Pakistán: Cibernautas contra allanamiento a curadora de arte

El mes sagrado de Ramadán ha traído mucho más que sólo ayunos para los pakistaníes  – basta con mencionar el incidente en la Galería Nairang, en Lahore. Hace unos días, un oficial a cargo de una estación de policía junto con otro colega irrumpieron en la Galería de Arte Nairang en Lahore [en].

El allanamiento fue llevado a cabo con el pretexto que la curadora de arte de la galería estaba usando una camiseta sin mangas y además interactuaba con un hombre, algo muy contrario a los puntos de vista de los conservadores, lo que sin duda para ellos raya en la obscenidad.

Tan pronto el incidente salió a la luz, toda la esfera virtual pakistaní se repletó de posts y tuiteos condenatorios. Disgustados y horrorizados ante tal descarada violación de derechos humanos por un agente del orden público, las demandas solicitaban tomar acciones contra el oficial para que hechos como ese no volvieran a ocurrir jamás. La Comisión de Derechos Humanos de Pakistán también expresó severa preocupación [en] con respecto al incidente y demandaron que inmediatamente se tomaran acciones contra el agresor.

Expresando su horror por el hecho que algunos medios de comunicación estaban más preocupados por la vestimenta de la curadora que por el problema del hostigamiento, Meera Ghani escribe en Pak Tea House [en]:

La gente prefiere pasar por encima el hecho que aquellas mujeres fueron atacadas ilegalmente por un policía y en vez de eso, se centran en la ropa que usaban o si sus vestimentas eran o no islámicas. Debido a eso justifican el ataque incluso aunque no hayan hecho nada malo.

Amir Qureshi, escribiendo en Let us Build Pakistan [en], equipara el acto con la moral policial de los Talibanes:

A través del apoyo implícito del estado, nuestras fuerzas policiales se han convertido en la versión pakistaní más clara del Ministerio para la Propagación de la Virtud y Prevención del Vicio [en] (Institución talibán). Es un recuerdo del ya casi olvidado video publicado por el grupo de Los derechos de la Mujer Afgana en el que un Talibán golpeaba a una mujer en la calle porque su vestido (burka) descubría sus tobillos.

Comentando la respuesta relativamente moderada de los medios de comunicación acerca del asunto, Amir se refiere fugazmente a la causa de la aplicación de tales políticas morales del General Zia [en]:

En los años posteriores al término del régimen de Zia, sucesivos gobiernos reforzaron la islamizada historia nacional, integrándola con firmeza en la imagen que Pakistán tiene de sí misma.

Es por eso que cuando un oficial de policía hoy en día irrumpe en una galería de arte y ataca a su personal – acusándolos de “fahashi”-  hay una mínima indignación.

El Sr. Nayyar Ali Dada, dueño de la galería y padre de Amir Ali Dada quien fue detenido y llevado por la policía durante el ataque, se dirigió al Primer Ministro y al  Inspector General de la Policía  de Punjab en una carta en el blog Lahore Nama [en]. Citando sus derechos constitucionales como ciudadano de Pakistán y la clara violación de derechos efectuada por un oficial de policía, señalando [en]:

Su señoría, los hechos narrados a continuación demostrarán cómo nuestros derechos fundamentales; Artículo 14 (Derecho a la Dignidad), Artículo 9 (Derecho de la vida), Artículo 18 (Derecho al Comercio/Negocios) conferidos por la Constitución han sido infringidos y violados por un Oficial de Policía haciendo uso propio e indebido de la ley, del Código Penal Pakistaní y del Orden Policial de 2002.

Así, luego de narrar los eventos mencionados el Sr. Nayyar solicita que se tomen acciones en contra del culpable,

En vista de lo anterior, solicito al Sr. Primer Ministro y al Inspector General Policial tomar acciones contra el Oficial de Policía respaldado bajo la sección 155  del Orden Policial de 2002 e iniciar procedimientos por mala conducta amparados bajo la ley de Eficiencia, Disciplina y Responsabilidad de Empleados de 2006.

Tomando en cuenta que el gobierno no se ha pronunciado sobre el tema, artistas y demás personas exigen una investigación con respecto al incidente, y muestran su descontento realizando protestas. A continuación, la invitación a las manifestaciones simultáneas en Karachi, Lahore e Islamabad que fue rápidamente propagada por la blogósfera, señalando lo siguiente [en]:

Artistas, críticos de arte, galeristas y miembros de la sociedad civil se manifestarán en Karachi, Lahore y en Islamabad el 13 de agosto de 2011 (detalles más abajo) para mostrar solidaridad con la Galería de Arte Nairang, Lahore, la cual fue atacada el 2 de agosto de 2011, y dejar marcada su presencia protestando contra la reprochable conducta del policía. Pedirán a Rana Zulfiqar (Jefe de la Estación de Policía) una disculpa pública y su despido de las fuerzas policiales por golpear a la curadora y al personal de la Galería Nairang. Toda la gente interesada y preocupada por estos hechos debe unirse para así detener la violencia policial contra los ciudadanos.

Hay poca esperanza de que se tomen duras sanciones contra el oficial de policía, ya que Pakistán tiene un listado de hechos similares en el que generalmente este tipo de personas se salen con la suya. Sin embargo, la fuerte condena de la comunidad virtual de Pakistán y la sociedad civil es una aseveración de que existe la convicción de resguardar la libertad de expresión ya sea en temas de arte o literatura. Y los intentos por suprimir esta libertad bajo el amparo de la moral policial serán confrontados constantemente  por esta resistencia si continúan con hechos similares a éste.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.