¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

El apagón de Internet impulsa el activismo en favor de los derechos digitales en todo el mundo

Las co-autoras de este artículo son Maira Sutton (@mairasutton) y Katitza Rodriguez (@txitua) de EFF.

Todos los enlaces en inglés a menos que se indique lo contrario.

El 19 de enero fue un momento decisivo para la comunidad global de Internet. Los efectos del apagón masivo online en protesta del proyecto de ley de la lista negra de Internet en Estados Unidos, SOPA y PIPA (H.R. 3261 y S. 968), se sintieron en todo el mundo ya que un incontable número de páginas Web, incluyendo Google, Wikipedia, Mozilla, Reddit, BoingBoing, Flickr, Wired, y muchas otras, se unieron a la protesta global contra las leyes de copyright generalistas y mal redactadas que romperían la arquitectura fundamental de Internet. Citando [pdf] el histórico Informe del relator especial de las Naciones Unidad sobre la libertad de expresión y opinión del año pasado: “…las medidas de censura nunca deberían ser delegadas a una entidad  privada, y [..] nadie debería ser responsable de contenido de Internet del que no son autores…”. La oposición masiva tanto de empresas como de particulares en todo el mundo demuestra lo mucho que estas leyes, y leyes similares, dañarían los negocios y la innovación, y aún más importante, restringirían la libertad de expresión en internet.

Pero SOPA y PIPA están realmente en la punta del iceberg. Las mismas fuerzas detrás de estas leyes estadounidenses han continuado presionando a otros países a aprobar leyes similares, así como negociando en secreto acuerdos comerciales internacionales que obligarían a los países signatarios a adaptarse a los mismos estándares. El Acuerdo comercial anti-falsificación (ACTA), el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), la Ley Doring (Mexico), la Ley Sinde (España), la Ley Hadopi (Francia), por citar solo unos ejemplos. Miembros del lobby de la industria del copyright como la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos (MPAA) y la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI) están dedicando una gran cantidad de recursos a que los países aprueben leyes para el refuerzo del copyright, que son intrínsecamente defectuosas. Lo que resulta son leyes que invaden la soberanía nacional, sobrepasan los principios tradicionales de la jurisdicción, perjudican a la innovación, y finalmente violan los derechos de los usuarios.

Los activistas y organizaciones que luchan por las libertades civiles digitales a nivel internacional vieron en el día de acción en internet una oportunidad de oro para enseñar a sus miembros los efectos que esas leyes tendrían en las páginas Web en sus países y el futuro del Internet libre y abierto. Reconociendo el denominador común entre la imposición generalizada y los defectos técnicos que corren por estas propuestas de ley, las siguientes organizaciones han tomado una posición contra los intentos de intereses especiales de censurar a los ciudadanos y destruir la innovación para preservar el modelo de negocio de la industria del entretenimiento

EE.UU. difunde medidas de observancia de IP a través de acuerdos internacionales secretos y amenazas de sanciones comerciales

En los últimos años los miembros de grupos de presión de las industrias de copyright más importantes han buscado un mayor poder para reforzar sus derechos de autor en todo el mundo con motivo de preservar sus modelos de negocio. Estos intentos se han estado llevando a cabo en una serie de foros internacionales como la cumbre del G8, acuerdos comerciales transnacionales como el ACTA y TPP, y el Proceso Anual Especial 301, un informe con niveles de “listas de vigilancia” de países con leyes de propiedad intelectual y políticas de aplicación supuestamente deficientes.Como ya han señalado Grupos de Interés Público de EE.UU. y Académicos de la UE, SOPA incluye una disposición destinada a afianzar aún más la influencia de los titulares de derechos de las IP de EE.UU. en las leyes y políticas de otros países. Mientras que el camino de SOPA y PIPA sin duda podría tener consecuencias de larga duración para todas las sociedades y economías del mundo, esperamos que la enorme atención que han recibido estos dos proyectos de ley de lista negra de Internet sensibilice la conciencia internacional sobre el impacto de estas propuestas de refuerzo de copyright que pretenden imponer los titulares de derechos de las IP de EE.UU en todo el mundo.

