¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Italia: Fin del camino para Berlusconi

Este post forma parte de nuestra cobertura especial de Europa en crisis.

Hacia fines de una dramática semana en la historia reciente de Italia, el país fue testigo de lo que muchos ciudadanos nunca creyeron llegar a ver: el sábado 12 de noviembre, después de 17 años en el poder, el polémico primer ministro italiano Silvio Berlusconi presentó su renuncia.

El jueves 10, la coalición de Berlusconi perdía su mayoría parlamentaria ante una votación decisiva por el presupuesto, y el país necesitaba sosegar a los mercados financieros para poder mantener el control de las tasas de interés sobre la deuda pública. El lunes 14 de noviembre, el economista Mario Monti [en] comenzó a recibir propuestas formales como jefe del nuevo gobierno técnico, respaldado por la mayoría de los protagonistas políticos y financieros del país.

Los manifestantes rodearon todos los edificios públicos importantes de Roma: el Palacio Grazioli, el Palacio Chigi, el Montecitorio, el Quirinal [it] con pancartas que rezaban “Gracias Napolitano” y “Finalmente”. Frente a la residencia privada de Berlusconi, un coro entonó el Aleluya [it].

Después de que el sábado por la tarde el Senado aprobara las medidas de estabilidad [it] con una amplia mayoría (de 380 contra 26), una multitud se reunió frente al Palacio del Quirinal, en el que a las 20:30 hs Berlusconi entregaría formalmente su renuncia y cedería el cargo al presidente Giorgio Napolitano. Ante su llegada, la multitud lo abucheó y le gritó “Bufón”, como puede observarse en este video [it]. En Milán, los italianos también salieron a las calles y entonaron adaptaciones de los himnos de estadio italianos mientras agitaban la bandera nacional, como lo muestra el siguiente video:

Entre los eslóganes se incluyeron las palabras “dimisión” y “mafioso”, así como referencias a los numerosos juicios que enfrentó el ex primer ministro: “preso”, “¿lo van a arrestar o no?”, y “en nuestros corazones yace un sueño: ver a Berlusconi en San Vittore” [una cárcel infame de Milán]; como si con su renuncia se pudieran revocar las leyes de amnistía y reanudar los juicios que quedaron invalidados por el estatuto de limitaciones, automáticamente. Alguien entonó la canción popular cantada por los partisanos durante la Segunda Guerra Mundial, Bella Ciao, y el himno nacional. La multitud esperó a Berlusconi, quien debía regresar de su encuentro con el presidente, pero el Cavaliere se escabulló por una salida lateral.

Reacciones en línea

En Twitter, los hashtags más populares fueron #finecorsa (el final del camino), #maipiù (nunca más) y #graziegiorgio (gracias Giorgio):

@ezekiel: Il centro di Roma è in modalità “vittoria ai mondiali”: gente avvolta nel tricolore ecc. #maipiù #finecorsa

@ezekiel: El nivel de los festejos en el centro de Roma equivale a “haber ganado la copa mundial”: gente envuelta en la bandera y cosas así. #maipiù #finecorsa

@Neclord: E domattina tricolore appena lavato e stirato alla finestra! #maipiù #finecorsa

@Neclord: Y mañana, ¡una tricolor recién lavada y planchada en la ventana! #maipiù #finecorsa

@fabiux: Questa sera il bungabunga te l'abbiamo fatto noi. #finecorsa

@fabiux: Esta noche, les dimos un bunga bunga.
Alguien más tiró monedas a Berlusconi, un acto que recuerda la caída en desgracia de otro conocido político italiano, Bettino Craxi, luego del escándalo de corrupción de las “mani pulite” (manos limpias), a principios de la década de 1990. En Twitter, muchos hicieron referencia a este episodio histórico.

@civati [it] escribió:

Stasera non gli tireranno monetine ma Buoni del Tesoro. #maipiù

Esta noche, en vez de monedas le van a tirar con bonos del tesoro.

@tomasoledda [it] adds:

Nessuno lancia monetine per via della #crisi. #graziegiorgio #finecorsa

Nadie tira monedas esta noche. Debe ser la #crisis. #graziegiorgio #finecorsa

En Facebook, hubo unos cuantos intentos de organizar los festejos en varias ciudades italianas [it]. Justo antes de que Berlusconi entrara al palacio del Quirinal, Luca Cuman [it] publicó en una página titulada “Fiesta por la renuncia de Berlusconi”:

Fra pochi minuti si concretizza la seconda “Liberazione d'Italia” proponiamo il 12/11 come FESTA NAZIONALE!!!!!!

En pocos minutos, el segundo “Día de la liberación italiana” se hará realidad. Proponemos que el 12/11 sea declarado FERIADO NACIONAL!!!!!!
Celebrations in front of Congress buiding

Celebraciones frente al Congreso.

Con respecto al “día de la liberación”, @tigella [it] destaca que esta oportunidad se parece más al día en el que arrestaron a Mussolini, el 25 de julio de 1943 (ya que fue liberado poco tiempo después y formó un gobierno títere en el norte de Italia), que a la liberación por parte de las fuerzas partisanas del 25 de abril de 1945:

[ci tengo a ribadire] oggi è il 25 luglio, non il 25 aprile: occhi aperti!

[Lo repito] hoy es el 25 de julio, no el 25 de abril: ¡abran sus ojos!

Del mismo modo, @Groucho68 [it] comenta con ironía que tal vez la era Berlusconi no terminó aún:

Se ne va, ma convinto di risorgere il terzo giorno. #finecorsa

Nos deja, con la seguridad de que resucitará en el tercer día.

