¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Proteger las selvas africanas: El legado de Wangari Maathai

Este post forma parte de nuestra cobertura especial de Enfoque en áreas forestales: Amazonía.

Wangari Maathai, una destacada activista keniana dedicada al medioambiente y a la política, y ganadora de un premio Nobel en el año 2004, falleció el día 25 de setiembre de 2011. Fue la primera mujer africana que ganó este premio y se la reconoce en el mundo entero como una líder en la lucha por proteger al medioambiente del continente africano, a partir de acciones sustentables. También integró el jurado del World Future Council (Consejo para el Futuro del Mundo) [en], para una premiación anual que tuvo lugar la semana anterior a su deceso.

Wangari Maathai. Image under CC License from Wikipedia.

Wangari Maathai. Imagen con licencia CC de Wikipedia.

El Consejo seleccionó a Ruanda y Gambia como ganadores del premio 2011 a las mejores políticas forestales. También fue galardonada la Enmienda de 2008 a la Ley Lacey, de Estados Unidos, que prohíbe el comercio de plantas, maderas y derivados de origen ilegal. La Ley Lacey ya ha contribuido notablemente a disminuir la tala ilegal del palo de rosa en las selvas lluviosas de Madagascar.

Otras naciones africanas también obtuvieron resultados admirables al proteger a sus ambientes de las crecientes amenazas derivadas del cambio climático.

Ruanda

Ruanda fue premiada por sus persistentes esfuerzos contra la reducción de la cobertura forestal. La filosofía que propone a la reforestación como premisa se expone a continuación [fr], en Afrik.com:

Les experts disent que le transfert de propriété des terres et des ressources aux communautés locales est un moyen de sortir de la tragédie des biens communs, [..]  Le gouvernement est actuellement en train de mettre en oeuvre une stratégie de développement économique et de réduction de la pauvreté qui considère l’inversion de la déforestation comme un facteur crucial dans la réduction de la pauvreté, et a fixé l’objectif d’augmenter la couverture forestière du pays de 30 pour cent d’ici à 2020. La couverture forestière a déjà augmenté de 37 pour cent depuis 1990.

Los expertos sostienen que transferir la propiedad de terrenos y recursos a las comunidades locales es una buena medida para superar la tragedia que generan los terrenos públicos […] en estos momentos, el gobierno está implementando una estrategia para desarrollar la economía y reducir la pobreza, que valora a la reforestación como factor crucial para lograrlo y establece como meta aumentar el área forestada del país en un 30 % para el año 2020. La cobertura forestal ya ha sido incrementada en un 37 %, desde 1990.

Gambia

Tree in Gambia by Guillaume Colin on Flickr (CC BY-NC-ND 2.0).

Árbol en Gambia. Por Guillaume Colin, en Flickr (CC BY-NC-ND 2.0).

El otro país africano que obtuvo su primer Silver Award fue Gambia, gracias a su Política Forestal Comunitaria. Eduardo Rojas Briales, Director General Adjunto de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, explica [en]:

El éxito de la Política Forestal Comunitaria de Gambia demuestra que —incluso en los países más pobres— con las políticas y legislaciones adecuadas, las poblaciones rurales pueden mejorar su economía y aumentar significativamente su seguridad alimentaria. En Gambia, esta innovadora política incluyó la transición de la propiedad forestal desde el Estado hacia una administración local a manos de las comunidades. Esto les permitió reducir la tala ilegal y aprovechar los productos forestales en beneficio propio. [..] Gambia ha logrado resistir la fuerte tendencia a la deforestación que afecta al continente africano, y ya cuenta con 350 aldeas que administran el doce por ciento de las áreas forestales del país. Además, se ha incrementado la cobertura forestal neta en un 8,5 % durante las últimas dos décadas.

Madagascar

La Enmienda de 2008 a la Ley Lacey de Estados Unidos es la medida institucional que más ha ayudado a proteger las selvas lluviosas amenazadas de Madagascar.  Esta Ley prohíbe el comercio de plantas, maderas y derivados obtenidos en forma ilegítima.

La tala ilegal del palo de rosa de Madagascar ha obstaculizado los esfuerzos conservacionistas durante varios años. Como ya fuera explicado previamente en estas entrevistas y en este informe, el tráfico ilegal aumentó en proporciones alarmantes desde la crisis política de 2009.

