¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: Gregory Shvedov desafía por Internet al régimen de Putin

Este post forma parte de nuestra cobertura especial de las Elecciones en Rusia 2011/2012.

La manifestación del sábado en el centro de Moscú finalizó con la música de la icónica banda de rock soviética Kinó. Las mayores protestas desde el fin de la Unión Soviética criticaron el resultado de las elecciones parlamentarias del 4 de diciembre. Y no fue solo la música la que trajo el espíritu de agitación de hace más de dos décadas.

El ambiente no estuvo marcado por las medidas drásticas y detenciones en masa ejecutadas por la policía, que ciertamente ocurrieron la semana después de que se celebraran las elecciones. En cambio, lo que muchos vieron fue el comienzo de una oleada de compromiso político sin precedentes bajo el gobierno de Vladimir Putin.

Y, que hasta cierto punto, el estado ruso parecía consentir. La ciudad de Moscú había aprobado una manifestación de 30.000 personas para el sábado, esta cifra se duplicó.

Gregory Shvedov, redactor jefe de la agencia de noticias online Caucasian Knot, es optimista:

These parliamentary elections might become another keystone of change, of awakening of Russian citizens.

Estas elecciones parlamentarias pueden convertirse en otra piedra angular del cambio, del despertar de los ciudadanos rusos.

Caucasian Knot informa noche y día desde 20 regiones en el Cáucaso, una zona conflictiva cuya parte norte se encuentra dentro de la frontera sur de Rusia.

Para Shvedov y otros periodistas y activistas independientes, muchos de los cuales han escogido Internet como una herramienta para transmitir su mensaje, el optimismo es la clave mientras la oposición de base a Rusia Unida, partido gobernante de Putin, parece que está creciendo:

Gregory Shvedov. Photo by Sven Hultberg Carlsson

Gregory Shvedov. Foto realizada por Sven Hultberg Carlsson

In the long run I am optimistic about being able to change people's perceptions in Russia.

We have about 1.7 to 1.8 million readings per month. We have been quoted about 600 times in national and international media in a few months’ time, and about 1,500 times by bloggers. This is much more than a year ago. The growth means that more people want to be informed, and more people want to share the information.

A  largo plazo soy optimista en lo que respecta a ser capaz de cambiar la percepción de la gente en Rusia.  

Nos leen aproximadamente entre 1.7 y 1.8 millones de personas por mes. Nos han citado unas 600 veces en medios de comunicación nacionales e internacionales en solo unos meses y cerca de 1.500 veces lo han hecho blogueros. Mucho más que hace un año. El crecimiento significa que más gente quiere informarse y que más personas quieren compartir la información.

El personal de Caucasian Knot no trabaja libremente. Temporalmente en un café de Moscú, Shvedov se excusa para firmar una carta dirigida al Ministerio del Interior de Rusia. El ministerio ha pedido la dirección IP de alguien que ha comentado en uno de los artículos de Caucasian Knot. En el escrito, Shvedov y sus compañeros deniegan la petición:

The letter I just signed is one of the ways in which the federal authorities put pressure on us. They demand this kind of information all the time. And we always deny them.

La carta que acabo de firmar es una de las formas que las autoridades federales utilizan para ejercer presión sobre nosotros. Exigen este tipo de información todo el tiempo. Y siempre nos negamos.

Los ataques DDoS, otro medio que las autoridades utilizan para llevar cabo el proposito de frustrar un debate abierto en línea, son más difíciles de desmentir. Pero a pesar de los intentos por censurar la vía online, el debate ha continuado en sitios como Twitter, LiveJournal y Vkontakte.

Incluso a la televisión, la fuente de información más popular y controlada por el estado ruso, han llegado las protestas. Para sorpresa de muchos, el Canal 1 y NTV, dos redes nacionales de propiedad estatal, emitieron noticias relativas a las manifestaciones del sábado.

Según Shvedov, de vez en cuando, informes independientes conseguirán emitirse en una de las redes nacionales, todas de propiedad estatal: 

In late October, NTV broadcast a documentary on investigations into kidnappings in Chechnya in the North Caucasus. The film borrowed extensively from Caucasian Knot's own material. It was broadcast in the Far East and in the Urals before being taken off air.

That is a great example that even in state-controlled media, we can get through. In the USSR it was someone reading everything before publishing. This video could only be blocked after it had been broadcast. That is important.

A finales de octubre, la NTV emitió un documental sobre las investigaciones de secuestros en Chechenia (Cáucaso Norte). Para realizarlo, se tomó prestado extenso material propiedad de Caucasian Knot. Fue emitido en el Lejano Oriente y en los Urales antes de que fuera retirado.

Esto es un gran ejemplo de que incluso en los medios de comunicación controlados por el Estado, lo logramos. En la URSS alguien leía todo antes de que fuera publicado. Este vídeo solo se pudo bloquear después de que fuera emitido. Eso es importante.

En el Cáucaso Norte, los medios de comunicación son menos penetrables. Según Shvedov, la censura en la prensa local es tan extensa que las autoridades federales, que parecen aficionadas a seguir la opinión pública en el país, recurren a los medios independientes de información:

The president's representative in the North Caucasus, Alexander Khloponin, does not say how great Caucasian Knot is, because we ask questions he does not like. But he tells me and other independent journalists that he needs to know what is happening in the region.

The media in the North Caucasus, and in the south of Russia, are controlled by local authorities. It is a strange situation; they control [the media] because they are afraid that federal authorities will read something bad about themselves.

The authorities understand that if the state controls all media, they won't know how people actually live. If unaware, they will miss the moment when the protests start. And they certainly don't want a revolution, like in Libya, Syria and so on. That is why the internet is partly free.

El representante del presidente en el Cáucaso Norte, Alexander Khloponin, no dice cómo de importante es Caucasian Knot, porque hacemos preguntas que no le gustan. Pero a mí y a otros periodistas independientes nos cuenta que necesita saber qué está pasando en la región.

Los medios de comunicación en el Cáucaso Norte y en el sur de Rusia están controlados por las autoridades locales. Es una situación extraña, ellos controlan [los medios] porque tienen miedo de que las autoridades federales lean algo malo sobre ellos.

Las autoridades entienden que si el estado controla todos los medios de comunicación, en realidad, no van a saber cómo vive la gente. Si lo ignoran, se perderán el momento cuando las protestas empiecen. E indudablemente no quieren una revolución como en Libia, Siria y así sucesivamente. Esta es la razón por la cual Internet es parcialmente libre.

La actual resistencia contra el régimen de Putin no puede equivaler a una revolución. El objetivo principal de aquellos que han salido a las calles, muchos de los cuales pertenecen a la relativamente privilegiada clase media urbana, no ha sido derrocar la élite del Kremlin, sino unas elecciones nuevas y justas.

Como las protestas han dejado claro, tal reforma democrática no vendrá a instancias de los funcionarios extranjeros sino cuando la población rusa decida tomar medidas, a pesar de las reivindicaciones de Putin de que Hillary Clinton, Secretaria del Estado de los Estados Unidos, inició las protestas.

Shedov está de acuerdo con que la acción democrática tiene que venir desde dentro de la propia Rusia.

Even though social apathy is spread throughout Russia, an active minority can change a lot. These so-called elections will not at all change how Russia is governed, but they can awaken a sleeping society.

A pesar de que la apatía social está extendida por toda Rusia, una minoría activa puede cambiar mucho. Estas supuestas elecciones no cambiarán para nada cómo se gobierna en Rusia, pero pueden despertar una sociedad dormida.

Este post forma parte de nuestra cobertura especial de las Elecciones en Rusia 2011/2012.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.