¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: Bloggers anglófonos hablan sobre el fraude electoral y el futuro tras las elecciones

Este post es parte de nuestra cobertura especial Elecciones en Rusia 2011/12.

Una manera de empezar a escribir acerca de las elecciones presidenciales del 4 de marzo de 2012 en Rusia es con algo de ironía, como lo hizo Mark Adomanis en su blog en Forbes [en], The Russia Hand:

Bueno, en lo que seguramente es una de las novedades más impactantes de los últimos meses, Vladimir Vladimirovich Putin acaba de ganar las elecciones [en] para convertirse en el “próximo” presidente de Rusia. […]

O, como lo dijo Craig Pirrong en su blog Streetwise Professor [en]:

El Zar Vlad el Lacrimoso ha ganado su oferta electoral para regresar a la presidencia de Rusia. Este resultado difícilmente sorprende (aunque por un momento hubo cierta interrogante sobre si ganaría en primera vuelta). […]

Otra manera de enfocar el tema es con seriedad y franqueza, como hizo Katherine Brooks en el blog East of Center [en] de TOL:

Las elecciones presidenciales en Rusia tuvieron lugar el 4 de marzo en medio de diversas acusaciones [en] de comportamiento fraudulento en las urnas. A pesar de la presencia de 30,000 observadores electorales voluntarios capacitados y de la instalación de cámaras web en más de 90,000 centros de votación en Rusia, se reportaron cerca de 1,000 irregularidades hacia el mediodía y la Liga de Electores [en] de Rusia llevaba la cuenta de 3,000 reportes de fraude hacia el final del día. En particular, hubo numerosas quejas de “votación de carrusel” – en donde se lleva a un grupo de electores de centro de votación en centro de votación para registrar su voto múltiples veces. […]

De cualquier manera, al escribir sobre las elecciones de este último domingo, parece imposible evitar mencionar las acusaciones de fraude electoral y sus consecuencias para Putin y los ciudadanos rusos.

Adomanis, en su post citado anteriormente, escribió:

[…] La pregunta acerca de la magitud del fraude no es un mero ejercicio académico interesante, aunque ciertamente es eso, sino algo que ofrece un importante entendimiento del probable curso del tercer mandato de Putin. Una elección que estuvo libre de las más flagrantes y absurdas irregularidades (es decir, resultados oficiales que de plano y descaradamente contradecían las encuestas a boca de urna y otras encuestas de opinión preelectorales) sugeriría que el equipo Putin fue ligeramente humillado por la reciente avalancha de protestas populares y reconoció la necesidad de conciliación y cambio. Una elección que estuviera tan flagrantemente arreglada como la anterior sería más siniestra y sugeriría que Putin no estaba humillado sino furioso por el reciente debilitamiento de su posición. […]

Tras revisar algunas de las evaluaciones de los medios occidentales del supuesto fraude, Adomanis concluye:

Así que, desafortunadamente, lo que las elecciones presidenciales parecen sugerir es un Kremlin que está decidido a conservar el poder y que usará cualquier apabullante arsenal a su disposición. Se espera que las cosas empeoren antes de mejorar, y se espera que haya cierto aumento en el rencor en la sociedad rusa cuando la sociedad rusa contraria a Putin se radicalice aun más.

Pirrong escribió esto en el post enlazado arriba:

[…] El tema clave en el próximo a mediano plazo es si se percibe ampliamente en Rusia -y especialmente entre la élite-  si Putin realmente ganó contundentemente (como él sostiene, con más del 60 por ciento), o si un margen más estrecho de victoria estuvo groseramente inflado por el fraude. Cuanto más difundida la percepción de que Putin sintió que era necesario fabricar un gran margen, más vulnerable estará. En contraste, si se acepta ampliamente que su margen era legítimo y libre de fraude, su posición será fuerte, por lo menos en el corto plazo. […]

A woman votes in the Russian presidential election at a polling station in St. Petersburg. Photo by YURY GOLDENSHTEYN, copyright © Demotix (4/03/12).

Un mujer vota en las elecciones presidenciales rusas en un centro de votación en San Petersburgo. Foto de YURY GOLDENSHTEYN, derechos reservados © Demotix (4/03/12).

