¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Movilización por el derecho a cisternas sostenibles de agua

El 21 de diciembre, casi 10,000 habitantes del árido noreste de Brasil (llamado sertão o sertón) cruzaron el puente que une Juazeiro, en el estado de Bahía, y Petrolina, en el estado de Pernambuco. Los agricultores protestaban a favor de un acuerdo entre el gobierno y la organización Red Brasileña de Semiárido (ASA) [pt], que encabeza el proyecto de construcción de cisternas para captación y almacenamiento de agua de lluvia para las familias beneficiarias, en la subregión de Brasil con el mayor problema en desertificación.

El Ministerio de Desarrollo Social y Combate al Hambre (MDS) había anunciado que ya no se realizaría la transferencia de 120 millones de reales al programa para construir las cisternas. Como una alternativa, el gobierno ofrecería cisternas plásticas que supuestamente no encajan con la realidad de las personas y que ya no las construirían los propios habitantes, sino que serían “donadas” por el estado y los gobiernos de las ciudades. El acuerdo con con ASA, en vigencia desde hace más de una década, se vio amenazado hacia fines de diciembre.

La movilización forzó al gobierno a retroceder en su anunciada suspensión. El 23 de diciembre, representantes de ASA y el Ministerio se reunieron y se garantizó la continuación del acuerdo sin mediación de los gobiernos de la ciudad y estatal, por lo menos hasta abril de 2012. Se programó una reunión para el 3 de enero entre ADA y el Ministerio.

En los últimos días en las redes sociales, la discusión se centró en la razón para sustituir a la ASA por una mayor dependencia en las decisiones de los funcionarios públicos locales. En Twitter, el teólogo y escritor Leonardo Boff (@LeonardoBoff) comentó [pt] en una serie de tuiteos:

Ivan Cruz, ASA Brasil (usada com permissão).

Ivan Cruz, ASA Brazil (usada con permiso).

A ASA construiu centenas de cisternas e educou o povo a conviver com o semiarido. A Ministra vai introduzir cisternas de plastico, mexicanas. (…)
Abandona-se um projeto popular levado pelo proprio povo. Se triunfar fica claro o viés tecnocrático do Gov.Dilma sem diálogo (…)
Resolver os problemas dos pobres sem envolver os pobres é erro crasso e não funciona. Temos que denunciar e resistir e obrigar a um dialogo.

La ASA construyó cientos de cisternas y educó a la gente a vivir en condiciones semiáridas. El Ministerio va a implantar cisternas plásticas, mexicanas. (…) Se abandona un proyecto popular emprendido por el propio pueblo. Si triunfa, quedará claro el sesgo tecnocrático del gobierno de Dilma. Resolver los problemas de los pobres sin involucrarlos es un craso error y no funciona. Tenemos que denunciar y resistir y obligar a un diálogo.

Más allá de la posibilidad de volver a los habitantes dependientes de una tecnología que les es desconocida, las cisternas plásticas podrían convertirse en moneda electoral en manos de políticos locales, como lo señaló [pt] el escritor Frei Betto en su cuenta de Twitter (@Frei_Betto).

La geógrafa Janete Limelo cuestionó [pt] la primera posición del Gobierno Federal:

A quem interessa trocar cisternas de alvenaria que custam R$2000, 00 por plástico que custam R$5000,00?? ow.ly/873r8 #perguntepradilma

¿A quién le interesa cambiar cisternas con bases de piedra que cuestan R$2000 por unas de plástico que cuestan R$5000? ow.ly/873r8 #questionfordilma [pregunta para Dilma]

Neto Santos, C.F. Mandacaru de Pedro II (usada con autorización)

La ASA, conformada por 750 organizaciones de la sociedad civil, coordinó dos proyectos: Programa para un Millón de Cisternas (P1MC) y el Programa Una Tierra y Dos Aguas (P1+2). Con el presupuesto federal, los propios beneficiarios, más de dos millones de brasileños, ya han construido 371,728 cisternas. El programa de cisternas está reconocido internacionalmente como “una referencia en el manejo e inclusión social en el rubro de acceso al agua y el derecho al alimento y la seguridad nutricional de las familias que viven en la región semiárida” como enfatizó el Centro de Capacitación Mandacaru de Pedro II [pt].

Turuna Tântalo del blog Soda Cáustica [pt], recordó que la organización “[que ha reunido] a grupos interesados en cambiar la posición de miserable exilio impuesto sobre los pueblos de la región semiárida”, inició la Tercera Conferencia de los Partidos de la Convención en contra de la Desertificación COP3 de las Naciones Unidas, en la ciudad de Recife:

No dia 26 de novembro de 1999, contrariando as expectativas do mundo piedoso com os pobres coitados sem água, gente aliada aos supostos pobres-coitados-sem-água anunciava a festiva e profética Declaração do Semiárido Brasileiro.

