¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Trinidad y Tobago: Debatiendo el estado de emergencia

La inesperada declaración de un estado nacional de emergencia para lidiar con el alto índice de criminalidad ha tomado por sorpresa a los ciudadanos de Trinidad y Tobago. En una conferencia de prensa en la noche del domingo 21 de agosto, la Primera Ministra Kamla Persad-Bissessar anunció [en] que “luego de mucha deliberación, se había acordado que el Gobierno impusiera un estado de emergencia limitado en las zonas más peligrosas en todo el país”. Este paso legal, que afecta a una amplia gama de derechos civiles, ha provocado un amplio debate sobre las raíces de la violenta criminalidad en Trinidad y Tobago y las consecuencias de la más reciente estrategia del gobierno.

El estado de emergencia requiere una proclamación presidencial en condiciones especificadas en la Constitución de Trinidad y Tobago, como lo hizo notar [en] KnowTNT.com. Otorga a las autoridades facultades legales especiales temporales para arrestar y buscar ciudadanos sin una orden. También impone un toque de queda en la ciudad capital, Puerto España, y sus suburbios inmediatos, así como los principales centros urbanos de San Fernando, Arima y Chaguanas, y obliga a los ciudadanos a permanecer en sus casas entre las 9 pm y las 5 am. Otras Regulaciones de Facultades de Emergencia [PDF, en] afectan el hábeas corpus y derechos ciudadanos de libertad de tránsito, de asamblea, de asociación, de expresión y de privacidad.

En las últimas décadas, la tasa de asesinatos ha aumentado dramáticamente en Trinidad y Tobago, avivada por el aumento de pandillas criminales, el ilegal comercio de drogas y la amplia disponibilidad de pistolas ilegales. Sucesivos planes de prevención del delito, fuerte inversión en tecnología de vigilancia y hasta la contratación de un comisionado de policía canadiense han tenido poco efecto. En días recientes, el país estuvo horrorizado por una serie de asesinatos — 11 en un lapso de cuatro días [en]. Al anunciar el estado de emergencia, Persad-Bissessar dijo: “La actual racha delincuencial dicta que se debe hacer más y se debe desplegar una acción más fuerte… debe ser una respuesta que contenga el actual pico de actividad de pandillas y delito en general en el menor tiempo posible”.

Algunos triniteneses en línea acogieron bien la estrategia del gobierno. “Los lectores frecuentes de este blog sabrán que es algo exigido en muchas ocasiones y apoyo fuertemente”, dijo [en] el blogger Jumbie's Watch. “Muchos han estado exigiéndole al gobierno esta acción firme y decisiva y nos guste o no, esta es”, escribió [en] Plain Talk. En Twitter, @taramjohn declaró su “apoyo al #stateofemergency [#estadodeemergencia] #lockdown [#encierro]:

Prefiero estar en casa a las 9pm que sentirme insegura en el país en que vivo. #patience [#paciencia]

Otros cuestionaron la eficacia de un estado de emergencia, las consecuencias para los derechos civiles, y la posibilidad de que las autoridades abusen de la emergencia. El usuario de Twitter @AsaMarie91 anotó sarcásticamente:

¡Creo que la idea de llamar a un #stateofemergency en #trinidad es grandiosa!… Si estuviéramos luchando contra vampiros >.<

@tsaboca preguntó:

¿Qué pasa si tus enemigos tienen amigos policías?

Y @fakekamla —una cuenta de Twitter que se hace pasar por la Primera Ministra de forma satírica— intervino, naturalmente:

El dengue me sigue matando. Dormí todo el día y acabo de levantarme. Soñé que declaré el estado de emergencia y confundí tremendamente a todos.

Los efectos económicos del estado de emergencia, y en particular del toque de queda, también estuvieron bajo escrutinio. “Si este país fuera una corporación, el precio de nuestra acción estaría dirigiéndose al sur en este momento”, comentó @30daysnFebruary a través de Twitter. “Pobre industria del turismo”, dijo @Track7Music. “Ya estaba en escombros y ganando como… $10 al año… Ahora con seguridad que está a punto de extinguirse”.

En las horas que siguieron al anuncio del estado de emergencia, muchos trinitenses estuvieron perplejos por la falta de información oficial confiable. Las medidas se programaron para entrar en vigencia la medianoche del 22 de agosto, pero las Regulaciones de las Facultades de Emergencia no se publicaron hasta varias horas más tarde. Una lista inexacta de las áreas con toque de queda circuló en línea y a través de redes móviles.

