Hungría: ¡Adiós, Malév!

Malév, la aerolínea estatal de Hungría desde 1946, cesó sus operaciones el 3 de febrero de 2012, debido a la bancarrota. Según informes de noticias [hu], incluso a los trabajadores de la aerolínea se les informó del cierre con apenas una hora de anticipación. Algunos pasajeros se enteraron cuando trataron de registrarse en el Aeropuerto Liszt Ferenc de Budapest.

A los ciudadanos húngaros les impactó la noticia, porque aun cuando la mala situación financiera de la aerolínea nacional era de conocimiento público, los planes de rescate de Malév se estuvieron negociando [en] durante las últimas semanas. Muchos sostuvieron que el triste destino de la empresa se debió a mal manejo financiero. En enero, hasta la ayuda financiera estatal a la aerolínea entre 2007 y 2010 fue considerado ilegal [en] por la la Comisión Europea. A la larga, los socios comerciales perdieron la confianza en la empresa, y esto inclinó la balanza el viernes 3 de febrero cuando los aeropuertos de Dublín y Tel Aviv se negaron a dar permiso de despegue [en] a vuelos de Malév.


Un comercial de Malév, música compuesta por Gábor Presser

Según el blog A REPÜLÉS Szakmai (blog profesional de LA AVIACIÓN) [hu], el último vuelo de Malév aterrizó en Budapest el viernes a las 08:46 UTC (09:46 AM en Hungría), desde Helsinki. Las palabras que dijo el piloto a los controladores de tráfico aéreo han sido distribuidas por los cibernautas húngaros en muchos sitios de distribución de audio y video:

Piloto: De parte de la tripulación del último vuelo de Malév, nos gustaría agradecerles por la buena cooperación de hace varias décadas. Nos vemos.
Controlador de tráfico aéreo: También les agradecemos y les deseamos un buen descanso, espero que nos encontremos.
Piloto: Así lo espero, con un nombre diferente.

Según AIRportal.hu [hu], la noche del viernes, 14 aviones de Malév fueron devueltos a su arrendador ILFC en un aeropuerto en Irlanda (ver acá las fotos de Malcolm Neson de los aviones de Malév en el Aeropuerto Shannon en Irlanda).

Csaba Demeter, piloto que estaba entre los que volaban los aviones de vuelta, compartió su historia en Facebook [hu]:

[…] Cerca de la medianoche llegamos a EINN [código del Aeropuerto Shannon, Irlanda], aterizamos uno después de otro y rodamos con suavidad, para saludar así la época pasada. Nos paramos uno detrás de otro, en caminos móviles, en estacionamientos, los detuvimos, desempacamos y apagamos las luces, nuestros aviones quedaron en la oscuridad. Fue una sensación terrible, TUVIMOS QUE DEJARLOS AHÍ. Esperábamos una llamada [que dijera] VENGAN A CASA CON LOS AVIONES, esto ha sido un sueño o una mala broma. Pero nada así ocurrió. SE QUEDARON AHÍ. Todos. :-( […]

La gente compartió sus ideas sobre el triste destino de la aerolínea nacional. Los recuerdos de Csaba en el blog Fékszárny [hu] cuentan lo mejor de lo que Malév significó para los ciudadanos del pequeño país de Europa Oriental:

Volé mucho con ellos, tengo muchas buenas y malas experiencias también. No se las contaría porque no tienen nada de especial. La razón por la que siempre me gustó volar con Malév y siempre tuvo prioridad a diferencia de otras es que era NUESTRA. Después de estar fuera de casa durante mucho tiempo eran las primeras señales de estar llegando a casa. La mencionada pintura azul y blanca con la tricolor húngara, el saludo en la puerta y los periódicos húngaros. Por lo general, pasaba de dos a tres semanas fuera y no en ciudades ni hoteles cómodos, sino en desiertos y otros lugares grandiosos. Así que llegar a casa era siempre una gran alegría y su primer mensajero era la tripulación del vuelo de Malév. Tras un largo y tenso viaje, hasta mis ojos se llenaban de lágrimas al aterrizar en [el aeropuerto de] Ferihegy. Fue muy mala [sensación] ver las fotos y leer las noticias en Internet. Ojalá no todo esté perdido, sería bueno volver a ver aviones rojos-blancos-verdes.

Csaba

Según el blog Véleményvezér [hu], la aerolínea nacional “se metió en la tormenta perfecta” de la dinámica económica de Hungría:

[…] Malév entró en la tormenta perfecta desde este punto de vista: debió haber sobrevivido a casi una década de estancamiento económico y a casi una década de malos manejos; cuando los dos fenómenos se amplificaron uno al otro. No sobrevivió y este es otro clavo más en el ataúd de nuestros sueños e ilusiones acerca de la posición de liderazgo de Budapest y Hungría en la región.

Hasta que se funde una nueva aerolínea húngara, informa [hu] el sitio de noticias Origo, los pilotos de “Malév Aerolíneas Húngaras Virtuales” [en] seguirán “volando” con las siglas de Malév.

La imagen miniatura y la imagen destacada muestran un avión de Malév, del usuario de Flickr hugovk (CC BY-NC-SA 2.0).

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.