El día 26 de noviembre de 1999, contrariando las compasivas expectativas del mundo para con los “pobres” pobres sin agua, la gente aliada con los supuestos pobres-pobres-sin-agua anunciaron la festiva y profética Declaración del Semiárido Brasileño.


El documental Una mirada diferente, realizado por ASA Brazil, “presenta una región que no está definida por tierra agrietada, sed y hambre. Pero hay otro lado, de producción, prosperidad y solidaridad. Esto es posible cuando los agricultores unen organizaciones en una interesante reunión de ideas”.

El discurso según el cual no hay agua suficiente en el noreste de Brasil fue un importante aliado de la indústria da seca [pt, literalmente, la industria de la sequía, que se refiere a la manipulación de élite de los subsidios del gobierno], una de las más desiguales relaciones de poder en la política brasileña, que contribuyó a la creación del mito del “pobre”, “indefenso” y  “subdesarrollado” nordestino que ha calado en la imaginación nacional.

Debido a la falta de oportunidades, muchos nordestinos suben a furgonetas y migran para convertirse en trabajadores en construcciones o empleadas domésticas en el sureste. La cisterna es un símbolo de un cambio en esta narrativa o, como escribe Turuna Tânalo en su Soda Cáustica [pt] “un cambio de paradigma”:

…é possível viver na caatinga, resgatando e melhorando tecnologias adequadas para o calor intenso, assim como vivem os esquimós no gelo seco do Ártico, assim como vivem os indígenas nas alturas de ar rarefeito dos Andes, assim como vivem os cosmopolitas em meio ao barulho e à multidão da Grande Cidade…..

Silenciosamente, mas obstinadamente, abandonamos o delírio televisivo de que aqui chovesse como chove no sudeste: a gente da terra árida foi despertando para o fato de que não é exatamente água que falta…

… es posible vivir en los matorrales caatinga, regresando y mejorando la tecnología apropiada para calor intenso, como los esquimales viven en el seco hielo del Ártico, como los indígenas viven en las alturas privadas de aire de los Andes, como los cosmopolitas viven en medio del ruidos y las multitudes de la Gran Ciudad…

Silenciosa, pero obstinadamente, abandonamos el delirio televisivo de que acá debería llover como llueve en el sureste: la gente de las tierras áridas ha estado despertando al hecho de que no es exactamente agua lo que falta…

Miopía del desarrollo

El debate acerca de la asociación entre la ASA y el Ministerio también trajo el tema de las políticas del desarrollo del gobierno de Dilma. El Vicepresidente del Consejo Indigenista Misionero (CIMI), Roberto Antonio Liebgott, señala [pt] que el crecimiento económico brasileño se basa en asociaciones entre el estado y grandes corporaciones, sin incluir a los ciudadanos como actores en la transformación social:

O ano em que Dilma Rousseff decidiu romper a parceria com a Articulação no Semiárido Brasileiro (ASA) que previa construir um milhão de cisternas e garantir água aos nordestinos. Ao invés disso, decidiu oferecer cisternas de plástico (PVC), levando lixo ao sertão brasileiro. É a política do “goela abaixo”

El año en que Dilma Rousseff decidió romper la asociación que tenía con la Asociación de Brasil Semiárido (ASA) estuvo marcado por la construcción de un millón de cisternas y garantizaba agua a los nordestinos. En lugar de esto, decidió ofrecer cisternas de plástico (PVC), llevando basura al sertão brasileño. Es la política de “hacerte tragar por la fuerza”.

Raphael Tsavkko, colaborador de Global Voices, destacó [pt] el problema de las políticas públicas que no incluyen a los habitantes locales como agentes de transformación:

Nada contra assistencialismo em si, enquanto políticas emergenciais de curto/médio prazo, o problema é trocar um projeto que emancipa, por políticas de apoio ao retorno do coronelismo e que substituem a autonomia da população e sua independência, dando-lhes dignidade.

Nada en contra del asistencialismo en sí mismo, en cuanto a políticas de emergencia a corto y mediano plazo. El problema es cambiar un proyecto que emancipa por políticas que apoyan el regreso del coronelismo [el gobierno de las élites hereditarias] y que sustituyen la autonomía de la población y su independencia, dándoles dignidad.

Elisa Thiago colaboró con este artículo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.