¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Haciendo Internet funcional para los Derechos Humanos: La Coalición de Principios y Derechos de Internet

NOTA DEL EDITOR: Este post fue escrito por Dixie Hawtin [en], codirectora de la Coalición Dinámica de Principios y Derechos de Internet [en] del Foro de Gobernanza de Internet. Es parte de una nueva iniciativa de Global Voices Advocacy para informar a nuestra comunidad y al público en general acerca de los asuntos, debates, organizaciones y coaliciones alrededor de la política y gobernanza que determinarán el futuro de Internet.

En el 2005, en medio de caldeados debates en los preliminares de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información [en] acerca del futuro de Internet, un grupo de eminentes expertos – que incluye a Lawrence Lessig [en], Richard M. Stallman [en] y Stefano Rodotà [en] – Hicieron un llamado [en] por una “Carta de Derechos para la Red” en respuesta a lo que veían como crecientes amenazas a la dimensión de interés público de Internet. La coalición Principios y Derechos de Internet [en] se formó como respuesta a este llamado.

La coalición Principios y Derechos de Internet es una de las coaliciones dinámicas [en] creadas bajo los auspicios del Foro de Gobernanza de Internet [en]. Somos una red abierta de participación múltiple de individuos y organizaciones dedicada a fomentar los estándares de derechos humanos en las políticas y procesos de gobernanza de internet.

Reflexionando sobre el Foro de Gobernanza de Internet 2011 en Kenia [en], se hace claro que la visión de la coalición de Principios y Derechos de Internet de impulsar estándares de derechos humanos en la gobernanza de internet es un desafío mayor y más importante  que nunca.

Está bien establecido que internet es una herramienta enormemente importante para la defensa de los derechos humanos – nos permite compartir información global en tiempo real sobre abusos  de derechos humanos, construir comunidades de valores compartidos y movilizarnos y colaborar para exigir cambio. Nos permite también ejercer más plenamente nuestros derechos humanos, particularmente el derecho a la libre expresión que incluye no solo recibir información sino también buscarla y difundirla. Al mismo tiempo, internet presenta numerosos retos a los derechos humanos como las persistentes brechas digitales, la censura y las violaciones de la privacidad. Internet cambia rápidamente y puesto que los gobiernos –por razones tanto legítimas como ilegítimas – buscan acceder a un mayor control del medio y los negocios buscan monetizarlo, corremos el riesgo de perder la naturaleza abierta de internet y con ello mucho del potencial para formar un mundo más igualitario.

“La tecnología no es ni buena, ni mala, ni neutral” según la primera ley de tecnología [en] de Kranzberg. El desafío para los defensores de derechos humanos es multifacético. Debemos buscar hacer uso de los instrumentos para impulsar los valores progresistas y al mismo tiempo buscar formar el ambiente para que proteja y expanda su potencial como espacio habilitador de los derechos humanos.

En años recientes la IRP ha elaborado una Carta de Principios y Derechos Humanos para Internet [en], a través de wikis en línea, discusiones por email y una extensa consulta. La Carta aplica los estándares de derechos humanos existentes a internet, explicando lo que significan en el nuevo ambiente que emerge. La Carta elabora también principios de política de internet, tal como la neutralidad de la red, que no son traducciones directas de los estándares de derechos humanos pero son necesarios para crear un ecosistema que de apoyo a los derechos humanos.

La Carta es un documento en evolución, la última versión puede leerse aquí [en]. En el IGF (Foro de Gobernanza de Internet) 2010 en Vilna [en] decidimos que se necesitaba un documento de patrocinio más corto, de “más impacto.” Se formó un grupo pequeño para destilar la Carta a 10 principios claves. Los 10 Principios y Derechos de Internet fueron publicados en marzo 2011 y han sido traducidos por voluntarios, a la fecha, a más de 20 idiomas.

