Cuba: Fatal derrumbe en La Habana provoca debates en Internet

En las últimas tres semanas, dos edificios se han derrumbado en Centro Habana. Ambos se encontraban ubicados en Calzada de Infanta, una transitada vía en Vedado en la ciudad de Habana Vieja. El primer edificio que se derrumbó mató a tres de sus habitantes e hirió gravemente a seis más. En el derrumbe del segundo edificio, un viejo teatro que ya no estaba en uso, no hubieron víctimas mortales o heridos.

Los blogueros de Voces Cubanas y Havana Times [en] vieron los incidentes como una clara evidencia de la negligencia de los funcionarios del Estado con respecto a las condiciones de las viviendas de la ciudad.

Yoani Sánchez de Generacion Y escribió:

Calzada de Infanta, in Havana. Photo by Flickr user amycgx (CC: BY - NC)

Calzada de Infanta, en La Habana. Foto de amycgxl, usuario de Flickr (CC: BY – NC)

¿Qué solución urgente se aplicará para que esas tragedias no sigan siendo parte del escenario cotidiano? No vamos a aceptar una respuesta al estilo de que “se está estudiando el tema para aplicar soluciones de manera paulatina”. Tampoco nos vengan ahora con que la culpa la tienen los propios moradores que se quedaron en un lugar inhabitable. ¿A dónde hubieran podido ir? En lugar de eso exigimos que se construya, se repare, se nos proteja.

Miriam Celaya de Sin EVAsion escribió que tales incidentes han llegado a ser “comunes” en la ciudad, pero que el primero recibió mucha más atención que de costumbre debido a la ubicación central del edificio y los informes acerca del derrumbe por los ciudadanos vía Twitter.

Cuando los usuarios de Twitter y los blogueros informaron acerca del incidente, Celaya escribió que a la prensa estatal no les quedaba más opción que cubrir la noticia también. Asímismo, criticó el enfoque de la historia:

La prensa revolucionaria aprovechó la desgracia para resaltar la importancia de la intervención del Cuerpo de Bomberos, la Policía Nacional Revolucionaria, los servicios médicos de urgencia y las autoridades de la provincia y de los municipios Centro Habana y Plaza de la Revolución. Ellos fueron, a juzgar por los medios, los verdaderos protagonistas. La tragedia humana palidecía y se empequeñecía frente a la grandeza de las instituciones revolucionarias.

Ella resume el artículo acerca del derrumbe que apareció en la versión impresa del diario nacional, Granma, el jueves 19 de enero:

“La actuación coordinada e intensa” de “las fuerzas del Cuerpo de Bomberos y los servicios médicos de urgencia en el rescate de las víctimas y en el empeño de salvar la vida de los que se encontraban atrapados”, como si esa no fuera exactamente la función que se espera deben cumplir dichos cuerpos; o como si los derrumbes fuesen un accidente del clima o un mero capricho arquitectónico. Algo inesperado, impredecible, antojadizo, casual.

Isbel Díaz Torres de Havana Times [en], escribió acerca de los edificios en La Habana que están deteriorados y describió cómo las políticas del gobierno imposibilitan que los cubanos arreglen sus casas:

Por lo que he podido leer, las nuevas fórmulas diseñadas por el gobierno para la entrega de créditos o subsidios, no comprenden obras de gran envergadura, como sería el caso de estos edificios casi en ruinas que pululan por los municipios capitalinos, sobre todo en Centro Habana y Habana Vieja.

[…]

Por supuesto, buena parte de los edificios están en tan deteriorado estado de construcción que la única solución plausible sería la demolición. Ello, sin embargo, es imposible sin una opción de vivienda digna para quienes habitan los mismos.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.