¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Filipinas: Persecución en línea de presunto violador de derechos humanos

Los esfuerzos para capturar al comandante general Jovito Palparan se trasladaron a la red luego de que finalmente se emitiera una orden de detención contra el presunto violador de derechos humanos en Filipinas. Las víctimas, testigos, familias y las personas que los apoyan han exigido una persecución pública en contra de Palparan luego de su fallido intento de huir del país y posteriormente esconderse de las autoridades.

Famoso por ser “el verdugo”, Palparan ha sido acusado de secuestro y detención ilegal grave de las estudiantes activistas de la Universidad de Filipinas Sherlyn Cadapan y Karen Empeno [en].

Palparan es famoso también por el aumento de casos de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y otros abusos cometidos contra los derechos humanos en cada provincia donde fue asignado bajo el régimen de la expresidente Gloria Macapagal-Arroyo.

Los grupos de derechos humanos han documentado [ph] al menos 1,206 ejecuciones extrajudiciales, 206 desapariciones forzadas y 2,059 arrestos y detenciones ilegales bajo la pasada administración.

Los cibernautas han sido alentados [en] para ayudar a que las madres de las dos activistas desaparecidas logren justicia mediante la publicación del afiche “Se busca a Palparan” de los grupos de derechos humanos Karapatan, Desaparecidos y Hustisya en los blogs, páginas de Facebook y otros medios sociales. Aquí está un video que los mismos grupos subieron a la red:

Las madres de Cadapan y Empeno [en] dijeron que la orden de arresto de Palparan señala un nuevo comienzo para que los violadores de derechos humanos se hagan responsables de sus actos y se ponga fin a la impunidad que continúa dominando en el país bajo la nueva administración de Noynoy Aquino.

Tal impunidad es causada por la descarada comisión de  ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, tortura y otras formas de violaciones a los derechos humanos bajo el régimen de Macapagal-Arroyo. Dichas violaciones continúan impunes hasta la fecha bajo la administración de Aquino la cual ha actuado con negligencia en la búsqueda de justicia para las víctimas y ha mantenido la misma medida de contrainsurgencia que aterroriza y viola sin motivo los derechos humanos.

El periodista Karlos Manlupig, que vive en Mindanao, recuerda [en] sus encuentros con Palparan y el temor que provocó durante las elecciones de mayo de 2010 en Davao, al sur de Mindanao.

Los estudiantes activistas, a modo de broma, se refieren a Palparan como Tito Palpy y generalmente lo usan para asustar a algunos kasamas [compañeros activistas] cuando regresan a sus casas tarde, “Hala ka, naa baya si Tito Palpy diha sa gawas sa gate. Ginahulat ka” [Cuidado, Tito Palpy está justo afuera de la puerta. Está esperándote].

El estudiante de la Universidad de Filipinas Regent Krissy Conti señala [en] que el arresto de Palparan podría dar tranquilidad a muchos de los estudiantes de la Universidad de Filipinas que participan en las redes sociales.

El arresto de Palparan y sus colaboradores y sus detenciones en cárceles ordinarias nos daría un poco de tranquilidad mientras continuamos realizando nuestro trabajo de camp0, inmersos en las comunidades y sirviendo a la gente en lo que necesiten, de la misma manera como lo hicimos con Karen y Sherlyn. No ofrecemos recompensas pero a aquellos que puedan traer al hombre que aterrorizó al país, les expresaremos nuestro profundo agradecimiento.

Mientras tanto, Ellen Torsedillas recuerda en su blog [en] cómo la expresidente Arroyo condecoró a Palparan a pesar de las controversias alrededor del comandante general.

El 24 de julio de 2006, en su sexto Discurso Público a la Nación, Gloria Arroyo, en medio de los gritos de los padres de Sherlyn Cadapan y Karen Empeño, estudiantes de la Universidad de Filipinas y los familiares del agricultor Manuel Merino, se deshizo en elogios a uno de los generales más temidos y odiados, el entonces comandante general Jovito Palparan, comandante de la Séptima División de Infantería en  Luzon donde ocurrieron muchas de las ejecuciones extrajudiciales.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.