Perú: Declararon estado de emergencia en Cajamarca

Luego de los acontecimientos de la semana pasada en Cajamarca referentes al paro en protesta contra el proyecto minero Conga, el día sábado la Presidencia del Consejo de Ministros convocó a un diálogo ante el ultimatum dado por el representante del Frente de Defensa Ambiental, Wilfredo Saavedra Marreros, dando tres días al gobierno para declarar inviable el proyecto Conga. Este diálogo fue aceptado por la dirigencia y el día domingo se iniciaron las negociaciones.

Sin embargo ambas posiciones mantuvieron dos puntos irreductibles: la inviabilidad del Proyecto Conga, por parte de los representantes del Frente de Defensa, y el levantamiento del paro, por parte del gobierno. Finalmente, tras nueve horas de conversaciones, la jornada de diálogo concluyó sin ningún acuerdo, por lo que el paro, que tiene más de 10 días, continuaba. Pero luego, como ya había sido previamente dado a entender, el Presidente Humala declaró el estado de emergencia en cuatro provincias de Cajamarca: Celendín, Hualgayoc, Contumazá y Cajamarca. Con lo que en la práctica se mata al paro. Según el Primer Ministro la medida es para tomar precauciones antes de que se cumplan las 72 horas del ultimátum dado.

Según la constitución peruana durante un Estado de Emergencia “puede restringirse o suspenderse el ejercicio de los derechos constitucionales relativos a la libertad y la seguridad personales, la inviolabilidad del domicilio, y la libertad de reunión y de tránsito en el territorio.” Al respecto Luis Alberto Chávez en su blog Polithika no cree que el estado de emergencia signifique una militarización del conflicto:

Sólo en condiciones de paz social, es posible estudiar la viabilidad del proyecto minero Conga que tiene un cuestionado Estudio de Impacto Ambiental (EIA) aprobado en el gobierno anterior. El país necesita la inversión privada, pero no a costa de impactar negativamente de manera irreversible en el medioambiente. Corresponde, en consecuencia, revisar el EIA y hacer nuevos estudios. […] El Estado de Emergencia genera, de todos modos, una situación de tensión que requiere un alto sentido de responsabilidad de parte tanto de las fuerzas del gobierno como de los agitadores sociales para que no se desborden las pasiones. Por el bien del país, nadie espera que hablen las balas.

Pero, como era de esperarse, el blog del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca tiene una posición contraria, manifestando que “el Presidente Humala Tasso ha decidido poner en práctica su verdadero programa de gobierno: el continuismo neoliberal”:

Con la decisión del gobierno de la “concertación nacional” se ha cerrado la ya escasa expectativa que mucha gente tenía todavía de ver algún “cambio”. La derecha pidió represión y el gobierno le entregó en bandeja de plata. […] Pero el pueblo de Cajamarca, esa gran mayoría, está salvando la dignidad de su historia de grandes luchas democráticas y patrióticas, con sus dirigentes populares al frente. Con toda seguridad, la lucha puede sufrir un obstáculo en el camino, pero no la derrota de los que bajan la cerviz frente a los poderosos. ¡ Democracia sí, dictadura no ! ¡Viva el pueblo de Cajamarca, abajo el estado de emergencia y los traidores!

Andrés Caballero del blog Red Verde Cajamarca comparte sus impresiones junto con algunas fotos de las movilizaciones del domingo en Cajamarca:

Minera Yanacocha volvió hacer de las suyas, sacó a un grupo de sus trabajadores con polos blancos y letreros en mano y por su puesto bien protegidos por los policías para reclamar les dejen seguir contaminando a Cajamarca, entre tanto sus amos desde un céntrico restaurante de la ciudad monitoreaban al mínimo el movimiento de su portátil.

