¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Camerún: ¿Y si no votamos el 9 de octubre?

Las elecciones presidenciales [fr] del 9 de octubre en Camerún, parecen no generar mucho interés en las personas. Para muchos camerunenses, esta elección no tiene mayor incidencia y los votantes creen que sus votos no valdrán la pena, ya que los resultados demuestran la preferencia por el actual presidente Paul Biya.

El blog político camerún Libre et Solidaire intenta justificar esta  falta de interés [fr]:

El gran problema en Camerún es que la gente no se está interesando en la política. Son demasiadas las promesas sin cumplir hechas por políticos fraudulentos que lo único que desean es estar en el poder para sus propios beneficios. Lo que obtenemos de esto es que mucha gente no se inscribe en los registros electorales y por consiguiente no ejercen su derecho a voto. El reto está en este gran segmento de gente que espera ser convencido de que aún hay esperanza. Ahora, el único partido de la oposición (Frente Social Demócrata) con la mejor oportunidad para enfrentar al actual presidente …. ha instado a boicotear las elecciones. Uno se pregunta ¿Que querrán conseguir con esto? ¿Cancelarían las elecciones debido a altos niveles de abstención? Jamás.

Paul Biya, speaking at the United Nation in New York City, has been president of Cameroon since 1982. Image by United Nation Photos on Flickr, under a CC BY NC ND 2.0 licence.

Paul Biya, hablando a las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York, ha sido presidente de Camerún desde 1982. Imagen de las Fotos de las Naciones Unidas en Flickr, bajo la licencia CC BY NC ND 2.0

El único candidato capaz de desafiar al presidente Paul Biya, que es descrito como un dictador [fr] y que ha estado en el poder desde el 6 de noviembre de 1982, es precisamente él mismo, Paul Biya. Aunque su candidatura para su propia reelección no ha sido una sorpresa, de todas maneras ha causado bastante revuelo [en] en la opinión pública.

Sin embargo, siendo más detallistas, uno está obligado a darse cuenta que en realidad no existe una real oposición lo suficientemente fuerte como para preocupar a Paul Biya. Esta opinión está apoyada en el hecho que entre los 21 candidatos [fr] seleccionados por el Consejo Electoral, ninguno de ellos destaca en realidad, como expresa este bloguero [fr]:

Es verdad que en esta gran cantidad de candidatos encontraremos a los eternamente llamados opositores como John Fru Ndi, Adamou Ndam Njoya, Jean Jacques Ekindi…. También es cierto que hay algunos más excéntricos, haciendo de extras, en el nombre de Paul Biya debido a un exceso de celos. El hecho es que en estas estúpidas candidaturas hay que ver la mano invisible del partido del estado (Movimiento Popular Democrático) Si no, ¿Cómo estas personas, que son prácticamente desconocidas incluso en el área donde viven, que ni siquiera son funcionarios electos y que no pertenecen a ningún movimiento político, logran reunir las firmas necesarias para sus respectivas postulaciones?

Campaign poster to encourage registration on eclection lists, in Douala, Cameroon, July 2011 - Image by Flickr user verni22im, published under CC BY licence.

Cartel de Campaña para promover las inscripciones en las listas electorales en Douala, Camerún. Julio de 2011. Imagen del usuario de Flickr verni22im, publicada bajo licencia CC BY

¿Dónde está la oposición?

¿Y dónde está la oposición en Camerún? De acuerdo con Allain Jules en su blog [fr], simplemente no la hay:

Inexistente, esa es la palabra. Aparente apatía. Nada para taparles la boca. Cualquiera sea la razón, a pesar del desgaste de poder que hay, especialmente desde que la oposición más viable de Camerún para hacerles frente al actual gobierno (SDF) El Frente Social Demócrata de John Fru Ndi se convirtió en gran amigo del partido político de Paul Biya RDPC [Movimiento demócrata popular, fr]; un romance tejido desde que la última esposa de su líder fuera evacuada para ser tratada en Francia por el palacio Etoudi (el palacio presidencial), nada es como lo solía ser. Seamos realistas: hoy, el RDPC es inmejorable, incluso sin fraude.

En la misma línea el sitio de noticias Slateafrique.com publica un análisis [fr] hecho por el famoso analista político camerunés Mathi Eric Owona Nguini:

La oposición está enormemente debilitada. Sus líderes están muy desgastados y su gran desventaja es la falta de programas y propuestas ideológicas. Además, está fragmentada y carece de unidad y nuevos impulsos. Lo cual obviamente beneficia al partido gobernante que ha estado en el poder por más tiempo y tiene más experiencia..

Sin embargo, en un artículo [fr] publicado en 2010, el economista Thierry Amougou, consciente del problema, había invitado a los cameruneses a no olvidar y a no ser engañados otra vez por el régimen en el poder, recordándoles los hitos que marcaron el “ciclo” de Paul Biya al mando del Estado Camerunés [fr]:

Aunque las encuestas en todo el mundo muestran que los votantes, en promedio, son guiados por los eventos ocurridos no mayores a 6 meses a la fecha de votación, se les pide a los cameruneses tener una memoria más extensa esta vez. No han sido sometidos a la mala dirección del Renouveau National por 5 o 10 años, sino que por casi 30.

Ser olvidadizo, en 2011, es no recordar que sus actuales políticas tienen por objetivos hacer olvidar:

-  múltiples cambios constitucionales en favor de una persona.

- la creación de Elecam (Comisión Electoral Nacional), en vez de una verdadera comisión electoral independiente.

- los asesinatos de jóvenes camerunenses en febrero de 2008;

- y [anticorrupción] Operación Epervier [fr], el resultado de 30 años de mal gobierno del Renouveau National.

Ante esta situación, uno se ve tentado a preguntarse sobre el futuro de este país, el cual jamás se ha cansado en el pasado [fr], y cuyo actual presidente nunca ha sido capaz de alcanzar la unanimidad.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.