¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Movimiento reclama derecho al espacio público durante el carnaval

El 14 de enero, anticipándose al Carnaval del Salvador, una de las más grandes fiestas callejeras en el mundo que empezará el 18 de febrero, se produjo una protesta en contra de la privatización de los espacios públicos. La manifestación envió un claro mensaje al alcalde de la ciudad del Salvador en el estado federal de Bahía, João Henrique y a la compañía Premium para retirar uno de los balcones provisionales privados usados durante el carnaval. Conocido como el ‘camarote’ en Brasil, estas estructuras ocupan gran parte del espacio público en la avenida principal de la región de Ondina [pt], lugar donde la protesta fue llevada a cabo.

De acuerdo con el Blog da Ilha (Blog de la isla) [pt], aunque el área pertenece al gobierno federal, la municipalidad le dio permiso a la compañía privada Premium para usar el área y construir una de las infraestructuras del balcón privado, el ‘Camarote Salvador’. La División Federal de Activos de Brasil (SPU, en portugués) multó con 374,00 reales (210 mil dólares) a la compañía Premium, sin embargo, aún se espera que el ‘Camarote Salvador’ se construya. El Blog da Ilha también informó que cada persona pagará desde 490,00 reales (272 dólares) hasta 990,00 reales (550 dólares) para tener acceso durante un día al ‘Camarote Salvador’ o más de 4.890,00 reales ( 2.720 dólares) para tener acceso ilimitado durante el carnaval.

People who want to enjoy the street Carnival of Salvador without paying get squeezed by camarotes on one side and paid "carnival blocks" on the other. Photo from the Ondina area, Carnival 2010, by Rodrigo Sá on Flickr (CC BY 2.0)

Las personas que desean unirse al Carnaval del Salvador sin pagar quedan aprisionadas entre los balcones y los bloques privados del carnaval. Foto del área de Ondina, Carnaval 2010, de Rodrigo Sá en Flickr (CC BY 2.0)

La extensión de las estructuras del balcón a lo largo de la acera no es el único problema. El crecimiento del negocio de los bloques del carnaval [en] también limita el derecho a disfrutar de la fiesta libremente en la calle. Los bloques del carnaval pagados colocan bandas de música que tocan en lo alto de los trio eléctricos [en] (camiones con sistema de sonido) y venden un tipo de vestimenta (abadá) al público. Para separar a los consumidores de los no consumidores, se colocan una cuerda y guardias de seguridad entre los trio eléctricos y aquellos que pagan por el uniforme. Cuando la banda toca en la calle, los no consumidores quedan aprisionados entre los balcones y los bloques privados.

Carnaval para todos

"Incompetent government, decadent society. React. Join us."

"Gobierno incompetente, sociedad decadente. Reacciona. Únete a nosotros" Foto de Clarissa Pacheco en Flickr (CC BY 2.0)

El movimiento empezó en Internet. Los grupos han creado en Twitter las cuentas @OcupaSalvador [pt] y en Facebook Ocupa Salvador [pt] donde reclaman el espacio público para las personas que participan en el carnaval libremente demostrando así que el movimiento fue influenciado por los movimientos Occupy en todo el mundo.

Aunque la jueza de la séptima instancia del Tribunal Supremo, Lisbete Maria, había emitido una orden provisional que prohibía la protesta, las personas salieron a las calles el 14 de enero. Los medios sociales han sido usados para mantener el movimiento vivo y de esa manera las personas del Salvador puedan reclamar su derecho a realizar el carnaval  preocupándose menos por las ganancias y enfocándose más en las personas.

El anterior decano de la Universidad Federal de Bahía, Naomar Almeida Filho (@naomar_almeida), publicó una serie de fotos y mensajes [pt] en Twitter y convocó a una manifestación en contra del cierre del parque Ondina que ha sido alquilado para la construcción de un balcón privado:

DESOCUPA foi um flash-mob convocado por redes sociais. Levou 1000 pessoas numa tarde chuvosa a Ondina. A imprensa noticiou timidamente

‘DESOCUPA’ fue un flashmob convocado por los medios sociales. Reunió a 1000 personas en una tarde lluviosa en Ondina. La prensa informó tímidamente.
"The square belongs to the people / as the sky is for the condor / it is the sight where freedom / creates eagles in its warmth" Castro Alves. Photo by Clarissa Pacheco on Flickr (CC BY 2.0)

"La plaza pertenece al pueblo / así como el cielo le pertenece al cóndor / es el lugar donde la libertad/ cria águilas en su calor" Castro Alves. Foto de Clarissa Pacheco en Flickr (CC BY 2.0)

André Lemos (@andrelemos), un profesor asociado de la Universidad Federal de Bahía y experto en cibercultura, tuiteó [pt]:

Carro, desocupa a calçada; camarote, desocupa a praia; som alto, desocupa o ambiente; violência, desocupa os espíritos – #desocupa salvador.

El carro, retirado de la acera; el balcón privado, retirado de la playa; la música en alto volumen, retirada del ambiente; la violencia, retirada de las almas – #desocupa salvador

Un video en Youtube, muestra a personas de todas las edades expresando sus opiniones en un micrófono comunitario y gritando al mundo “Desocupa” (Withdraw):

Integración a pesar de las diferencias

"The street is yours, nigga! Camarote No". Photo by Clarissa Pacheco on Flickr (CC BY 2.0)

"La calle es de ustedes, "negão"! Camarote No". Foto de Clarissa Pacheco en Flickr (CC BY 2.0)

En el pasado, el Carnaval del Salvador era una fiesta más incluyente y democrática donde se mezclaban personas de diferentes clases sociales y culturales en un mismo espacio público. Sin embargo, en las dos últimas décadas el escenario ha cambiado con la presencia de los balcones privados y los bloques del carnaval [en] remunerados.

Aparte de las ganancias, la privatización del Carnaval del Salvador a veces usa otro fuerte argumento: la seguridad.

Según los datos publicados por la Confederación Nacional de Municipios (CNM, en portugués), la ciudad del Salvador tuvo la tasa más alta de muertes causadas por armas de fuego en Brasil durante 1998 y 2008, informó la página web Rádio Metrópole [pt].

Durante el carnaval, la extensión de los balcones a lo largo de las calles reduce el espacio libre disponible e incrementa la distancia entre el rico y el pobre creando incluso más hostilidad entre las clases. Wikitravel no paso por alto este asunto en la sección Stay Safe [en]: “Debido a la gran desigualdad social, el Salvador es famoso por la delincuencia callejera”.

"My apologies for the inconvenience, we are working for a better world!" Photo Clarissa Pacheco on Flickr (CC BY 2.0)

"Disculpen por la inconveniencia, ¡estamos trabajando por un mundo mejor!" Foto de Clarissa Pacheco en Flickr (CC BY 2.0)

En Facebook, el usuario Ernesto Diniz recuerda cuando el carnaval era un momento de integración social [pt]:

Com a cara-de-pau de um turismo excludente e industrializado, a cidade, ano a ano, é loteada e paralisada para que o Carnaval possa passar. A festa foi descaracterizada há muito e pouco sobrou do Carnaval que celebra a suspensão de todas as diferenças.

Debido a un desvergonzado tipo de turismo que es excluyente e industrializado, la ciudad año tras año es saqueada y paralizada para que el carnaval pueda pasar. La fiesta ya perdió sus características peculiares desde hace mucho tiempo y ya no queda mucho del carnaval que celebraba la integración [del pueblo] a pesar de sus diferencias.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.