El entorno en el que trabaja el IRP cambia rápidamente. En los últimos años han crecido los esfuerzos para controlar internet. La Iniciativa Red Abierta [en], por ejemplo,registra un creciente conjunto de países empeñados en algunas formas de bloqueo y filtrado en línea. Muchos gobiernos se están cansando del modelo de internet de diálogo de participación múltiple encarnado en el IGF y están tornándose a instituciones de dominio estatal como WIPO (Organización Mundial de Propiedad Intelectual) y la OECD (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico). Otros claman por un nuevo cuerpo político global de internet. La forma que haya de tener tal cuerpo es abierta todavía pero hay temores concretos de que no sería tan abierta a la participación de la sociedad civil y que, en consecuencia, se daría menos peso a las preocupaciones de derechos humanos. Adicionalmente, dada la naturaleza abierta y flexible de Internet hay preocupación de que el control gubernamental será de ritmo demasiado lento y burocrático como para facilitar el rápido crecimiento y cambio.

En un movimiento paralelo, el año pasado ha visto la proliferación de iniciativas adelantando conjuntos de principios para el gobierno de internet. Estas incluyen el Comunicado de Principios para la Legislación de Internet [en] de OECD publicado en junio 2011; los Principios de Gobernanza de Internet [en] del Consejo de Europa; y los Acuerdos Internacionales de Economía Digital [en] del Instituto Aspen, en curso. Algunas de estas iniciativas representan intentos gubernamentales de definir principios, otras representan la visión corporativa y la Carta IRP (junto a otros documentos de la sociedad civil tal como la Carta Internet APC [en]) es lo que la sociedad civil trae a la mesa. Por tanto la escena siguiente es ver cómo se combinan estas contribuciones para fortalecer el marco normativo.

El camino adelante. Un tema clave para la IRP durante el IGF 2011 fue la necesidad de adaptarse a estas nuevas circunstancias con el fin de tener efecto y esto significa adaptar nuestras estrategias y actividades.

Hemos decidido no usar más nuestros recursos para probar y crear una Carta perfecta y definitiva dentro de la Coalición. Dados los esfuerzos en marcha de otros actores para crear tal Carta, nuestros esfuerzos probablemente serían invalidados. En lugar de ello debemos reconocer que la Carta nos ha servido como una plataforma muy útil para despertar conciencia sobre la importancia de proteger y promover los derechos humanos y construir consenso acerca de lo que los estándares internacionales de derechos humanos significan en el ambiente de internet. Ahora necesitamos enfrentar y dedicarnos externamente a las iniciativas y dinámicas que están dando forma realmente a internet.

Nuestro propósito es actuar como filtro de derechos humanos para otras iniciativas – impulsando el más alto nivel de protección para los derechos humanos. Esto significará enlazar con iniciativas en muchos foros fuera de IGF. Una iniciativa a la que hemos sido invitados a aportar es el trabajo del Consejo de Europa para crear una Carta de Derechos de Usuarios. Dentro del IGF también hay conversaciones sobre un intento de construir un conjunto compartido de principios de Gobierno de Internet de participación múltiple a todo lo amplio de IGF. Este es un intento de reafirmar la autoridad del IGF como el foro clave para los asuntos de internet y proporcionar un resultado de valor para guiar la legislación de internet. Aquí también la IRP tiene una oportunidad genuina de promover un marco de derechos humanos para Internet.

Debemos continuar trabajando con otros para construir un movimiento fuerte por los derechos humanos en la gobernanza de internet. Los 10 IRP están particularmente bien diseñados para ese propósito. Debemos traducirlos a más lenguas, especialmente a las lenguas más ampliamente habladas que faltan todavía como el ruso, el chino y el japonés. Y debemos promoverlos más proactivamente a otros que trabajan con este propósito. Finalmente debemos usar los 10 IRP para llamar la atención a los asuntos en los que los estándares de derechos humanos están siendo violados, o están en riesgo de serlo, en internet. Otros grupos (tales comos APC [en], Access [en] y la Comisión de Gobernanza de Internet [en])  están haciendo declaraciones ya; donde nuestros intereses confluyan los avalaremos y promoveremos en nuestras redes. Y nuestro fin debe ser llamar atención a los asuntos no publicados aún.

Estos son momentos apasionantes en el mundo de la gobernanza de internet y la necesidad de promover un enfoque de derechos humanos es urgente. Se hacen ahora decisiones que darán forma al entorno de internet en los años venideros. Si tiene interés en lo que estamos tratando de conseguir y desea participar, por favor únase a nuestra lista de email inscribiéndose aquí [en].

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.