La Quadrature Du Netuna organización de apoyo con sede en Francia, afirmó:

Esta Web se oscurece hoy en protesta por las leyes para la detención de la piratería en Internet (SOPA)  y para la protección de IP (PIPA) que estan siendo discutidas en el Congreso de los EE.UU., así como el Acuerdo Comercial Anti-Falsificación (ACTA), que se debate actualmente en el Parlamento Europeo. Estas iniciativas se suman a un intento global para censurar Internet en nombre de los derechos de autor.

La Canadian Internet Policy and Public Interest Clinic (CIPPIC),un grupo de apoyo con sede en Canadá declaró:

[SOPA y PIPA] son un ejemplo más de los daños que pueden resultar de un programa para IP muy agresivo, sin barreras, e impulsado por EE.UU. Impone estándares más restrictivos sobre los intermediarios extranjeros que las empresas de Internet de EE.UU. a través de su reglamento DMCA de notificación de infracción para la eliminación de contenidos.

El grupo chileno de apoyo a los derechos digitales, Derechos Digitalestambién enmarca su posición en contra de SOPA a la luz de los regímenes internacionales de refuerzo de la extralimitación de derechos de autor:

Así que, mientras muchos de nosotros hablamos en contra de la propuesta de ley de EE.UU., los gobiernos de Chile, Perú, Nueva Zelanda, Australia, Brunei, Singapur, Malasia y los Estados Unidos se están moviendo rápidamente en un nuevo acuerdo internacional que reproduce una de las mayores amenazas de SOPA : la censura de las páginas Web de Internet de las posibles infracciones de copyright dando poderes policiales a los proveedores de servicios de Internet. (Lea aquí y aquí [ambos enlaces en español])

Markus Beckedahl, presidente de Digitale Gesellschaft, un grupo alemán de Derechos del Usuario, explicó a la opinión pública alemana:

Si solo la mitad del proyecto de ley entra en vigor esto va a tener un enorme impacto negativo en Internet. ACTA, PIPA y SOPA son de naturaleza similar: las industrias de la música y el cine tratan de destruir la red de rodaja a rodaja – la llamada táctica del salami.

Más información aquí, aquí, aquí, y aquí (en alemán)

SOPA y PIPA alterarían la soberanía nacional y perjudicarían a las economías locales

En los países donde los legisladores están debatiendo la necesidad de propuestas para bloquear páginas Web, la adopción de SOPA o PIPA creará una mayor presión para emular la ley de EE.UU., independientemente de cualquier prueba de su eficacia o conveniencia. Lo más desconcertante para los individuos y las empresas más allá de EE.UU. es la forma en que SOPA y PIPA podrían anular efectivamente las leyes nacionales de sus países e imponer normas más restrictivas a los intermediarios de Internet que las que imponen a las empresas estadounidenses.

50 organizaciones de derechos humanos de todo el mundo firmaron una carta al líder de la mayoría del Senado de los EE.UU., Harry Reid, en oposición a PIPA, destacando sus serias preocupaciones acerca de la jurisdicción y la libertad de expresión:

[…] La creación de un mecanismo que requiera que un representante de una página Web haga su aparición en un tribunal de los EE.UU. con el fin de defenderse de una acusación de infracción tendría un impacto desproporcionado para las comunidades online más pequeñas y la compañías emprendedoras con sede en el extranjero que no tienen capacidad para abordar preocupaciones en los Estados Unidos.

Open Rights Group con sede en el Reino Unido también hizo hincapié en las debidas implicaciones de las acciones judiciales de estos proyectos de ley de lista negra de Internet más allá de EE.UU.:

Hay dos razones por las que Open Rights Group está apoyando una protesta contra las leyes de EE.UU. En primer lugar, las definiciones y la redacción generalizada de los proyectos de ley ponen en riesgo a cualquier página Web de ser investigada por las autoridades de EE.UU. En segundo lugar, aquí en el Reino Unido nos enfrentamos a muchos problemas con estos proyectos de ley relacionados con los derechos de autor: medidas de aplicación inadecuada, en particular el bloqueo de páginas Web; definiciones y redacción excesivamente generalizadas o ambiguas; y deficiencias en las acciones y compensaciones judiciales.

