¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Costa Rica: Una campaña viral afirma que el país está dirigido por payasos

Durante los primeros días de noviembre se ha difundido un vídeo viral en Costa Rica. Parece ser una producción de gran presupuesto que hace un juego de palabras con el nombre del país, llamándolo “Costa Risa”.

El vídeo, colgado en YouTube (con más de 24,000 visitas), compara Costa Rica con un circo en el que los altos impuestos, la corrupción y los criminales hacen lo que quieren y se ríen de los contribuyentes y de los ciudadanos de a pie. La campaña se ve como un intento bien financiado para influir en la opinión pública por medio de las redes sociales.

Video screenshot from Amelia Rueda Blog

Pantallazo del vídeo, del blog de Amelia Rueda

El Gobierno ha estado trabajando en la aprobación de un nuevo paquete fiscal que ha encontrado opositores, especialmente en el sector privado. El vídeo, realizado por un grupo llamado “República de Costa Risa”, forma parte de una red social y de una estrategia de comunicación viral con páginas web, blogs y cuentas en Twitter (@RCostaRisa, #costarisa) y Facebook. El comunicado de prensa del grupo lo firma Luis Loria, director de ANFE (Asociación Nacional de Fomento Económico), un grupo de presión de Costa Rica.

El vídeo muestra una especie de circo llamado “Costa Risa” y varios payasos grotescos que bailan y cantan una melodía de carnaval. La letra de la canción afirma que la clase gubernamental está intentando preservar un estado de desorden para su propio beneficio y el de sus compinches:

Costa Risa es mi país, que hay que gobernar así, robos y pobreza a montón, un paraíso de corrupción…

El comunicado de prensa del movimiento “República de Costa Risa” nos informa de que tanto el vídeo como los payasos que lo han organizado forman parte de un movimiento ciudadano para detener el “saqueo” del Gobierno:

La República de Costa Risa es un país ficticio que nace gracias a la iniciativa y apoyo de ciudadanos que rechazan el manejo irresponsable de las finanzas públicas y la intención del Gobierno de Costa Rica de profundizar el saqueo legal de los costarricenses por medio de la aprobación de un nocivo “paquetazo” de impuestos

El blogger Oscar Cruz hace comentarios sobre el gran presupuesto necesario para la producción del vídeo y cuestiona su validez como resultado real de las preocupaciones de la gente. Para él se trata de una tergiversación de los valores del país por parte de un grupo de presión que ha encontrado una causa común con el pueblo y que utiliza las redes sociales para difundir un mensaje superficial y propagandístico. El problema es que los intereses del capital privado entran en el campo político a través de las redes sociales:

Si esto está patrocinado por dinero de conglomerados empresariales es grave; es grave el daño institucional que se hace al imaginario de los costarricenses, de lo que nosotros mismos pensamos de este país. Decir que este país es una payasada de manera tan públicamente publicitaria es un daño increíble a la institucionalidad.

Y añade:

[…] esto es incitantemente absurdo, esto busca claramente la empatía del pueblo para amasar una bola de nieve popular que cuestione, que se rebele – […] esto es la viralidad per sé y ese es un objetivo fútil.

José Medrano, fundador de Ticoblogger.org, el servidor que aloja la página de Costa Risa, escribe en su blog personal que todos los usuarios pueden publicar cualquier contenido sin censura y que la distribución del contenido debe estar abierto a todos, por supuesto, excluyendo a Ticoblogger de aprobar cualquier contenido del servidor.

La capacidad de burlarse de sí mismo, o en el caso en específico de la propia nación, denotan seguridad por sus sentimientos hacia sí mismos o hacia la patria, por lo cual siempre que se busque un efecto positivo en la sociedad debería verse con buenos ojos […] por lo cual muchos, en vez de sentirse ofendidos por ser caricaturizados en esta realidad costarrisible, deberíamos tomar alguna acción, aunque sea fiscalizando el actuar político mediante blogs.

Continúa observando:

Me parece que si estás en contra de los impuestos la campaña te llama a la acción y, en un caso específico e innovador, te brinda la posibilidad de, mediante su página web, hacerle llegar por correo inmediatamente a todos los diputados en tiempo real, por lo que es una excelente oportunidad para hacernos sentir, eso sí, de manera respetuosa.

Costa Risa

Foto de la actuación circense, de la cuenta de Facebook de ANFE

Mientras tanto, la página de Facebook de ANFE, la organización que está tras la campaña de las redes sociales, contiene un post en el que compara el uso del vídeo con una estrategia que utiliza la representación para desenmascarar a los que están en el poder:

El organizar una obra de teatro (un espectáculo musical de Circo, en el caso de la “República de Costa Risa”), que refleje las sospechas de la gente, es un recurso muy válido para descubrir si estas tienen fundamento. Eso es, precisamente, lo que hizo, hace unos 400 años, Shakespeare con “La Muerte de Gonzago”, en Hamlet, para desenmascarar a Claudio.

En un mundo donde el activismo se ha combinado con las redes sociales, todos los actores involucrados tienen una oportunidad para utilizar el medio de comunicación de la mejor manera posible. Los periodistas ciudadanos, los bloggers, los medios de comunicación, los partidos políticos y los propios políticos, las compañías privadas y los intelectuales, los gobiernos democráticos o de otro tipo: todos compiten por tener la misma importancia e impacto en el ciberespacio.

Que un grupo tenga más recursos a su disposición no significa que la vitalidad y la difusión de su mensaje sean mayores. Lo que cuenta, al final del día, es el sentido de urgencia de los habitantes de una nueva esfera pública que tiene sus propias reglas de influencia.

2 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.