¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Colombia: Fallece empresario Julio Mario Santo Domingo

El 7 de octubre falleció en Nueva York a los 87 años el industrial colombiano Julio Mario Santo Domingo Pumarejo, considerado por Forbes [en] como uno de los hombres más ricos del mundo.

A través de su grupo empresarial Bavaria y de su firma Valores lideró más de 100 empresas, entre las que desarrolló la industria cervecera, la radio, la aviación, y la televisión en Colombia, así como negocios de otros sectores (servicios de aduanas y bodegaje). Su trabajo fue acompañado de diversos programas sociales. Con su fundación en alianza con el gobierno de Bogotá introdujo la Escuela de Artes y Oficios Santo Domingo y fundó el Centro Cultural y Biblioteca Julio Mario Santo Domingo.

Mientras la mayoría de los medios masivos en Colombia tuvieron los mejores comentarios sobre su vida, la revista Dinero con el título de “Cal y Arena” cita los cinco aciertos y los cinco grandes errores de su trayectoria empresarial.

El Centro Cultural y Biblioteca Julio Mario Santo Domingo, imagen de Colombia Travel en Flickr (CC BY-NC-SA 2.0)

Los cibernautas también se pronunciaron de diferentes maneras.

El blog Soy Periodista, después de recordar su biografía y varios hechos curiosos, concluye con esta frase:

Paz en el panteón al gran Julio Mario Santo Domingo Pumarejo, benefactor social y económico de Colombia y otros países.

El Blog Radal Económico Internacional también le rindió homenaje:

Murió siendo el segundo accionista de la segunda cervecera más grande del orbe, la surafricana SAB Miller, con la que negoció en 2005.

Daniela Gómez (@dgomezvittorino) coincide con lo publicado por muchos tuiteros sobre un artículo de Portafolio que hace referencia al puesto 110 de Steve Jobs según la revista Forbes, dos escalones después de Julio Mario:

Julio Mario Santodomingo era incluso más rico que Steve Jobs!

Julian Velasco (@Julianchov) cuestiona al fallecido por la venta de sus empresas después de que estas fueron creciendo en Colombia:

No creo que Julio Mario Santo Domingo sea alguien al que le debamos nada, antes el robo el país y después se fue vendiendo todo a extranjeros.

Pieranghela Riaño (@Pieranghela) tuitea con sátira y cuestiona el carácter de filántropo con que muchos lo han tildado:

Julio Mario SantoDomingo Filántropo??? Filántropos mis codos!!! Tanta caridad fue por beneficios tributarios.

El blog Restauración Nacional hace un análisis crítico titulado “El Rey del Fraude”, y al finalizar cita el libro del periodista Gerardo Reyes, quien se expresa negativamente sobre empresario fallecido:

Don Julio Mario, es una historia del capitalismo salvaje de este magnate, que describe la trayectoria empresarial y política de JM Santo Domingo, con varias de sus prácticas fraudulentas, respaldado con fuentes, que han costado algunos millones al bolsillo público del pueblo colombiano.

Héctor Abad Facio Lince hace un reconocimiento en el periódico El Espectador, y recuerda cuando fue invitado a la casa del empresario en Estados Unidos por intermedio del Premio Nobel de Colombia, Gabriel García Márquez:

(…)  Resolvió salvar a El Espectador de una quiebra inminente. Y no sólo salvó esta empresa, que es un orgullo del periodismo colombiano, sino que (al menos en lo que a mí me consta como miembro del Consejo Editorial), nunca metió la mano para decir lo que debía pensarse o publicarse y lo que no.

2 Comentarios

  • Fernando Angel

    Nos hacen creer que fue un filantropo pero si vamos a profudidad sobre sus hechos, van de la mano con el dicho “por sus hechos os conoceris” y es cuando vemos explotacion en sus empresas.

  • Cata Villa

    Si este tipo fue tan filángtropo, entonces dónde estan los beneficios para la educación verdadera y el apoyo para evitar la ley 30

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.