¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Filipinas: Las protestas “Occupy” superan la brutalidad policial

Este artículo forma parte de la cobertura especial Movimiento #Occupy a nivel mundial.

Los manifestantes en Filipinas han intentado «ocupar» el histórico puente Mendiola, cerca del palacio presidencial, organizando una acampada en protesta por los recortes presupuestarios y la pobreza. La policía utilizó las porras y el agua de los coches de bomberos para disolver a la asamblea de manera violenta. Sin embargo, miles continúan congregados en Mendiola cada día, frente a las mismas puertas de la residencia del presidente Noynoy Aquino, como muestra de su férrea oposición.

Se arrestó a seis estudiantes que fueron puestos en libertad poco después que la Fiscalía desestimase como inadmisibles las pruebas presentadas por la policía. Decenas de manifestantes también resultaron gravemente heridos a raíz de la brutal dispersión policial.

Los manifestantes, a quienes la policía impidió acampar en la proximidades del palacio, desplegaron sus tiendas en la Plaza Miranda, en Quiapo, la primera noche, más tarde en la iglesia de Bustillos, a unos metros de Mendiola; y finalmente en el santuario Liwasang Bonifacio. Hoy, 10 de diciembre, el Día Internacional de los Derechos Humanos, es el último día de la acampada.

La convocatoria de más de cien grupos, dirigida «a todos los que están cansados del statu quo y unidos por la esperanza de un presente y futuro mejor», para tomar medidas y ocupar Mendiola, se publicó en la red por primera vez en: www.campoutph.com:

We can no longer stand a twisted social set-up that robs the majority of our people of a decent life and basic social services. We can no longer stand a social system that produces immense wealth for foreign interests and a few as the people, who toil all their lives, are increasingly pushed deeper into hunger, poverty and injustice.

Ya no podemos tolerar esta hipocresía social que priva de una vida digna y de los servicios sociales básicos a la mayoría de la población. No podemos apoyar a un sistema que genera inmensos beneficios para los capitales extranjeros y unos cuantos, mientras la gente que trabaja muy duro durante toda su vida es empujada cada vez más hacia el hambre, la pobreza y la injusticia.

Incidiendo en el lema “sawang-sawa na tayo” (estamos hartos), la acampada de protesta aborda una gran variedad de temas que van desde los recortes presupuestarios en educación y servicios sociales de la administración de Aquino, al aumento continuo del precio de la gasolina y de los productos básicos, la reforma agraria, la emigración, las demoliciones urbanísticas en las áreas más pobres y las violaciones recurrentes de los derechos humanos.

'Campout' march blocked by police. Photo from @androzarate

La manifestación de la “Acampada” bloqueada por la policía. Foto de @androzarate

También han circulado por la red vídeos de estudiantes, académicos, jóvenes líderes políticos, activistas, artistas y otros partidarios de la acampada, que expresan su desencanto  con el sistema y animan a la gente a sumarse a la protesta:

The people are fed up with poverty. All sectors of society have a responsibility to end this. I am Axel Pinpin as an activist of the peasant movement and a poet. Each one of us has a responsibility to continue to awaken the people about their real conditions. Everyone is invited to the people's campout which will start on December 6.

La gente está harta de la pobreza y es responsabilidad de todos los sectores de la sociedad acabar con esto. Me llamo Axel Pinpin y soy poeta y activista del movimiento campesino. Cada uno de nosotros tiene la obligación de seguir concienciando a la gente sobre sus condiciones reales de vida. Todos están invitados a la “Acampada del Pueblo” el próximo 6 de diciembre.

Cientos de estudiantes de varias universidades del estado han llevado a cabo varias acciones de protesta, en las islas de Panay y Guimaras, mientras que casi unos mil estudiantes en la ciudad de Lloilo, desafiaron a la lluvia en una marcha-manifestación en solidaridad con las protestas de ocupación en Mendiola.

Iloilo City students brave the rain in solidarity with Occupy Mendiola. Image by author.

Estudiantes en la ciudad de Lloilo  desafían a la lluvia en solidaridad con “Occupy” Mendiola. Foto del autor.

La protesta de acampada de Mendiola se inspira en las revueltas populares de la «Primavera Árabe» en el Medio Oriente y Norte de África, las huelgas generales en Europa, y en el movimiento de protesta «Occupy», a nivel mundial hoy en día.

Es posible consultar las últimas noticias sobre las “ocupaciones” en Facebook o en Twitter a través de las etiquetas #sawangsawa y #campoutph.

Hartos del Sistema

La estudiante Krissy Conti, consejera de la Universidad de Filipinas (la universidad nacional), explica la importancia histórica de Mendiola como lugar de la acampada:

Mendiola, at the foot of the seat of political and economic power in the Philippines, has historically been a protest area. A campout in Mendiola against the prevailing system of government, like the Occupy movement in Wall Street against corporate greed, has the “power of place”. We were there last September, last May and the year before, in December. Why has President Aquino closed down the area to activists this time, permit or no permit?

Mendiola, al pie de la sede del poder político y económico en Filipinas, ha sido históricamente una zona de protesta. Una acampada en contra del gobierno actual, en “un lugar” como Mendiola, tiene la misma fuerza simbólica que el movimiento “Occupy Wall Street”, en contra de la avaricia corporativa. Estuvimos allí, los pasados setiembre y mayo, y en diciembre del año anterior. ¿Por qué el presidente Aquino ha cerrado el área a los activistas, con permiso o sin permiso, en esta ocasión?