Michael Geist, un destacado académico de derecho canadiense especializado en las libertades civiles digitales y los derechos de autor, puso su atención en el impacto que SOPA podría tener en Canadá y sus paralelismos con el ACTA y TPP:

Mientras se propone SOPA ante la legislación de EE.UU., ya tiene implicaciones para todos los canadienses, incluidas las disposiciones que tratan todas las direcciones IP de Canadá como si estuvieran sujetas a la jurisdicción de EE.UU. Por otra parte, Canadá se enfrenta a la misma impacable campaña de cabildeo de los derechos de autor. Entre las muy criticadas normas de bloqueo digital que se encuentran en proyecto de ley C-11 del Acuerdo Comercial Anti-Falsificación y la propuesta para ampliar el plazo de protección de derechos de autor en la Asociación Trans Pacífico, la política de derechos de autor de Canadá está cada vez más determinada por los mismos grupos que promueven la ley SOPA.

Global Voices Online, una comunidad internacional de bloggers de todo el mundo, dijo a sus lectores:

[PIPA / SOPA] elevarían el coste de la participación de [los medios de comunicación social y otras páginas generadas por los usuarios] para todos los usuarios del mundo, y podría forzar al cierre de muchos proyectos de medios de comunicación social, especialmente las páginas Web y empresas más pequeñas.

OpenMedia.ca, un grupo de apoyo con sede en Canadá, advirtió:

Al igual que los usuarios de Internet y los innovadores en internet de Canadá, tenemos mucho que perder si se aprueba la ley SOPA. SOPA podría cambiar fundamentalmente Internet en los EE.UU., Canadá, y el resto del mundo. […] Digan al primer ministro, Stephen Harper, y a Gary Doer (Embajador de Canadá en los EE.UU.) que los canadienses están en contra de SOPA.

Amenaza a los derechos humanos y al acceso a la información a nivel mundial

La mayoría de las críticas acerca de SOPA y PIPA se han centrado en la manera en la que los proyectos de ley establecerían la censura masivo en internet y, destruirían el Internet que conocemos en nombre de la observancia de la propiedad intelectual. Estos proyectos de ley harían posible que los EE.UU. tuvieran acceso a cualquier página Web del extranjero y proporcionarían a las empresas y otras entidades privadas nuevos poderes para censurar páginas Web de todo el mundo con órdenes judiciales que reducirían los nombres de dominio, los procesadores de pagos, y los anunciantes.

Internet Governance Caucusuna coalición internacional de organizaciones de la sociedad civil y personas de todo el mundo que participan en el Foro de Gobernanza de Internet de la ONU reafirmó las implicaciones para la libertad de expresión de la legislación de la lista negra de Internet:

Hemos tomado la decisión de unirnos al apagón en protesta por la censura arbitraria en Internet que viola los derechos de las personas que utilizan Internet responsablemente. Observamos con preocupación el aumento de los mecanismos de la censura en varias partes del mundo incluyendo pero sin limitarse a las Directrices para Intermediarios (Intermediary Guideline Rules, IGR) de la India, y a la Ley para la detención de la piratería en Internet (SOPA) y la Ley de Protección de IP (PIPA) de Estados Unidos. Los mecanismos de censura de cualquier país afectan a los usuarios de Internet en todo el mundo.

Amnistía Internacionaluna organización reconocida a nivel mundial que lucha contra las injusticias y promociona los derechos humanos, señaló que “[PIPA y SOPA] crearían un incentivo de mercado de gran alcance y sin precedentes de censurar el contenido generado por el usuario. Su paso sería una clara señal para los países de todo el mundo de que está bien sacrificar algunos derechos en nombre de algún otro bien”.

Greenpeace, una organización mundial para el medio ambiente, denunció con firmeza las leyes:

Si SOPA / PIPA se convierten en ley, las páginas Web como Greenpeace.org podrían cerrarse simplemente porque alguno de nuestros objetivos corporativos presenta una reclamación de que sus derechos de propiedad intelectual han sido violados. Sin requerir prueba alguna, ni audiencia en el tribunal.

Article 19, una organización internacional para la libertad de expresión, declaró:

[PIPA/SOPA] ahogarán la libertad de expresión, la innovación, y socavarán la seguridad en Internet, todo para beneficio de los estudios de Hollywood.

El apagón del miércoles 19 de enero supone una nueva era para el movimiento de libertad civil digital mundial. A través de blogs, tuiteos y posts, miles de organizaciones, activistas y personas realmente lo convirtieron en el éxito que fue. Esto solo ha sido una muestra del gran apoyo que tuvo lugar. Aquí están algunas otras organizaciones, grupos, activistas e incluso partidos políticos que participaron en este día tan importante para el futuro de Internet:

 

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.