¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Indonesia: Activista muere tras inmolarse frente a Palacio

Sondang Hutagalung, activista de derechos humanos y estudiante de Derecho, murió luego de haber sufrido heridas por quemaduras de primer grado tras prenderse fuego frente al palacio estatal en Yakarta, Indonesia.

Sondang Hutagalung en una protesta que conmemoraba la muerte del activista de derechos Munir Said Thalib. Foto de Dina Savaluna, usada con autorización.

Moch Najib Yuliantoro escribió [id] en su blog:

Ia lakukan itu dengan sadar, terencana, dengan satu tekad: perubahan. Tetapi apa setelah Sondang tak ada? Mereka yang berkuasa tetap bertahta sebagai pengusa. Secara kolektif, setelah 10 hari kepergiannya, kita pun tak bergerak. Perubahan yang diimpikan Sondang tak kunjung datang.

Lo hizo conscientemente, planificado, con una determinación: cambio. ¿Pero qué pasó después de la partida de Sondang? Los que tienen poder siguen gobernando en sus tronos. Colectivamente, diez días después de su fallecimiento, seguimos donde estamos.

Najib teme que el sueño de Sondang de una mejor Indonesia caiga en oídos sordos:

Kesadaran kolektif sebagai “Indonesia” sudah hangus terbakar menjadi abu. Jika dengan bakar diri yang dikehendaki Sondang adalah perubahan drastis, seperti di Tunisia, misalnya, tampaknya ia salah cara. Bangsa ini tak seperti Tunisia. Bangsa ini sudah “mati”. Tak lagi berhasrat untuk melakukan “revolusi”.

(Nuestra) conciencia colectiva como “Indonesia” fue quemada hasta las cenizas. Si es por su autoinmolación, Sondang se equivoca al pensar que ocurrirán cambios drásticos como en Túnez. Este país es diferente de Túnez. Este país está “muerto”. Ya no tenemos ganas de una revolución.

Sella Wahyu dijo [id] en su blog:

[…] peristiwa ini menimbulkan reaksi beragam dari masyarakat. Kebanyakan menyayangkan aksi ini mengingat Sondang masih muda dan masih panjang jalan hidupnya, sebagian menganggap Sondang adalah seorang yang “berani mati tapi tak berani hidup” dan sebagian lagi menganggap Sondang adalah seorang martir demokrasi.

Kita terperosok untuk menghujat dan menghina Sondang sehingga alpa bahwa ada masalah yang sangat pelik di negeri ini yang mungkin menjadi dasar dan alasan dia memilih bakar diri sebagai ekspressi pribadinya.

Este incidente ha desencadenado diferentes reacciones del pueblo. La mayoría de ellos lo lamenta, teniendo en cuenta la juventud de Sondang y que tenía un largo camino de vida por delante de él, algunos consideraron a Sondang como alguien que se “atrevió a morir pero no se atrevió a vivir” y algunos lo consideraron un mártir de la democracia.

Estamos atrapados en un charco de insultos hacia Sondang, no llegamos a ver que los problemas cruciales de este país fueron las razones por las que se prendió fuego, como una manera de decir lo que pensaba.

Arman Dhani Bustomi escribió en su blog un post de tributo [id] a Sondang con una introducción que dice “la revolución devora a sus propios hijos”.

Kukira Sondang menyadari bahwa dalam sebuah perjuangan akan selalu ada tumbal. Ia juga menyadari, bahwa hanya sedikit perbedaan antara menjadi idealis atau melakukan kebodohan. Bahwa perihal kurban itu adalah permasalahan sudut pandang. Tak ada satupun manusia di bawah kolong langit yang berhak memberikan nilai atau kuasa hukum dalam sebuah perjuangan. Perjuangan adalah perkara keyakinan diri.

[…]

Kukira Sondang saat itu mengingat mama. Mengingat bagaimana dengan mesra dan patuh ia memeluknya di gereja. Mendengar kidung puji. Doa tuhan bapa kami dengan khusyuk. Mengingat betapa natal dan keriuhan bersama keluarga adalah kenangan yang sangat indah. Dan perlahan merapal doa-doa minta maaf. Kalut ia bertanya. “apakah aku akan diampuni bapa?”

[…]

Kukira Sondang terbakar amarah. Tapi ia tak sendirian. Karena aku kini juga terbakar amarah. Atas kebodohanku. Kelemahanku. Dan ketakpedulianku pada masalah bangsa ini.

Creo que Sondang se dio cuenta que habrá sacrificio en toda lucha. También se dio cuenta que hay una delgada línea entre ser un idealista y hacer una estupidez. Que un sacrificio es solamente un asunto de punto de vista. Que nadie bajo el cielo tiene el derecho de juzgar o autorizar una lucha. Una lucha es asunto de creer en uno mismo.

[…]

Creo que Sondang recordó a su madre en ese momento. Recordó con qué ternura y obedientemente la abrazó en la iglesia. Escuchar los himnos de alabanza. La solemne oración a Dios. Recordó la Navidad y la alegría de su familia, el maravilloso recuerdo. Y lentamente recita oraciones, pidiendo perdón. En su hora más oscura preguntó “Padre, ¿me perdonarán?”

[…]

Creo que Sondang estaba furioso. Pero no estaba solo. Yo también estoy furioso ahora. Por mi estupidez. Mi debilidad. Mi ignorancia hacia los problemas de este país.

Harian Orbit, periódico local en el norte de Sumatra, citó [id] a compañeros activistas de derechos humanos de Sondang, que dijeron que él envió unas 1,400 cartas referidas a violaciones de derechos humanos al presidente Susilo Bambang, pero ninguna de ellas ha llegado al presidente debido a protocolos del palacio estatal.

Bung Karno University, alma máter de Sondang, le dio el título Honoris Causa y cambió el nombre del tribunal de la Facultad de Derecho a Sala Sondang Hutagalung.

Con respecto al título honorario de Sondang, el blogger Yusuf Harfi preguntó [id] “¿cómo así una persona que se autoinmola recibió un título honorario?”

Continúa:

Saya sendiri tidak memandang Sondang ialah pahlawan perubahan ataupun patriot pembaharuan seperti yang banyak orang amini.

[…]

Ya, saya juga sama dengan Sondang, saya juga prihatin kepada kondisi Indonesia saat ini. Tapi, hal ini bukan berarti kita sebagai warga negara untuk menempuh aksi nekat seperti bakar diri. Agama apapun pasti mengajarkan untuk terus berusaha, gigih, pantang menyerah, dan tidak putus asa.

Personalmente, no veo a Sondang como héroe de cambio ni patriota de reactivación como mucha gente cree que es.

[…]

Si, también comparto las preocupaciones de Sondang, también me preocupa la situación actual de Indonesia. Pero esto no quiere decir que como ciudadanos debemos cometer una acción imprudente como la autoinmolación. Toda religión nos enseña a seguir tratando, determinados, categóricos y nunca abandonar la esperanza.

Un día después de la autoinmolación de Sondang, Amidhan, jefe del Consejo Central Indonesio Ulema Council (MUI, por sus siglas en inglés), dijo [id] que la autoinmolación es “haram” (prohibida por el Islam), y que consideraba a las personas que se autoinmolan como desesperadas y deprimidas.

Especial agradecimiento a Dina Savaluna por la foto.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.