¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Etiopía: Terroristas de Etiopía, ¡uníos!

Desde julio de 2011, Etiopía ha estado en el punto de mira de los medios de comunicación internacionales por el asedio que han sufrido los periodistas. Global Voices ha escrito acerca de las reacciones de los cibernautas etíopes con respecto al juicio contra dos periodistas suecos acusados de terrorismo. Al parecer, desde entonces el gobierno etíope ha lanzado acusaciones similares contra periodistas [en], disidentes y políticos de trayectoria de la oposición [en].

Los blogueros y usuarios de Facebook y Twitter de Etiopía han condenado las últimas acusaciones de terrorismo por la que se imputa a 24 personas, entre las que se encuentran  políticos de la oposición y un periodista que publicaba en la red. La blogosfera etíope se mofa del asunto y está cargada de mensajes dirigidos al demandante en Adís Abeba. Solo ocho de los demandados se presentaron en el tribunal para escuchar las acusaciones que se les imputaban; el resto será juzgado en ausencia.

Abebe Gellaw, un periodista etíope exiliado [en] que será juzgado en ausencia, agradecía de forma sarcástica al primer ministro de Etiopía [en] por haberle creado la reputación de terrorista:

Ha ha ha! You're stupid Meles (Ethiopia's Prime Minister Meles Zenawi). Image courtesy of addisvoice.com

¡Ja, ja, ja! Eres tonto Meles (primer ministro de Etiopía Meles Zenawi). Imagen cedida por cortesía de addisvoice.com

Querido Primer Ministro Ashebir Zenawi:

Antes que nada, me gustaría agradecerle encarecidamente por haberme incluido en la última lista de patriotas y defensores de la libertad. Me he sentido muy honrado. A pesar que por mis méritos no soy merecedor de recibir tan estimado galardón por mi buena ciudadanía y patriotismo, le aseguro que este honor me inspirará a la hora de cumplir con las expectativas depositadas en mí con mayor eficacia y eficiencia.

También quisiera agradecer la promoción gratuita que ha hecho de mí y los demás a escala global. Me complace poder decirle que no he recibido condolencias, sino un gran número de mensajes de felicitación procedentes de todos los lugares del mundo.

No obstante, señor Primer Ministro Ashebir, permítame sugerirle que amplíe la lista de galardonados para incluir también a otros patriotas merecedores de tal reconocimiento y que los criterios de selección sean más lógicos. La gente como yo no hemos hecho lo suficiente como para figurar en tal lista de defensores de la libertad.

Derese G Kassa, periodista del periódico digital Addis Neger Online [ar], escribía [en] en un artículo titulado The “T” Word: Terrorists’ of Ethiopia unite!:

Ninguna palabra suena tan banal como el término terrorista o su variante nominalizada terrorismo. El terrorismo no es una ideología, una convicción o un programa político. Es la creencia absoluta de que hay que brutalizar a los demás; ¡pobres inocentes estos! Nunca sucede por motivos sustanciales. Por eso, los eruditos experimentados, por ejemplo, evitan términos vacíos como terrorismo internacional y aluden a las razones que incitan a la gente a recurrir a técnicas como los actos suicidas con bombas.

No es raro que, de forma sumaria, se trate de vincular a los oponente políticos con delitos de traición y que se les tache de terroristas. El juicio de Rivonia es recordado por haber acusado a prácticamente todos los líderes políticos de Congreso Nacional Africano (African National Congress) de terroristas y desterrarlos a la Isla de Robben. Madiba figuraba como uno de estos terroristas de América. Su nombre no se tachó de la lista de terroristas hasta hace poco.

Y en el mismo artículo añadía [en]:

De los 24 solo 8 viven en el país y, por tanto, los han arrestado. Los 16 restantes estaban fuera del país. Es pura lógica matemática, la proporción de terroristas que se encuentra fuera del país es el DOBLE al número de terroristas presentes en el país. Debemos analizar estos datos con cuidado; el error en la toma de muestras no se menciona. En segundo lugar, el terrorismo infecta a aquellos que tienden a pensar en voz alta, escribir, publicar en un blog o debatir sobre los asuntos políticos de Etiopía. Ocurre con más frecuencia entre aquellos que no declaran  lealtad hacía ningún partido político, pero podrían ser periodistas, estudiantes, líderes de la sociedad civil, etc. Todo esto es un eufemismo del terrorismo…

¡Ahora estamos gritando en voz alta! Hay que mirar a lo lejos, Terroristas de Etiopía, uníos! ¡No tenéis nada que perder más que vuestro terror!

