¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Disputa en torno a las Malvinas abre debate sobre perspectivas económicas

El treintagésimo aniversario del inicio de la guerra entre Argentina y Gran Bretaña por las Islas Malvinas y las recientes declaraciones públicas de la presidenta argentina Cristina Kirchner nos obligan a revisar el pasado para analizar aquellos hechos desde nuevas perspectivas y observar sus implicancias sobre Brasil, la economía más fuerte del Mercosur.

En este sentido, el Profesor de Relaciones Internacionales Gilberto Rodrigues llama la atención sobre el nuevo diseño geopolítico [pt] que orienta la disputa sobre las Malvinas en la actualidad:

Passadas três décadas, a Argentina segue reivindicando com barulho a soberania sobre as Ilhas Malvinas (“Las Malvinas son Argentinas”) e os britânicos continuam fleumáticos e impassíveis nas Ilhas Falkland. Porém, fatos novos entram em cena e estão alterando o equilíbrio de forças políticas e diplomáticas nesse embate.

Tres décadas después, la Argentina continúa reclamando con vehemencia su soberanía sobre las Islas Malvinas (“Las Malvinas son Argentinas”), y los británicos continúan imperturbables e impasivos con respecto a las islas Falkland. Sin embargo, la nueva información que está comenzando a circular altera el balance de las fuerzas políticas y diplomáticas de esta confrontación.
Historic map of Johnston (1893), shared by Douglas Fernandes on Flickr (CC BY 2.0)

Mapa histórico de Johnston (1893), compartido por Douglas Fernandes en Flickr (CC BY 2.0)

Nos encontramos, sin duda, en una nueva era, y es mucho lo que ha cambiado desde 1982: cayó el Muro de Berlín y con él la Cortina de Hierro que separaba a capitalistas de marxistas, el mundo se fragmentó en bloques económicos (la Unión Europea, el Mercosur, el NAFTA) y la victoria británica en la Guerra de las Malvinas solidificó la relación entre el Reino Unido y los Estados Unidos, su aliado actual más importante.

En cuanto a los dos bloques económicos a los que pertenecen los países afectados, la Unión Europea enfrenta la peor crisis desde su creación y anunció que la disputa por las islas Falkland es un asunto bilateral. A nivel interno, el Reino Unido lucha por contener el descontento popular que generan las políticas de recorte del gasto público. En el ámbito político, Londres intenta aplacar los reclamos de los escoceses, quienes se preparan para un referendum cuyo resultado podría definir si Escocia continúa o no formando parte de ese “reino unido”.

Hoy el Mercosur disfruta de prosperidad económica, principalmente gracias al crecimiento de la economía brasileña (la cual, según lo informara Global Voices a fines de 2011, ya ha superado a la del propio Reino Unido), que se ha visto reflejada en los intercambios comerciales con otros miembros del bloque. En este contexto, la Argentina recibió el apoyo de sus vecinos y logró que dichos países cierren sus puertos a las embarcaciones con bandera de las Falklands, entre otras formas de boicot.

"They were, are and will be Argentine". Photo by Brian Allen on Flickr (CC BY 2.0)

"Fueron, son y serán argentinas". Fotografía de Brian Allen en Flickr (CC BY 2.0)

En su discuso final durante la última cumbre del Mercosur, la presidenta argentina hizo referencia a la cuestión Malvinas como causa global. Alexandre Rocha reproduce [pt] una noticia en su blog:

“As Malvinas não são uma causa argentina, mas uma causa global, pois nas Malvinas estão tomando nosso petróleo e nossos recursos de pesca”, afirmou a presidente argentina, Cristina Kirchner, após o anúncio tomado na cúpula do Mercosul, nessa terça-feira. “Quero agradecer a todos a imensa solidariedade para com as Malvinas, e saibam que quando estão firmando algo sobre as Malvinas a favor da Argentina também o estão fazendo em defesa própria”.

“Malvinas no es una causa argentina, es una causa global, porque en Malvinas se nos están llevando los recursos petroleros y pesqueros”, afirmó la presidenta de ese país, Cristina Kirchner, luego de su anuncio en la cumbre del Mercosur del día martes. “Quiero agradecer a todos su inmensa solidaridad con las Malvinas, pero sepan que cuando están firmando algo sobre Malvinas a favor de la Argentina lo están haciendo también en defensa propia.”

Parece que Cristina Kirshner se ampara en la importancia que su país posee dentro del bloque sudamericano, en particular para Brasil, vecino con el que posee vínculos comerciales extremadamente sólidos. Irónicamente, si la evolución de la relación entre Argentina y Brasil es analizada en pespectiva, resulta claro que la Guerra de Malvinas —así como más tarde, también, la creación del Mercosur— fue el motivo por el cual ambos países fortalecieron su relación. Lucas Kerr de Oliveira, un estudiante de doctorado en Ciencias Políticas, explica que [pt]:

40th Mercosur Summit. Photo by the Brazilian Ministry of Foreign Relations on Flickr (CC BY-NC-SA 2.0)

40.º Cumbre del Mercosur. Fotografía del Ministerio de Asuntos Internacionales de Brasil en Flickr (CC BY-NC-SA 2.0)

Com o embargo europeu aos produtos argentinos, o Brasil passou a comprar grandes quantidades de carne, trigo e outros produtos produzidos por aquele país. O processo de aproximação resultou em um acordo nuclear bilateral, para fins pacíficos; passo fundamental para acabar com as desconfianças mútuas no plano político-militar. Este tratado foi seguido de uma série de tratados bilaterais no período dos Presidentes Sarney e Alfonsín, que resultaram na criação do Mercosul.

