¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cuba: Blogueros opinaron que el Papa debería posponer su viaje

Los blogueros cubanos llevan tiempo pronunciándose [en] sobre la inminente visita del Papa a Cuba [en]. Su mayor preocupación es que El Vaticano apruebe así, tácitamente, al régimen de Castro a pesar de las repetidas denuncias de violaciones de los derechos humanos que salen de la isla.

A la luz de nuevas denuncias de medidas aprobadas por el estado contra miembros de las Damas de Blanco recientemente, el bloguero exiliado Uncommon Sense [en] sugirió que:

El Papa Benedicto XVI debería posponer su visita a Cuba programada para finales de marzo. Esta visita es parte del quid pro quo entre el régimen y la iglesia, pero la contínua represión sufrida por las mujeres que intentan ir a misa no debería haber sido parte del acuerdo.

El bloguero también publicó un enlace de una recogida de firmas en internet a favor del aplazamiento de la visita del Pontífice hasta que mejoren las condiciones de los derechos humanos en Cuba.

El blog Pedazos de la Isla se hizo eco del asunto en “Mientras se acerca la visita del Papa Benedicto XVI a Cuba, otro domingo más de represión (Reporte desde Holguín)”:

Semanas antes de que el Papa Benedicto visite Cuba en Marzo, otro domingo (Febrero 5, 2012) en Cuba fue marcado por un desmesurado nivel de violencia de parte de la dictadura contra la Resistencia pacifica por tan solo intentar a llegar a la iglesia.

En la ciudad de Holguín, 5 Damas de Blanco fueron brutalmente arrestadas alrededor de las 9 de la mañana cuando intentaban llegar a la iglesia Jesús Cristo Redentor de los Hombres.

A continuación, la entrada detallaba la clase de violencia que algunas de las mujeres declararon haber sufrido.

En Guantánamo, 11 Damas lograron llegar a la iglesia, a pesar de una constante vigilancia.  Otras 20 Damas de Blanco asistieron misa en Santiago de Cuba en el Santuario del Cobre.  16 mujeres fueron detenidas mientras intentaban llegar hasta esta misma misa, según la cuenta de Twitter de José Daniel Ferrer García (@jdanielferrer). Entre las detenidas, según el Twitter de Ferrer, estaban Oria Casanova quien “fue detenida violentamente, la arrastraron y golpearon 4 agentes represores” y Liudmilla Cedeño quien fue víctima de “rascabucheo en la celda donde se encontraba”.  Ferrer García denuncia “así son los esbirros que sostienen a los Castro, golpean, manosean y rascabuchean a mujeres indefensas en Cuba”.

El bloguero terminó con las siguientes palabras:

En Cuba, las Damas de Blanco y los activistas pro-democráticos seguirán marchando, aunque el Papa Benedicto se pronuncie en su defensa o no.

Hablar públicamente en favor de las Damas de Blanco es una cosa. Hablar con ellas es otra muy distinta. Capitol Hill Cubans [en] informó que:

La semana pasada, El Vaticano confirmó las reuniones del Papa Benedicto XVI con los dictadores cubanos Raúl y Fidel Castro durante su visita a la isla en marzo.
Entretanto, se ha instado a las valientes Damas de Blanco de Cuba a quedarse de brazos cruzados, ya que el Papa tiene una agenda muy “apretada” (al parecer de reuniones con dictadores).
¿Cómo ha recibido el regimen de Castro esta noticia?
Con impunidad, por supuesto.

Babalu también comentó:

Por lo visto, el Vaticano ha sacado tiempo para que el Papa se reúna con los dictadores Fidel y Raúl Castro durante su visita a Cuba a finales de marzo. Sin embargo, no tienen tan claro que el Papa tenga tiempo para reunirse con las Damas de Blanco, devotas católicas que sufren la represión, la intimidación, palizas, humillantes agresiones sexuales y la muerte por parte de la dictadura castrista por intentar ir a misa cada domingo.
¿Soy yo o las prioridades del Vaticano están atrasadas?

Mientras tanto, Iván García escribió una entrada muy meditada sobre “el flirteo de Castro con el Vaticano”:

Ha sido una pirueta formidable. Puro malabarismo político. Una estrategia de futuro.
Luego de un período borrascoso y hostil contra los curas, católicos y de otras religiones, donde no pocos fueron a la cárcel o estuvieron recluidos en campos de trabajos forzados, Fidel Castro cambió su política de confrontación. Fue a raíz de la llegada al poder mediante el voto popular y democrático de Salvador Allende en 1971 en Chile, que Castro se replanteó su estrategia de fuego cruzado hacia el Vaticano.

América Latina era, y es, la región donde existe mayor cantidad de católicos en todo el planeta. El comandante barbudo comprendió de golpe que cualquier revolución, ya sea por la vía electoral o levantamiento armado, debía empezar por reconocer el papel que desempeñaban los sacerdotes, obispos y cardenales en una nueva propuesta de cambio social y en defensa de los excluidos de siempre en el hemisferio.

Y comenzó a diseñar un novedoso enroque ideológico. El IV Congreso del Partido Comunista, en 1991, aceptó como militantes a creyentes de cualquier denominación.

Comprendió que para subvertir eran más importantes las ideas que las balas. Y si esas ideas eran proclamadas desde un púlpito por un monseñor como el salvadoreño Arnulfo Romero, mucho mejor.

La entrada prosiegue contando la serie de acontecimientos que culminarán con la visita papal de marzo.

Después que Castro estuvo en el umbral de la muerte en 2006, su hermano, el General  Raúl Castro, tomó las riendas del poder y allanó aún más el camino hacia Roma.

Cuando el 23 de febrero de 2010 murió el preso político Orlando Zapata, producto de una prolongada huelga de hambre y el mundo civilizado lanzó una fuerte campaña contra del régimen de La Habana, debido a la represión desmesurada contra opositores y las Damas de Blanco, Castro II supo de inmediato a quién debía telefonear.

Y llamó al Cardenal Jaime Ortega … El Cardenal se convertiría en pieza clave del ajedrez político de los hermanos Castro. Fue el interlocutor por excelencia entre el gobierno, las combativas Damas de Blanco y el canciller español Miguel Ángel Moratinos. Las conversaciones posibilitaron la excarcelación de los disidentes que permanecían tras las rejas desde la oleada represiva de marzo de 2003. […] Algún día se sabrá si Ortega actúa movido por el deseo de que la situación en Cuba desemboque en una democracia, o presiones de otro tipo lo han impulsado a desempeñar un papel que algunos opositores y exiliados tildan cuando menos de cobarde.

Lo que intriga a observadores locales es si el contubernio con la iglesia católica cubana y el Vaticano podría desembocar en un estado democrático y de derecho. O solo es una táctica para ganar tiempo y concederle un espacio social más amplio al catolicismo en materia de educación y salud, sectores en horas bajas debido a la extensa crisis económica que vive la nación.

Iglesia y estado, al menos desde la perspectiva de la blogosfera cubana, parecen estar condenados a entenderse.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.