¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Estados Unidos: Una nueva embestida contra la cultura de los inmigrantes

La eliminación del currículo de estudios mexicano-americanos, implementado desde el 1998 en las escuelas de la ciudad de Tuscon, Arizona, ha causado indignación. Para muchos, el desmantelamiento de este programa, y la confiscación de una gran cantidad de libros, es un ejemplo vivo de la agenda ultra conservadora que atenta contra la riqueza cultural e histórica de esta región.

La decisión, aprobada en enero pasado por el superintente del Distrito Escolar Independiente de Tuscon, John Huppethal, se ampara en  el estatuto ARS-15-112 [en] de la ley HB 2281. Como explica Jasmine Billa, en LatinitasMagazine [en], bajo esta ley se prohíben los cursos o clases en donde:

  • Se promueve el derrocamiento del gobierno de Estados Unidos.
  • Se promueve el resentimiento entre las razas o las clases sociales
  • Son asignados a estudiantes de un grupo étnico en particular
  • Abogan por la solidaridad étnica en vez del trato de los estudiantes como individuos

Lista de algunos de los libros confiscados:

  • “Repensar a Colón: Los próximos 500 años” por Leslie Silko
  • “La Tempestad” por William Shakespeare
  • “Pedagogía del oprimido” por Paolo Freire
  • “América ocupada: Una historia de los chicanos” por Rodolfo Acuña
  • “Chicano: La Historia del movimiento por los Derechos Civiles de los mexicanos americanos” por Arturo Rosales
  • “500 años de historia chicana en imágenes” por Isabel Martínez

Presiona aquí [en] para ver la lista completa.

Aquí un vídeo sobre las protestas de estudiantes y maestros contra la prohibición de estudios étnicos [en]:

Como es de esperarse, la solidaridad que tanto quieren controlar se ha dejado sentir no solo en Tuscon sino en diversas regiones de Estados Unidos. Junot Díaz, Laura Esquivel, Ana Castillo, entre otros escritores, así como diversas organizaciones dedicadas a la educación, la literatura y la libertad de expresión han repudiado públicamente esta la acción inconstitucional.

Se han creado peticiones cibernéticas [en] y blogs para respaldar el re-establecimiento del currículo de estudios mexicano-americanos. Banning History [en], por ejemplo, está aceptando videos en donde aparezcan personas leyendo, cantando o ilustrando fragmentos de los libros censurados.

"No se pueden censurar los libros", arte de la calle en Tucson, AZ. Foto por crjp tomada de Flickr. Republicada bajo Licencia CC BY-NC-2.0.

El Grupo de Maestros Activistas (Teacher Activist Group, TAG) [en], en colaboración con Rethinking Schools [en], también ha lanzado una campaña de concientización, llamada “Ninguna historia es ilegal: una campaña para salvar nuestras historias”. Además, han creado un extenso currículo basado en las lecciones del programa censurado, complementado con lecciones sobre la lucha por la libertad de expresión y la diversidad cultural.

Definitivamente esta ola solidaria seguirá cobrando fuerza porque es un antídoto muy eficaz contra el abuso del poder, el miedo y el racismo. En marzo llega la caravana Librotraficante desde Houston, Texas hasta Tucson, Arizona, a repartir los libros censurados.

Aquí el plan organizado por el escritor Tony Díaz:

6 Comentarios

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.