Politika2013 destacó la ironía de la brutal dispersión tan solo a unos días de la celebración del Día de los Derechos Humanos.

But the police, in the name of security of the present Palace occupant, do not want protesters to exercise their democratic rights in Mendiola. So they blocked the marchers before they could even approach this symbol of the Filipino people‘s struggle for democracy.

This scene evoked memories of the dispersal of protest actions participated by the colleagues and supporters of Noynoy’s parents during the dark Marcos years from the early 70s to the 80s.

Pero la policía, en nombre de la seguridad de los que ocupan el palacio, impidió a los manifestantes ejercer sus derechos democráticos en Mendiola, al bloquear su acceso, incluso antes de que pudieran acercarse a este símbolo de la lucha del pueblo filipino por la democracia.

La escena recordaba a la represión de manifestaciones similares de protesta en los tiempos oscuros de Marcos, en las que participaron colegas y partidarios de Noynoy, al inicio de las décadas de los años 70 y 80.

New Philippine Revolution criticó la violenta dispersión como una expresión de la paranoia y el desprecio total del Gobierno de Aquino a los preceptos democráticos.

I don't see anything wrong with allowing students to encamp at Mendiola, spend their Christmas there or just literally make the entire bridge their home. Malacanang is several meters away. An encampment at Mendiola will not even affect security at the palace.

IN the UNited States, hundreds of thousand of people have been allowed to express themselves, hence, this creeping movement called Occupy Wall Street. In times like these, where people are hungry and millions more are jobless, suppressing these democratically protected actions are downright stupid.

No veo qué hay de malo en dejar que los estudiantes acampen en Mendiola, que pasen allí las Navidades e incluso, literalmente, que hagan del puente su casa. Malacanang está a varios metros de distancia. Una acampada en Mendiola no tiene por qué afectar a la seguridad del palacio.

En los Estados Unidos, cientos de miles de personas han podido manifestarse gracias al movimiento conocido como Occupy Wall Street. En los tiempos actuales, cuando hay gente que pasa hambre y millones sin trabajo, suprimir este tipo de acciones que la democracia protege es sencillamente una estupidez.

El bloguero Terry Ridon nos da “5 razones por las que deberíamos unirnos a #campoutph”:

5. Your school budget has been cut. AGAIN. AND AGAIN… 4. You love riding the MRT and LRT… 3. Your father was a farmer. And your lolo was a farmer… 2. You/Mom/Dad/Bro/Sis/Everyone is an OFW… and 1. You feel that there is truly something wrong with the system.

5. Los recortes en los presupuestos de tu escuela UNA Y OTRA VEZ… 4. Te encanta viajar en el metro (MRT) y el tren ligero (LRT)… 3.Tu padre fue agricultor y tu abuelo también… 2. Tu madre/padre/hermanos/hermanas/todos son emigrantes (OFW)… 1- Y, realmente, tienes la impresión que hay algo mal en este sistema.

A Radical's Nut responde que el Gobierno de Aquino desestima la importancia del creciente movimiento “Occupy” en el país:

Presidential spokesperson Edwin Lacierda said in October that there is no basis for a similar movement as the administration is “siding with the poorest of the poor”. Government, he said, strives for “inclusive growth”.

Nothing can be farther from the truth. In its December 6 editorial, the Philippine Daily Inquirer noted that the combined income of the richest 1% of the families (185,000) is equivalent to the poorest 30% (5.5 million). Aquino, like Arroyo, belongs to this 1% that monopolizes the country’s wealth.

Economic policies favor the ruling elite to which both Aquino and Arroyo belong. They use political power to prevent the redistribution of social wealth and accumulate more. The most glaring example is the Hacienda Luisita, which has been controlled by the family of the landlord President for more than half a century through deception and violence. Today, Aquino wants compensation from farmers his family has exploited to the hilt for decades before they can get the lands they have always owned.

El portavoz presidencial, Edwin Lacierda, dijo en octubre que no existe fundamento para un movimiento de este tipo, en la medida que el gobierno está «del lado del más pobre entre los pobres». El gobierno, dijo, se esfuerza por conseguir un crecimiento que «incluya a toda la población».

Nada más lejos de la verdad. El Philippine Daily Inquirer, en su editorial del 6 de diciembre, señalaba que los ingresos acumulados del 1% de las familias más ricas (185 000) equivalían al 30%  (5,5 millones) de los ingresos de las familias más pobres. Tanto Aquino como Arroyo, pertenecen a ese 1% que monopoliza la riqueza del país.

Las políticas económicas favorecen a esa élite gobernante, de la que forman parte Aquino y Arroyo, y las utilizan para evitar la redistribución social de la riqueza y acumular más poder político. El ejemplo más evidente es la plantación de la hacienda Luisita que la familia del presidente, como propietaria, ha controlado por medio del engaño y la violencia durante más de medio siglo. En la actualidad, Aquino exige compensaciones a esos mismos agricultores, a los cuales su familia ha explotado hasta el límite durante años, antes de que puedan acceder a unas tierras de las que han sido siempre los propietarios.

Este artículo forma parte de la cobertura especial Movimiento #Occupy a nivel mundial.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.