Yuri Mamchur de Russia Blog mencionó [en] a webvybory2012.ru [ru], el costoso proyecto de transparencia electoral con financiación del estado:

[…] Los observadores internacionales afirmaron que las elecciones fueron justas y transparentes, con 89% de todas las sedes de votación desempeñándose como excelentes, 10% – con violaciones “técnicas menores”, y 1% con “grandes violaciones reportadas por los observadores”. El gasto cercano a los 500,000 millones en 130,000 cámaras web ciertamente ha valido la pena para Putin – cualquier ciudadano ruso podía ver las elecciones en línea en www.webvybory2012.ru para seguir en tiempo real la acción de votar en 90,000 lugares en todo el país. Lo más probable es que haya habido violaciones. Sin embargo, difícilmente llegarían a ser poco más que un margen de error […]. […]

Kyle Keeton y su esposa Sveta, del blog Windows to Russia, pasaron la noche del conteo de votos mirando cámaras web [en] instaladas en centros de votación “en todo Rusia”:

[…] Encontramos poca variación en todo el campo ruso y publicaré un aburrido video de una hora en los próximos días. […] El hecho es que hubo muy poca trampa y fue ante el ojo de la cámara todo el tiempo. La gente trabajó arduamente para asegurar unas elecciones apropiadas y decir lo contrario es insultar a esos miles y miles de personas que pasaron largas hora en ese tedioso trabajo…

¡Putin ganó y es lo que es! […]

Anatoly Karlin de Sublime Oblivion llegó con un detallado análisis preliminar [en] del “grado de fraude”, basado en la información electoral disponible en ese momento:

[…] Mi evaluación es que en estas elecciones estuvo en el orden del 3%-4%, que es menos que mi rango estimado de 5%-7% de fraude [en] en las elecciones de la Duma, pero aun así demasiado alto para los parámetros de países desarrollados. La distribución geográfica de fraude ha cambiado significativamente: Moscú aparece ahora como muy limpio esta vez (en abierto contraste con 2011 y 2009). Sin embargo, hubo pocos a ningún cambio para mejor en las repúblicas de minoría étnica, que es donde se concentra ahora el grueso de las falsificaciones. […]

Andy Young de Siberian Light comparó [en] estas elecciones con los comicios parlamentarios de diciembre de 2011:

[…] Tras las debacle de las elecciones de la Duma de diciembre, tenía esperanzas de que las elecciones presidenciales fueran un poquito más justas y que un escrutinio mayor (a través cámara web, nada menos) podría atenuar el fraude que habíamos visto con anterioridad. Ay, realmente no puedo ver ninguna mejora que valga la pena mencionar y las elecciones rusas siguen sin pasar la prueba del olor. […]

También compartió algunas ideas sobre el futuro de la oposición rusa:

El verdadero daño al aura de invencible [de Putin] no vendrá del resultado de las elecciones, vendrá de una oposición vigorizada.

[…] Una de las principales razones de que Putin la haya tenido fácil en la última década es que no ha habido oposición que digamos. Y las elecciones de este año no fueron diferentes – al menos, cuando se refería a candidatos.

[…] Espero que las protestas se extingan rápidamente tras las elecciones, pero creo que en el tiempo de seis años han probado ser tremendamente valiosas en reactivar un movimiento de oposición genuinamente comprometido en Rusia. No tengo idea de cómo será la oposición – ¿la actual oposición la invitará a formar parte o surgirá un nuevo grupo? Pero me fascina ver cómo se desarrolla.

Mark Galeotti de In Moscow's Shadows hizo más preguntas [en] sobre qué pasa después:

[…] ¿El actual movimiento, mayormente negativo, empezará a cohesionarse en torno a una plataforma positiva de reformas y líderes, y luego creará la maquinaria política para construir una campaña nacional? ¿Reprimirá Putin (no espero más que algunas movidas en contra de elementos ‘desleales’ de los medios)? Más al punto, dado que ha se ha comprometido directa e indirectamente a gastar en programas sociales, diversificación económica y modernización militar, compromiso que no podrá cumplir del todo, ¿a quién decepcionará, y qué significa esto?

Galeotti comparó los cambios que están ocurriendo en Rusia ahora con “los cambios en las placas continentales”:

[…] tratar de verlas moverse rara vez es dramático. Sospecho que se puede decir lo mismo acerca de estas elecciones. Cosas grandes están ocurriendo, pero eso no siempre significa gratificantemente rápido ni dramático. […]

Brian Whitmore de The Power Vertical de RFE/RL expuso [en] sobre la metáfora de Galeotti e indicó, entre otras cosas, el rol de Internet en la Rusia de hoy:

[…] gracias a una mayor y más amplia penetración de Internet, Rusia tiene ahora su primera generación horizontalmente integrada.

Las generaciones anteriores han estado integradas verticalmente, ya sea a través de la Iglesia Ortodoxa, el Komsomol, o más recientemente, a través de grupos juveniles como Nashi.

Pero con Twitter, Facebook, Vkontakte, LiveJournal, YouTube, etc, rusos con mentalidades similares pueden ahora conectarse entre sí  –y organizarse– desde Kaliningrado a Vladivostok. Y pueden hacerlo independientes de –y cada vez más en oposición con– el régimen.

El proceso sigue todavía en su infancia, pero en el largo plazo, este Poder Horizontal [en] hará más difícil al Poder Vertical de Vladimir Putin seguir con sus negocios como de costumbre. […]

Este post es parte de nuestra cobertura especial Elecciones en Rusia 2011/12.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.