¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Januária: Haciendo de la ciudad un sitio mejor para vivir

El proyecto de medios ciudadanos en el pueblo de Januária en Minas Gerais, Brasil, que ha durado una semana, está llegando a su conclusión con una graduación y una celebración planeada para el fin de semana del 15 de octubre. Organizado por el grupo Amigos de Januária [en], el proyecto ha estado capacitando a 14 jóvenes, que solicitaron participar en el curso que les está enseñando cómo usar el periodismo ciudadano para seguir de cerca al gobierno local. A lo largo de talleres de dos días, realizados cada fin de semana, los participantes han estado usando una combinación de recolección de datos de campo mediante la documentación de sus observaciones y entrevistas a habitantes de la ciudad, e investigación en línea para averiguar posibles soluciones a fin de hacer de la ciudad un mejor lugar para vivir.

El grupo también ha estado publicando el blog colectivo Amigos de Januária [pt], y cargando fotos y videos digitales en sus cuentas de Flickr y YouTube, respectivamente.

Además, los organizadores del proyecto han estado haciendo un excelente trabajo de actualización de sus progresos en el blog del proyecto de Rising Voices [en], donde incluyen información sobre oradores invitados, actividades semanales y la implementación general del proyecto. También han puesto a disposición los materiales de currículum [en] (formato .pdf) en línea para ser descargados.

Acá una muestra de unos cuantos posts escritos por los participantes y traducidos:

Priscila Souza de Carvalho nota que caminar por la ciudad puede ser peligroso debido a las veredas disparejas que pueden hacer difícil que se llegue a destino. Por ejemplo, se da cuenta que la falta de una vereda cerca del Centro de Salud de Viva Vida ha hecho que les sea difícil a las mujeres embarazadas llegar a sus citas. Para la historia, Priscila conversó con habitantes de la ciudad sobre sus opiniones acerca de estas veredas [pt] y sobre el deber de la ciudad de brindar este tránsito seguro:

Mas não é o que vemos, a principal rua de maior movimentação da cidade a Avenida Cônego Ramiro Leite os pedestres tem pelo menos duas reclamações principais que os fazem atravessar a avenida pela calçamento de carros, motos e bicicleta. Primeiro a irregularidade das calçadas com grandes degraus ou por vezes tomada por postes de iluminação ou semáforo que torna inviável a passagem de pedestres principalmente idosos, gestantes ou portadores de necessidades. E segundo é a utilização inadequada dos calçamentos para exposição de produtos ou até um estacionamento extinguindo a calçada.

Pero eso no es lo que vemos. En Cônego Ramiro Leite, la calle con más movimiento de la ciudad, los peatones tienen al menos dos importantes reclamos que los hacen cruzar la avenida por la vía para autos, motos y bicicletas. Primero, las irregularidades de las veredas con grandes escalones, a veces tomadas por postes de iluminación o por semáforos, lo que hace imposible el paso de los peatones, sobre todo las personas mayores, madres gestantes y personas con discapacidad. La segunda queja es el inadecuado uso de veredas para exposición de productos o hasta un estacionamiento que elimina la vereda.

Foto de Amigos of Januária

Luego de escribir estas observaciones, se dirigió a la Agencia Brasileña para Parámetros Técnicos [pt] a fin que se enteraran de lo que se necesita para los espacios públicos.

Una decisión del gobierno municipal de reubicar a los vendedores de comida en la calle a una nueva ubicación cerca de la Carretera Antigua en Januária fue bien recibida, al principio. Sin embargo, la periodista ciudadana Hellen Sofia nota que esta nueva iniciativa carecía de previsión por parte de las autoridades debido a la cantidad de basura que se produce y de la que no se ocupan. Su post se titula “¿Plaza de Comida o Plaza de Basura?” [pt]. También se dio tiempo para hablar con los afectados:

“Aqui se produz uma enorme quantidade de lixo e pagamos os carroceiros para jogarem em algum lote vago ou dá aos porcos, as vezes fica até nojento de parar aqui para comprar algo”. Palavras de um dos vendedores do local. A ideia foi bacana, mas tinha que ser bem elaborada desde a produção dos alimentos até a dispersão deles, tanto por parte das autoridades responsáveis e pelos vendedores. Pensaram em tudo, mas esqueceram o principal, pra onde que vai todo esse lixo?

“Aquí se produce una enorme cantidad de basura y pagamos a los recolectores de basura para que la tiren en algún lote vacío o se la den a los cerdos. A veces es desagradable pararse y comprar cosas” – palabras de uno de los vendedores del local. La idea estuvo bien, pero debía ser bien elaborada, desde la producción de los alimentos hasta su desecho, tanto por parte de las autoridades responsables como por los vendedores. Pensaron en todo, menos en el tema principal: ¿dónde botar toda esta basura?

Además de entrevistas a los habitantes de la ciudad sobre estos problemas, los participantes del proyecto también tomaron las calles para documentar algunas de sus observaciones. Luana Ramos participó en el trabajo de campo de fotografiar problemas en la comunidad por los que tenía curiosidad. Se sorprendió por la cantidad de perros callejeros y abandonados en las calles de Januária. Luego de algunas investigaciones, se enteró de cómo abordan el tema las  autoridades [pt]:

De acordo com pesquisas feitas durante a semana, a Fundação Nacional de Saúde (Funasa), atualmente só realiza o trabalho de recolhimento dos animais doentes, para serem sacrificados, os demais são vacinados e soltos novamente nas ruas, já que em Januária não existe um canil para abrigar esses animais. A Funasa de Januária possui um veículo com carrocinha responsável pela captura dos animais pela cidade. Segundo informações levantadas em média 200 cães doentes são sacrificados por mês, sendo que as doenças mais comuns são o calazar e a sinomoze.

Según las averiguaciones realizadas durante la semana, la Fundación Nacional de Salud (Funasa) actualmente solamente brinda el servicio de recojo de animales enfermos para sacrificarlos, y al resto lo vuelven a soltar a las calles, pues Januária no tiene una perrera para darle refugio a estos animales. La sede de Funasa en Januária tiene un vehículo con un vagón para capturar animales en toda la ciudad. Según la información recogida, hay un promedio de 200 perros enfermos que se sacrifica cada mes, y las enfermedades más comunes son leishmaniasis y distémper canino.

Foto de Luana Ramos

En las próximas semanas, Rising Voices tendrá más traducciones de estos posts, así como fotos y videos realizados por los jóvenes del proyecto de medios ciudadanos Amigos de Januária.

Gracias a João Miguel Lima por su ayuda con la traducción del portugués.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.