De hecho, a pesar de las celebraciones del sábado, tanto en las calles como en la red se sigue expresando la preocupación acerca de la profunda crisis política y económica que asola al país. En Roma, además del Aleluya y del himno nacional podía escucharse “que los bancos se vayan del país”. Sin embargo, el viernes 11, el hashtag #rimontiamo (“remontemos”, anagrama de Mario Monti) fue la tendencia máxima en Twitter, síntoma del consenso general de que el remedio Monti, aunque resulte amargo, puede ser necesario.

El periodista @sandroruotolo [it] escribió:

#rimontiamo. Oggi si dimette Berlusconi. E’ un bel giorno per l'Italia. Adesso tocca a Monti. Speriamo che ce la faccia. God Save Italy!!!

#rimontiamo. Esta noche dimite Berlusconi. Es un buen día para Italia. Ahora le toca a Monti, esperemos que lo logre. ¡Bendita sea Italia!

@ggrch [it] escribió:

Italiani godiamoci questa notte perché da domani c'è da ricostruire l'Italia #rimontiamo #finecorsa

Italianos, disfrutemos de esta noche, porque a partir de mañana tendremos que reconstruir el país. #rimontiamo #finecorsa

Otros son son menos optimistas, entre ellos la red estudiantil Rete della Conoscenza (La red del conocimiento). Al referirse a los recortes del presupuesto para educación programados por el gobierno, @reteconoscenza [it] tuitea:

Si annuncia un'infornata di bocconiani al governo. Nelle università pubbliche non c'è niente da festeggiare… #nosaycat #maipiù

En nuestro gobierno hay unos cuantos “bocconianos” educados en institutos privados. En las universidades públicas, no hay nada para celebrar…

Del mismo modo, el bloguero anónimo de One Big Onion [it] reflexiona acerca de las implicancias de un gobierno tecnocrático impuesto por el mercado y por la Unión Europea:

Dice che Berlusconi oggi se ne va. Non staremo certo qui a rimpiangerlo noi, quelli di Genova, i compagni di Carlo e dei ragazzi che stavano alla Diaz e a Bolzaneto (…)
Facciamo a questo punto una proposta, oltre al pareggio di bilancio nella costituzione ci mettiamo una regola per cui quando lo spread sale di oltre 500 punti da Bruxelles e Berlino ci mandano un commissario della Goldman Sachs come premier. Oppure che la Trilaterale con un decreto di urgenza ci vende anche Palazzo Madama assieme ai beni dello Stato da mettere all’asta.

Dicen que Berlusconi se irá hoy. Ciertamente nosotros, quienes acompañamos a Carlo y a aquellos que se encontraban en Diaz y en Bolzaneto durante la protesta de Génova, no lo vamos a extrañar (…)
A estas alturas, nos gustaría ofrecer una propuesta. Además de ajustar el presupuesto nacional, debería agregarse un artículo a nuestra constitución estableciendo que cada vez que el margen de crédito supere los 500 puntos, Bruselas y Berlín pueden delegar un alto comisionado de Goldman Sachs como primer ministro italiano. O que mediante un decreto de urgencia, la comisión trilateral pueda vender hasta el Palacio Madama y rematar lo que queda de las propiedades estatales de Italia.

El domingo 13 de noviembre, los italianos se despertaron en la era #doposilvio (literalmente, pos-Silvio). En el blog de Simona Melani [it] se resume el tono de muchas de las conversaciones que tuvieron lugar en la red, en un día tan decisivo para la historia del país:

Stavolta proviamo a metterci a correre, noi che abbiamo 20, 30 anni. Facciamo sì che queste dimissioni siano l’inizio simbolico della nostra Italia e non la fine di un incubo. Perchè se ci rilassiamo, l’incubo continuerà. (…)
Tocca a noi, corriamo, con le borse pesanti sulle spalle perchè c’è un sacco di lavoro da fare. La prima cosa da rimettere in piedi è la Politica. Senza pupazzi di gommapiuma e imitatori da Bagaglino. Stavolta tocca a noi. Alziamo il culo dalla sedia. Twitter lo possiamo aggiornare dallo smartphone, mentre finalmente corriamo per costruire un Paese, con la presunzione gioiosa di essere migliori di quello che abbiamo visto negli ultimi anni.
It's the end of the world (as we know it). Abbiamo 5 minuti 5 di felicità. Mettiamoci al lavoro, finalmente.

Esta vez, todos los que tenemos entre 20 y 30 y tantos deberíamos empezar a correr. Hagamos que esta renuncia signifique un nuevo comienzo para nuestra Italia, y no simplemente el fin de una pesadilla. Porque si no reaccionamos, la pesadilla continuará. (…)
Es hora de que actuemos; corramos con las mochilas pesadas que llevamos al hombro, porque queda mucho trabajo por hacer. Lo primero que debe cambiar es nuestro sistema político, que debe liberarse de las marionetas de goma espuma y de los comediantes. Esta vez es nuestro turno. Levantémonos de la maldita silla. Podemos actualizar Twitter desde nuestros teléfonos inteligentes mientras reedificamos el país con la alegría y el orgullo de saber que hoy somos mejores de lo que fuimos hasta hace tan poco.
Es el fin del mundo (que conocemos). Tenemos cinco minutos de felicidad. Arremanguémonos.

Este post forma parte de nuestra cobertura especial de Europa en crisis.

En la imagen pequeña y en la imagen destacada se observan los festejos que tuvieron lugar durante el anuncio oficial de la dimisión de Silvio Berlusconi, frente al palacio presidencial del Quirinal. Imagen de al mak, derechos reservados Demotix (12/11/11).

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.