A partir de un embargo europeo a productos argentinos, Brasil comenzó a comprar a su vecino grandes cantidades de carne, trigo y otros productos. El proceso de fortalecimiento de las relaciones entre Argentina y Brasil creció hasta derivar en un convenio de cooperación nuclear, con fines pacíficos, que significó un paso fundamental hacia el fin de la desconfianza mutua en el campo político-militar. Este convenio fue seguido por una serie de tratados bilaterales durante los mandatos presidenciales de Sarney y Alfonsín, a partir de los cuales se creó el Mercosur.

El apoyo de Brasil a la Argentina después de la Guerra de las Malvinas no solo atrajo dividendos gracias al intercambio comercial, sino que además transformó una rivalidad histórica en una sólida alianza que permitió reducir significativamente los gastos en defensa. Cuando los brasileros dejaron de temer una “invasión argentina”, pudieron redireccionar esos recursos a la región amazónica.

Una vez conformado el Mercosur, esta unión también incluyó la venta de equipos militares por parte de Brasil, en especial aviones producidos por la firma Embraer (que comenzó recientemente a incluir partes elaboradas en la Argentina). Michel Medeiros comenta [pt] en su blog O Informante (El Informante) que:

A Embraer Segurança e Defesa assinou nesta quarta-feira contrato de parceria com a empresa argentina FAdeA, que será responsável pela produção de spoilers –superfícies móveis de controle de sustentação na asa– e portas do trem de pouso, entre outras peças do KC-390.

Embraer Defense and Security firmó un contrato de sociedad con la empresa argentina FAdeA, que será responsable de la fabricación de spoilers –placas móviles que complementan el control de las alas– y las puertas del tren de aterrizaje, entre otras partes del KC-390.

La alianza entre Brasil y Argentina ha complicado la estrategia del gobierno de David Cameron para incrementar su presencia dentro del país emergente. El blog de Ronaldo-Livreiro ofrece una cita y una entrevista con Peter Lee [pt], un experto en defensa del King's College London, quien considera que la reciente visita del político británico William Hague a Brasil “forma parte de esta estrategia”.

En cuanto a la postura británica con respecto a las islas, Peter Lee considera que:

Falkland Islands Flag. Photo by Liam Quinn on Flickr (CC BY-SA 2.0)

Bandera de las islas Falkland. Fotografía de Liam Quinn en Flickr (CC BY-SA 2.0)

[…] para que tenhamos uma mudança na posição britânica necessitaríamos uma ação econômica coordenada do Mercosul e da Unasul. Nisto o Brasil terá que fazer seu próprio cálculo de custo-benefício na relação com a Argentina, o Mercosul e o Reino Unido. Mas, ainda que houvesse uma política coordenada, não acho que teria êxito e, além disso, em nível comercial e econômico, todos perderiam. O que o Mercosul fez até agora foi a parte mais fácil porque na verdade o acordo de não permitir barcos de bandeira das Malvinas só afeta poucos barcos que também podem navegar com a bandeira inglesa, de modo que foi uma decisão mais simbólica que substantiva.

[…] para que la posición de Gran Bretaña se modifique, el Mercosur y la UNASUR deberían coordinar sus acciones económicas. En este sentido, Brasil tendría que realizar sus propios análisis de costo-beneficio en torno a la Argentina, al Mercosur y al Reino Unido. Pero, aún existiendo una política coordinada, dudo que resulte exitosa y, además, tanto a nivel comercial como económico, todos saldrían perdiendo. Lo que el Mercosur ha logrado hasta ahora es la parte más sencilla, porque en realidad, el acuerdo que impide el paso de navíos con bandera de las Falklands solo afecta a un número reducido de embarcaciones, que también están habilitadas para navegar con bandera inglesa, de modo que esa decisión fue más simbólica que significativa.

Lo cierto es que el interés actual sobre las Malvinas presenta características particulares tales como una credibilidad nacional —dado que ya han ocurrido guerras por ellas—, proximidad a la Antártida y la existencia de reservas de petróleo. En este sentido, tanto los argentinos como los brasileros y los británicos vislumbran un período de crecimiento económico para las islas a partir de la exploración petrolera, tal como lo indica [pt] el Profesor de Ciencias Políticas, Israel Aparecido Gonçalves, en su blog Real Política Brasileira (Política brasilera real):

[…] há uma perspectiva de forte impacto na economia local. Claro, o governo argentino está preocupado com a escassez do petróleo no mar do norte. A descoberta e exploração de petróleo na região, trará (novamente) relevância às esquecidas ilhas, que por um longo período da história só gerou gastos e produziu lã.

[…] existe la posibilidad de que la economía local se vea fuertemente afectada. Por supuesto, el gobierno argentino se encuentra preocupado ante la escasez de petróleo en el Mar del Norte. El descubrimiento y la exploración de petróleo en la región volverá (nuevamente) relevantes a estas olvidadas islas, que durante un extenso período de tiempo solo generaron gastos y produjeron lana.

La integración de la Argentina en el Mercosur y la participación del Reino Unido en la UE pueden haber reducido las probabilidades de un nuevo conflicto bélico, pero no las de un conflicto económico. El apoyo de Brasil a la causa argentina parece ventajoso, pero no está libre de riesgos. Si, por un lado, desea alejar a sus competidores británicos por la exploración petrolera en las costas sudamericanas,  por otro parece haber ganado una posición de privilegio entre los inversores del Reino Unido.

Los diplomáticos brasileros deberán prestar especial atención a la forma en que se desencadenan los hechos, en particular en esta fase inicial de una nueva etapa de la disputa.

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.