado en la página de Facebook, asistieron finalmente a la protesta celebrada el 30 de agosto en la capital, Chisinau.

Los manifestantes llevaban pancartas en las que se leía:

Sin lengua, sin historia. ¿Nos quedamos con pan y circo?

20 años de “lengua moldava”. ¿Cuánto tiempo más vamos a soportar?

La lengua moldava – ¿un invento de los invasores?

¡La lengua rumana es mi patria!

El evento recibió cobertura [ru] por parte de los principales medios de comunicación. Los rumores en la blogosfera retratan el estatus aún frágil y controvertido de la lengua rumana.

Traian Vasilcau denuncia [ru] el estatus actual de la lengua rumana en Moldavia:

Puesta sobre el muro de la infamia, la lengua rumana ve ante sus ojos un mar de oscuridad tan grande que es fácil chocar unos contra otros.

Continúa:

Desde la declaración de independencia de la República de Moldavia, sepan que sólo el 1 por ciento de los extranjeros besárabes han aprendido la lengua pseudoestatal.

“Pseudo”, porque el eterno problema del nombre de la lengua rumana forma parte de la ciencia ficción.

Es moldavo para las poblaciones inconscientes y para los pro-comunistas, y rumano para la población consciente de [Besarabia].

Alex Cozer evalúa [ru] la situación de la misma manera:

Aun así, al igual que ocurre con la “independencia”, nuestra lengua “rumana” es una celebración falsa, porque, de hecho, la lengua rumana, como la independencia, es pisoteada y no respetada.

Este bloguero pide al Primer Ministro que mantenga su promesa de obligar a la principal (y monopolística) cadena de cines que doble o subtitule las películas en rumano. En los principales cines de la capital moldava sólo pueden verse películas en ruso.

Al otro lado de la barricada, el bloguero Nicolae Pascaru participa en un debate [ru] en el que argumenta que el nombre del idioma debería ser moldavo, ya que así aparece escrito en la Constitución.

Los comentarios sobre esta opinión han sido mayoritariamente críticos. Un usuario que se hace llamar Infinit dice [ru]:

Siento decirles esto, pero existe un problema con la Constitución. Me temo que se han colado varios errores. La lengua moldava es uno de ellos y ni siquiera es el más serio. No he visto que la Constitución Moldava mencione que Smirnov [el autoproclamado líder de la entidad secesionista de Transnistria] deba controlar Transnistria desde 1990, ni que las unidades militares de otros estados deban estacionarse en el territorio de Moldavia.

Tudor Darie deplora [ru] el hecho que determinados miembros del parlamento moldavo no sepan hablar rumano. Según él, la solución es ésta:

El Gobierno y el Parlamento necesitan crear las condiciones necesarias para proteger y promover “la lengua estatal” y nosotros (quienes seguimos la verdad histórica) ¡no debemos mendigar, sino imponer respeto hacia la lengua rumana!

Corneliu Gandrabur se remonta hasta el 31 de agosto de 1989 en su post [ru]:

El 31 de agosto de 1989 yo tenía 2 años y 9 meses; posiblemente hablaba aún rumano. Ese día, cuando probablemente jugaba sobre la arena delante de la casa, en la calle Lenin, había mucha gente reivindicando al unísono la lengua rumana y el alfabeto latino. Consiguieron lo que pedían, pero con derecho a hablarla sólo una vez al año.

[…]

¿Durante cuántos años más hablaremos rumano sólo un día al año? Pregunta difícil incluso para mí, ¡ni siquiera voy a escribir nada sobre quienes están ahora en el poder!

Alexandru Tanase escribe [ru] en su muro de Facebook:

En el 89 estuve en la plaza [Plaza Nacional] junto a miles de personas que luchaban por la adopción de la lengua rumana como lengua estatal y el regreso al alfabeto latino. De hecho, no se luchaba solamente por el regreso de la lengua rumana a la vida pública. En el 89 luchábamos por la dignidad, que es la base y la suma de todos los derechos y valores humanos. ¡Enhorabuena a todos!

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.