Endlak sostiene que [en] las últimas acciones emprendidas por el Gobierno contra periodistas y activistas constituyen, básicamente, un problema de actitud. Asimismo, teme que esto haga mella en la incipiente blogosfera y medios sociales etíopes:

El problema de Etiopía a la hora de tratar a los periodistas y lideres de opinión disidentes es mucho más profundo. Se trata de problemas de actitud básicos del Gobierno que van a afectar seriamente al menos a la incipiente blogoesfera y medios sociales etíopes. Me han aconsejado que no escribiese ciertas críticas al Gobierno en mi blog. Algunos de mis amigos incluso riñeron conmigo por miedo a que pudiera verme implicado en procesos parecidos. Siempre se preguntan qué motivos tengo para jugar con fuego. Teniendo en cuenta el comportamiento que Etiopía ha tenido con los periodistas durante los últimos cincos años. sus consejos deberían parecer razonables, ya que se respira miedo en el ambiente y este aumenta con cada nueva acusación y detención que se produce. Desde la polémica celebración de las elecciones en 2005, el Gobierno le retiró las acreditaciones a los corresponsales extranjeros de cadenas informativas como Voice of America, Deutsche-Welle entre otras,  para tratar de obstruir la atención que atraía la prensa extranjera, aunque posteriormente todos ellos recuperaron sus acreditaciones. El Gobierno señala a los  periodistas por archivar informes  en contra de los esfuerzos de Etiopía por construir una democracia e intentar crear desarrollo.  Además, muchos de los que apoyan al Gobierno, aconsejan a los líderes de opinión disidentes que no escriban críticas, pues consideran que estas podrían acabar con la buena imagen de Etiopía en los medios de comunicación internacionales.

Ethiopian journalist and scholar Abiye Teklemariam facing prosecution in absentia. Photo source: Abiye's Facebook page.

El periodista y erudito Abiye Teklemariam, será juzgado en ausencia. Fuente de la foto: Facebook de Abiye.

El erudito y periodista Abiye Teklemariam [en], cuyas actualizaciones de estado de lo más filosóficas y críticas en Facebook generan cientos de comentarios y aprobaciones entre sus amigos cibernautas, también será juzgado en ausencia. A pesar que los cargos se dirigen contra Abiye por su publicaciones en Addis Neger Online [ar] y es por esto por lo que será juzgado, lo cierto es que los estatus que publica en Facebook agravan su situación:

Por querer mi país, por dedicar mis despertares a pensar y hablar sobre mi país, por soñar con que mi país alcance su promesa y potencial, Males Zenawi me ha acusado de terrorismo.

Kiflu Hussain, otro defensor de los derechos humanos que vive en Kampala, Uganda, escribió [en]:

He oído sobre los otros cargos de terrorismo inventados que han sido imputados a mis compatriotas, amigos y camaradas que serán juzgados en ausencia. Como bien decía la editorial de Ginbot 7―un partido político opositor que la empresa de bandoleros y matones de Meles Zenawi ha prohibido― en su página web hace poco, que Meles te acuse de terrorismo y que te juzguen en un tribunal desautorizado es el mayor premio que pueden otorgarte en tanto que patriota etíope. Así que amigos míos, Mesfin Negash, Abiye Teklemariam, Zelele, etc. os envidio. Espero que Woyanne, sin darse cuenta de ello, también me honre con este premio como a vosotros.

Aluta continua!

Otro de los  periodistas que han sido acusados por el Gobierno es Mesfen Negash [en], quien ya fue juzgado en 2008-09, antes de abandonar el país y marcharse a Suecia. Esta vez se le acusa, de acuerdo con la ley antiterrorismo, de pertenecer a una red terrorista y de ayudar a un grupo terrorista. Mesfen, que no mostró reticencia ante tal acusación, ha actualizado su estatus en Facebook con el siguiente mensaje:

Actualización especial de estatus:  según el modo de ver de Meles Zenawi, mi estatus oficial cambia a “terrorista buscado”. Esto nos servirá de inspiración a todos; ¡no esperéis que nos rindamos!

La vista [en] para el juicio de Johan Persson y Martin Schibbye y otros periodistas continuará el próximo mes.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.