Ni la presencia de miles de policías, militares y francotiradores asustó a los cajamarquinos, quienes al enterarse de la presencia del Presidente del Concejo de Ministros en Cajamarca salieron en un colorido, concurrido y atractivo pasacalle

Para más fotos pueden ver los posts mencionados, un post en el blog “Mariátegui. La revista” y un informe gráfico de La Nueva Prensa. Por el lado de los medios limeños, algunos columnistas como el congresista Javier Diez Canseco ven un mal manejo de la situación por parte del ejecutivo, y otros reclaman una presencia más fuerte del gobierno, culpando a la izquierda de agitar el panorama social o detallan todas las pérdidas y beneficios no obtenidos por la actitud radical frente a las mineras.

Desde Lima la periodista Jacqueline Fowks del blog Notas desde Lenovo, invita a la reflexión sobre el tema con la frase: “Físicamente, Lima está a 861 kilómetros de Cajamarca, pero […] la distancia entre la capital y el departamento es muy superior a esos 861 kilómetros,” y pone la atención en algunos detalles poco conocidos de la fallida negociación cajamarquina:

Pese a que una nota de prensa de la PCM negó haber condicionado la firma del acta al levantamiento del paro, una declaración del premier muestra que cuando les pidieron tiempo para consultar el tema, ellos se negaron a concederlo (cfr. en el segundo 26). […] Líderes de opinión, incluidos asesores externos de Yanacocha como Sandro Venturo, y ciudadanos desacreditaron dicho pedido de tiempo para consultar con ‘las bases’, cuestionando la representatividad de los interlocutores […] Es sabido que en organizaciones no capitalinas, sean andinas, amazónicas e incluso de colonos (mestizos) sus representantes sólo pueden tomar decisión acerca de lo previamente discutido, en caso contrario, ven como una mala práctica que el dirigente adopte una posición sin consultar.

La situación en Cajamarca es percibida con un lente distinto según la posición de cada quién. En los últimos días los comerciantes locales han aparecido más en los medios de comunicación quejándose de los perjuicios del paro, especialmente en la TV y radios capitalinas, y de otro lado están las organizaciones y ciudadanos que se sienten intimidados en el estado de emergencia debido a la gran cantidad de efectivos de la policía y del Ejército que han llegado en los últimos días al departamento.

Luego pasa a hacer una preocupante denuncia y comenta sobre la cobertura de los medios al conflicto en Cajamarca:

es interesante saber que el encargado de comunicaciones de Yanacocha, Roberto del Águila, pidió a Víctor Urquiaga, integrante de una empresa de monitoreo y asesoría de prensa, que le ayude a redactar los titulares de los diarios Expreso y Correo la noche del martes, poco antes de que el presidente Humala y el gerente de Yanacocha, Carlos Santa Cruz, anunciaran la suspensión del proyecto Conga. […]

Al día siguiente, la volada y titular de primera plana de Expreso fueron: “Ante actos de violencia de “frentes de defensa” regionales, ultras e izquierda caviar” “Conga en suspenso.” Por su lado, el diario Correo tituló así: “Otra vez triunfa la irracionalidad” “Se “chupan” con Conga” “Yanacocha tira la esponja a pedido de timorato gobierno.”

El derecho de los cajamarquinos de proteger sus recursos y vivir en un entorno sano (cosa que perdieron en la provincia de Cajamarca desde que llegó Yanacocha en la década de los 90) se ha estado presentado por lo general en los medios de forma sesgada hacia uno de los dos extremos. En uno acusan a los cajamarquinos de ser unos ‘pobres manipulados’ por extremistas que no quieren el desarrollo y quieren quedarse pobres. En el otro, están quienes hartos por las malas prácticas de la empresa minera, no confían en ella y se sienten traicionados por el presidente Humala (al pasar de la preferencia por el agua a ‘el agua y el oro’ a la vez).

Aunque la situación en Cajamarca se reporta calmada, y diversos sectores políticos en Lima han dado su aprobación a la declaratoria de emergencia, no está muy claro aún cuales serán las acciones de los próximos días del Frente de Defensa y otros activistas.

Post publicado originalmente en el blog personal de Juan Arellano el 5 de diciembre, 2011.
Imagen de usuario de Flickr C-Monster, usada bajo licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 2.0 Genérica (CC BY-NC 2.0)

3 Comentarios

Únete a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.