- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Sri Lanka: Alza de precios y brutalidad policial al establecer el orden público

Categorías: Asia del Sur, Sri Lanka, Derecho, Economía y negocios, Medios ciudadanos, Política, Protesta

Sri Lanka está enfrentando actualmente una economía turbulenta con el alza de los precios y la imposición de recargos, lo que está provocando protestas generalizadas. La policía y la milicia están tomando medidas brutales sobre los manifestantes y varias personas han sido asesinadas en los últimos meses.

Ratmale [1] [en] lo explica en Serendipity:

Pasamos por momentos difíciles en la administración de nuestras finanzas personales, ya que la avalancha en el aumento de los precios no tiene un límite o un margen de tiempo, mientras permanece la amenaza de un próxima devaluación de la rupia. Los expertos ahora dicen que esto era inevitable, ya que el gobierno estaba viviendo en tiempo prestado, pero ¿por qué estuvieron tan callados todo este tiempo? Era porque el gobierno llevaba una muy exitosa campaña de desinformación acerca del estado de las finanzas nacionales.

[2]

Un hombre grita durante una protesta por el aumento del costo de la vida. Imagen de Rohan Karunarathne. Derechos de Demotix (14/12/2011)

Sayanthan [3] [en], un estudiante de TI y Estrategias de Negocios, comparte su experiencia:

En los últimos días, la crisis petrolera nos ha estado golpeando muy duro. El lunes, cuando salía al trabajo, no pude hallar un autobús así que tuve que buscarme un triciclo para llegar a la oficina. Al día siguiente, le di 20 rupias al conductor para mi viaje de Bambalapitiya a Galle y dijo que ese era el precio revisado. Yo no tenía idea acerca de la revisión de precios, así que asumí que estaba bien, luego descubrí que fui engañado por unas cuantas rupias.

En el pueblo pesquero de Chilaw, miles de percadores se unieron a una marcha de protesta [4] [en] exigiendo la reducción de los precios del combustible. Se enfrentaron a la policía, quien luego abrió fuego hacia ellos. Una persona murió y muchos resultaron heridos.

Nigel V. Nugawela [5] [en] escribe en Groundviews:

El gobierno es, después de todo, aficionado a la línea de pensamiento “están con nosotros o en contra”, lo cual se ha traducido -en los últimos años- en acciones de calle y en la vieja práctica de vituperar ataques verbales contra los activistas de la sociedad civil.

Por ende, ¿es la seguridad pública realmente una preocupación para este gobierno? Si la seguridad pública es una preocupación, ¿por qué los manifestantes son asesinados en la calle por los miltares y la policía? ¿O se trata de reprimir para impedir la formación de movimientos disidentes mayores? Si el orden público es la meta, ¿no es inevitable que la matanza maliciosa de manifestantes por parte de la policía y la milicia aumentará las probabilidades de confrontaciones violentas en el futuro?

Nigel luego escribe:

Es precisamente debido al precedente establecido con la falla de asegurar la conducta apropiada de respuesta de las fuerzas de seguridad y la policía a las protestas civiles -en Navanthurai, Pottuvil, Kinniya, Puttalam, Katunayake y otros sitios- e institucionalizar las debidas reformas luego de las violaciones, que debemos contender con incidentes brutales como el de Chilaw. El gobierno parece no tener reparos en el uso contínuo de la milicia para establecer el orden público, a pesar del hecho que sus intervenciones han sido un completo desastre [6] [en].