¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: Historia de una emigrante siria de 93 años

‘Sito Badia’, ‘Abuela Badia’ en árabe -como les gusta a sus nietos llamarla- nació en la aldea de Hwash, en la provincia de Homs, al oeste de Siria. Emigró a Brasil con su familia hace ya 80 años, cuando tan sólo tenía 13. La siguiente historia desvela sus primeros días y los de otros emigrantes árabes en Brasil y América Latina.

Badia, aged 93 years, and brother Michael, aged 91 years, holding a family photo taken in Christmas 2011. Used with permission.

Badia, de 93 años de edad, y su hermano Michael, de 91, sujetando una foto familiar tomada en las navidades del 2011. Reproducida con licencia.

En 1932, el padre de Badia, Habib, decidió vivir en Brasil después de que su hermanos mayores se mudasen a São Carlos, en el estado de São Paulo:

Mi abuelo Farah se encontraba en Argentina con mis tíos mayores, de tan sólo 10 y 12 años. Cuando supo que su hermano se había establecido en São Carlos, Brasil, decidió dejar a sus hijos con él. Volvió a Siria y vivió allí hasta su muerte. Mi padre fue solo a Brasil para ver a sus hermanos mayores; se quedó un año y volvió a Siria. Tras hacer un balance entre la vida en los dos países decidió asentarse en Brasil, y nos pidió que fuésemos con él. Me encontraba con mi madre y con dos hermanos pequeños, Michael, de 11 años, y Adib, de 9, cuando abandonamos el puerto de Beirut en Líbano en dirección al puerto de Santos, en un viaje en barco de 40 días hasta Brasil. Me sentía enferma en el mar; nos detuvimos en Génova, Italia, de donde recuerdo el cementerio. También recuerdo que nos retuvieron durante cinco días en el barco en Marsella, Francia.

The first generation of the family. Used with permission.

La primera generación de la familia. Reproducida con licencia.

Los primos esperaron a la familia en São Carlos, en donde el padre de Sito Bdia alquiló una casa. Ella ayudó a su madre a criar a sus hermanos. No iba a la escuela (no sabe escribir), pero recuerda canciones antiguas como عتابا ودلعونا (Ataba y Delona) y la dabka de Siria, la cual solía cantar a su madre:

لابدا شعيطة ولابدا بعيطة، الأمر المقدر ياأمي لبسنا البرنيطة. من مدة سبع سنين كنا فلاحين، واليوم مرتاحين بلبس البرنيطة

Durante siete años fuimos granjeros, eramos humildes y estábamos a gusto; mientras que ahora, somos modernos y estamos todavía más a gusto. Mi madre solía reírse y me decía que era una niña traviesa.

Casi todos los sirios que han emigrado a Brasil comparten historias similares. Permanecen con sus familiares y abren sus propios negocios. De acuerdo a un estudio de 1962, el 9% de las industrias en São Paulo [.pdf] eran sirias y libanesas.

Mi padre comenzó vendiendo ropa. Después abrió una tienda en Descalvado, en donde Michael Shamas, un libanés, nos ayudó a mí y a mi hermano menor Badi. Tras unos años un amigo le informó acerca de un nuevo pueblo que estaban construyendo, llamado Novo Horizonte [en]. Me casé con Mossa, nuestro primo sirio cuando tenía 28 años.

Sito Badia tiene cuatro hermanas, ocho nietos y en dos meses dará la bienvenida a su primer bisnieto, Gabriel. Junto con la familia de sus hermanas y la de sus primos, suman 90 miembros. Cada Navidad se celebra una fiesta para presentar a las nuevas y jóvenes ramas del árbol familiar, así como para ahondar en la relación con sus raíces árabes.

Big family, Arabian roots. Used with permission.

Gran familia, raíces árabes. Reproducida con licencia.

Sito Badia aún mantiene una fuerte relación con su familia tanto en Brasil como en Siria a través de sus hermanas: Maria, Najat, Marta y Esmeralda (fallecida); gracias a ella la lengua árabe se mantiene viva en la familia:

Mi hermano Michael, mis primos Elias y Jamelihe y yo somos los únicos de la familia que hablamos árabe. La familia únicamente conoce el nombre de la comida siria [risas]. He visitado Siria tres veces, pero ahora es muy difícil volar. Hablamos cada año en Navidad y en Pascua. Recientemente, Marta y Najat visitaron Siria en el 2009, cuando mi primera nieta se casó con un sirio.

Actualmente Badia vive en Novo Horizonte [en], São Paulo, en donde planea celebrar su centésimo cumpleaños dentro de siete años.

Post publicado previamente en el blog personal de Rami Alhames [en].

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.