¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Crisis en la Zona Euro: ¿A dónde irá la economía?

Este post es parte de nuestra cobertura especial de Europa en Crisis.

Los economistas estan en apuros para pronosticar el futuro de los rescates financieros de Europa y las consecuencias de la actual crisis financiera. Aunque las opiniones varían, las reacciones en línea abundan para tratar de dar sentido a lo que el futuro le depara a la Zona Euro.

¿A dónde va la economía? Esa pregunta se la hicieron a Maria Karchilaki, periodista griega y presentadora de internacionales y corresponsal de MEGA TV. Su respuesta:

@karhilam @efleischer no lo sé, en verdad. Pero no soy muy optimista. Esto es una Katrina económica y seguimos en medio de esto.

Moneda de un euro. Imagen de Civitas (CC BY-NC-SA 2.0).

– Y se ve. Ninguno de los mayores bancos de la región [en] pasaría una prueba de esfuerzo. BNP Palibras [en] ha rebajado drásticamente el riesgo de Italia y Grecia, al igual que lo ha hecho RBS [en], aunque aparentemente está inundado de liquidez [en] y Dexia, Commerzbank, Credit Agricole y HSBC [en] están buscando rebajar su riesgo.

Francia [en] planea recortar 20% del déficit de su presupuesto, Irlanda [en] planea 12.4 mil millones en recortes de presupuesto y las tasas de interés de ECB [en] se mantienen en 1.25%.

A nivel micro, las personas no están de ánimo caritativo. Un camionero retirado en Grecia ha llegado a decirle a The New York Times [en] que –

… está impresionado de que la gente no haya tomado por asalto el Parlamento ni haya quemado vivos a los políticos — como un souvlaki (una especie de kebab).

Se hizo la pregunta “¿a dónde irá la economía en los próximos dos meses?” a los siguientes reporteros y tuiteros presentes antes de la renuncia de Papandreou y Berlusconni.

Efthimia Efthimiou — periodista griego — escribe:

@EfiEfthimiou @efleischer … difícil de decir ahora. Las cosas cambian de hora en hora…

Yannis Koutsomitis — otro periodista — respondió –

@YanniKouts @efleischer Existe la fuerte posibilidad de que la lógica política prevelacerá en Italia y Grecia los próximos días. Eso calmaría a los mercados por un rato. Si el malestar político continúa en estos países, existe la verdadera posibilidad de que la crisis de la Zona Euro llegue a su punto culminante con resultados impredecibles.

En este momento, los resultados apuntan en esa dirección: John Reed de The Financial Times escribe que [en] Pirelli — fabricante italiano de neumáticos — ha “preparado un plan de contingencia que considera una caída del 10 por ciento en ventas de autos y una caída de 20 por ciento en venta de camiones a nivel mundial. Esto sería una caída tan grande como la que se vio después del colapso de Lehman Brothers”. (Aunque se enfatiza que ese es el peor de los casos.) Un cable de Wikileaks escrito en 2010 comenzó a trabajar en — de ser necesario — cómo se puede declarar un ‘Capítulo 11 de la Zona Euro’ [en].

Douglas Fraser en la BBC piensa qué pasaría si hubiera muchas fallas en las cartas [en] –

Si Grecia, Portugal e Irlanda llegan a ese nivel de falla, la mitad de las reservas de capital categoría 1 de los bancos alemanes se va, un tercio de los belgas y la cuarta parte de los franceses y los británicos.

Pero hay efectos indirectos a medida que el seguro interbancario y los intereses se desenredan, y eso elimina al 100% del capital medular del primer nivel de los bancos alemanes.

Bélgica se queda con solamente el 7%, Francia con 25% y el Reino Unido con el 50%. Gran Bretaña perjudicará a Irlanda en particular, pero RBS y el Grupo de Bancos Lloyds ya han puesto por escrito mucho de su riesgo.

¿Y qué hay de agregar a Italia y España? Las cifras son para llorar.

Los efectos directos requerirían que los gobiernos recapitalizaran los bancos alemanes y franceses con 125% de su actual capital básico, lo que significa nacionalización.

Pero agreguen los efectos indirectos, y encuentran que se requiere 275% del capital básico de los bancos alemanes, 270% en Bélgica, 225% en Francia y 130% en el Reino Unido.

A este punto, Alemania es el único capaz (ojalá) de cumplir los requisitos del rescate de sus propios bancos, mientras que todos los países de la Zona Euro corren por su cuenta.

En otro blog de FT, Alan Beattie escribe [en] que –

… si el ECB no puede rescatar a Italia directamente (riesgo de crédito soberano, sin experiencia en fijar condiciones de interés), en teoría podría, según el artículo 23 de su protocolo, prestar grandes cantidades al FMI.

El FMI entonces se pondría a rescatar a Italia (lo que Megan Greene ve como en las cartas [en] (‘afianzar’), tal como hace The Economist [en] (hasta cierto punto)), lo que — a fin de cuentas — en medio de toda esta información — es mejor que nada.

Contactado por correo electrónico, Paul Cunningham de RTE, dijo — en respuesta a la pregunta “¿Tiene alguna esperanza de que ECB pueda usar su posición como banco central para exhortar el crecimiento en lugar de la austeridad?” — que –(publicado con autorización del remitente):

El nuevo presidente de ECB, con el recorte de la tasa de interés, ha ilustrado que está preparado para ser pragmático. Estaba la pregunta de si el señor Draghi sentiría la necesidad de probar sus credenciales alemanas postergando un recorte de la tasa hasta diciembre, sobre la base de que la inflación era superior al 2%. El hecho de que el recorte ocurriera en su primera reunión sugeriría que tiene ideas propias. El debate sobre si debió o no haber aumento de la tasa seguirá durante años.

En el lado más amplio del rol del ECB, parece como si el presidente seguirá a JCT en la compra de bonos de mercado secundario, pero no el volumen como para aliviar la crisis. No hay nada que sugiera que Draghi está preparado para permitir que la institución sea Prestamista de Último Recurso. En mi punto de vista, esto solamente puede cambiar cuando Alemania cambie, es decir, cuando la crisis se desarrolle a tal punto que el contribuyente alemán se enfrente con la crisis suprema – si nos apegamos a nuestros principios en control fiscal, el euro colapsa.

Se discute a menudo que cuando Europa enfrenta una crisis, necesita estar al borde antes de que se haga el trato. Esta vez parece que se necesita que Alemania se pare al borde del risco – si el euro se va, el marco alemán regresa, e – inmediatamente – su economía basada en las exportaciones estará en peligro. ¿Quién comprará sus productos cuando el precio esté inflado debido al marco?
Más temprano que tarde, el principio profundamente arraigado está a punto de chocar con la realidad planteada por volátiles mercados de bonos.

Este post es parte de nuestra cobertura especial de Europa en Crisis.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.