Como suele suceder en la esfera de los medios sociales en Trinidad y Tobago, el debate más animado se desarrolló en la semiprivacidad de Facebook, que también fue un canal para difundir noticias y rumores. El usuario de Facebook Brendon J. O'Brien publicó una nota que atrajo varias docenas de respuestas (citado con permiso explícito del escritor):

Yo, por ejemplo, me quedo con las ganas de una explicación mucho más seria para medidas tan serias (o por lo menos que suenan serias). La señora Persad-Bissessar dice que la actual tasa de criminalidad prueba que “el gobierno debe responder en la manera más definitiva posible”. Esto sería completamente comprensible si se pudiera… entender completamente. Mientras que el crimen es un verdadero problema para los trinibagonianos, creo que podemos estar de acuerdo en que hay mucho más por hacerse dentro de una calma razonable. Sin embargo, esto simplemente es un loco apresuramiento al extremo…. muchos ya han empezado a advertir a amigos y parientes de la posible fuerza excesiva, y a decir que temen al policía más que al ladrón. Esto dará forma a cómo respondamos a un estado elevado de fuerza protectora, y debió haber sido tenido en cuenta al armar este plan… El resultado final en los próximos días puede ser solamente confusión.

En Twitter, los trinitenses rápidamente adoptaron las etiquetas #stateofemergency [#estadodeemergencia] y #stateofemergencytt [#estadodeemergenciatt]. La regulaciones del toque de queda —el aspecto del estado de emergencia probablemente afectará a los ciudadanos comunes y corrientes— llamó la atención de manera particular. El comediante @Buhwamoder escribió:

Para todo aquel que esté dudando de que este toque de queda realmente ayudará sólo recuerden que no te pueden asesinar a la luz del día.

@AdVerse4490 estuvo más desafiante:

Eh…Kamla… TE AVISO, si me siento con ganas de salir de MI casa, VOY A SALIR DE M CASA. ¿Entiendes?

@oilandmusic76 señaló que las regulaciones tenía por objetivo comunidades específicas consideradas como “zonas rojas” de pandillas:

Ahora la parte temible es que este es un ‘estado de emergencia limitado” en algunas áreas solamente. Léase: pobres/negros.

@ _Kavira_ expresó una opinión ampliamente difundida:

¿Acaso la designación de zonas rojas significa que el delito podría migrar potencialmente a las otras zonas?

@AltonBertie agregó:

Pero todavía no he escuchado ninguna solución viable para los delitos. Cómo van a evitar el delito DESPUÉS del #stateOfEmergency.

Y el escritor B.C. Pires, que tuitea desde @ToBCorNotToBC, reaccionó a una declaracion del comisionado interino de policía según la cual los medios no eran considerados un “servicio esencial” con el propósito de emitir salvoconductos de toque de queda:

¿Por qué pensaría alguien que los periodistas son esenciales en un estado de emergencia? No quieren que la gente averigüe lo que están haciendo, ¿no es cierto?

Si permites a los periodistas cubrir las golpizas de los policías, los arrestos intimidatorios, etc ¿cuál sería el objetivo de un estado de emergencia?

Un comentarsta en el blog Trinidad and Tobago News sugirió [en] que el estado de emergencia también podría tener algo que ver con actuales negociaciones entre el gobierno y el principal sindicato de servicio público, que ha incluido amenazas de una huelga general:

Todo para evitar el malestar civil debido a la acción industrial, no a los derechos humanos…. ¿Qué está pasando de verdad? No seamos emocionales sino objetivos. ¡Esta medida detendrá el movimiento laboral en sus predios antes de abordar cualquier elemento criminal!

Mientras tanto, las novedades en Trinidad y Tobago atrajeron la atención por otros lados en la región del Caribe, donde otros países han luchado para controlar los niveles de delito y violencia. Desde San Vincente y las Granadinas, el blogger Abeni cuestionó [en] la sabiduría de las acciones del gobierno de Persad-Bissessar:

Aunque estoy de acuerdo en que el aumento de la violencia en la región es causa de gran preocupación, esta medida me golpea por nerviosa, mal pensada y cínica. Puede ser que se gane algo en el corto plazo, pero cuando esta emergencia limitada se levante, estoy seguro que será negocio como siempre. Así que en lugar de colocar un limitado estado de emergencia e interferir con los derechos básicos de las personas, mejor que los líderes caribeños se sienten e identifiquen qué está impulsando este surgimiento de violencia en sus respectivas islas.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.