¿Por qué la Ley Lacey logra atravesar fronteras? Desde Etiopía, Tewolde Berhan Egziabher, Director General de la Environmental Protection Authority, lo explica [en]:

La fuerza de esta Ley radica en su facultad para detectar y otorgar responsabilidades en cada etapa del circuito productivo de la madera. Los importadores se vieron obligados a responsabilizarse por sus productos madereros;  y ya se han obtenido resultados positivos al incrementarse las evaluaciones con diligencia debida y la demanda de productos madereros certificados.

Esta Ley también ha resultado fundamental para proteger ciertas especies de lémur en vías de extinción de la selva lluviosa malgache, en particular el sifaca sedoso.
Problemas en tierras de lémures, [en] de Erik R Patel en Vimeo.

La Ley Lacey también derivó en un pequeño incidente diplomático entre Francia y Estados Unidos, cuando la primera dama Michelle Obama le regaló una guitarra a la modelo/cantante y primera dama francesa Carla Bruni [fr]. El bloguero malagache Avylavitra describió el incidente [mg]:

Fa ny tena anton-dresaka eto dia ny fanomezana nomen’ny vadin’ny filoha Amerikana, Michelle Obama ho an’i Carla Bruni, vadin’ny filoha frantsay Sarkozy, nandritra ny vovonan’ny OTAN tany Strasbourg tamin’ny taona 2009. Gitara Gibson no natolony tamin’izay fotoana izay, vita avy amin’ny hazo Andramena, hazo sarobidy voarara ny famoahana azy avy aty Madagasikara,

Si algo provocó comentarios generalizados fue el regalo que la primera dama, Michelle Obama, le otorgó a la esposa de Sarkozy, Carla Bruni, en la reunión de la OTAN en Estrasburgo, Francia, en 2009. La guitarra Gibson está hecha de palo de rosa, una especie de madera preciosa que se encuentra bajo protección comercial en Madagascar.

Senegal

Route of the Great Green Wall

Proteger las áreas forestales también significa luchar en todo el continente africano contra la desertificación causada por el cambio climático. La iniciativa Gran Muralla Verde (GGW, por sus siglas en inglés) es un proyecto transcontinental organizado por la Comunidad de Estados del Sahel-Sahara (CEN-SAD) y la Unión Africana, que lucha por crear un cinturón vegetal de distintas especies entre Dakar y Yibuti. Este “cinturón” tendrá 15 km. de ancho y un largo aproximado de 7000 km.

En el blog Sécheresse/Désertification se explican con más detalles las implicancias del projecto [fr]:

Entre 2006 et 2007, quatre mille hectares soit environ sept kilomètres d’arbres ont déjà été plantés sur le tracé sénégalais de la Grande Muraille Verte. en 2008, l’Etat plantera des arbres sur une superficie de deux mille hectares dans la région de Louga. Ces végétaux sélectionés et adaptés au territoire, seront boisés en bloc contrairement aux plantations déjà existantes qui sont cultivées de façon discontinue [..] La muraille traversera le Sénégal, la Mauritanie, le Mali, le Burkina Faso, le Niger, le Nigeria, le Soudan, l’Erythrée et finira à Djibouti [..] Le professeur Dia a annoncé que la désertification a fait perdre au Sénégal près de deux millions d’hectares de terres arables.

Entre los años 2006 y 2007, se plantaron 4000 hectáreas o, mejor dicho, 7 kilómetros, de árboles en la ruta senegalesa de la Gran Muralla Verde. En 2008, el Estado se comprometió a sembrar 2.000 hectáreas en la región de Louga. Las plantas seleccionadas han sido adaptadas al territorio y crecerán en conjunto, a diferencia de la escasa vegetación existente [..] La Muralla atravesará Senegal, Mauritania, Mali, Burkina Faso, Níger, Nigeria, Sudán, Eritrea y, en su tramo final, Yibuti [..] Según la Profesora Dia*, la desertificación ya ha causado una pérdida de 2 millones de hectáreas de tierras cultivables en Senegal.

El legado de Wangari Maathai perdurará gracias a las medidas adoptadas por cada nación africana. Su mensaje para el mundo fue que todos, en forma colectiva, debemos enfrentar la amenaza de la desertificación y darnos cuenta de que las comunidades locales son parte integral de este desafío.

* [N. de T.: Prof. Gassama Dia, Ministra de Investigación Científica de Senegal]

Este post forma parte de nuestra cobertura especial de Enfoque en áreas forestales: Amazonía.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.