¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Hungría: Otra catástrofe medioambiental en proceso

Extractos de este artículo fueron publicados en Atlatszo.hu.

En octubre de 2010, Hungría sufrió el mayor desastre medioambiental de su historia reciente debido a la fuga tóxica de una reservorio de barro rojo tóxico en Kolontár. Agua y lodo tóxicos fluyeron por los pueblos más cercanos y provocaron la muerte de 10 ciudadanos. Muchos otros resultaron heridos, pues no habían sido informados del peligro que suponía acercarse a la inundación.

Residents of the town of Devecser, about 150 km west of the capital Budapest, hit by a flood of toxic sludge from an alumina factory were struggling to recover their belongings from the mud. Photo by Y ATTILA "BOGART" P., copyright © Demotix (6/10/10).

Ciudadanos de Devecser, a unos 150 km. al oeste de Budapest, afectados por el torrente de barro tóxico procedente de una fábrica de aluminio intentan recuperar sus pertenencias entre el lodo. Foto de Y ATTILA "BOGART" P., copyright © Demotix (6/10/10).

Desde el cese de la producción de aluminio, algunos reservorios de barro con residuos de la producción de aluminio (parecidas a la que provocó la catástrofe de octubre de 2010) se utilizan como vertedero de otros tipos de materiales peligrosos. Las fábricas de aluminio húngaras se privatizaron en 1990 a precios muy bajos ya que, a cambio, los compradores debían hacerse cargo de reducir los daños ambientales previos.

Una de estas fábricas, situada en Almásfüzitő, una ciudad a orillas del Danubio, al noroeste de Hungría, dejó de producir aluminio hace tiempo. Sin embargo, los reservorios de residuos lodosos se utilizan para depositar materiales peligrosos fabricados en otros lugares.

Según un documento publicado por Atlatszo.hu [.pdf, hu], un miembro de Tatai Környezetvédelmi Zrt. (Protección Ambiental Tatai también conocida como TKV Zrt.) ya informó sobre esta situación hace 15 años, en una conferencia universitaria sobre la tecnología utilizada para “arreglar” uno de los reservorios de residuos de lodo de la producción de aluminio (en Almásfüzitő): “Estamos reemplazando el riesgo existente por otro.”

El conferenciante añadió: “La única manera de arreglar esta zona sería llevarse las 11 000 toneladas de residuos de aquí.”

El documento, que se trata de una transcripción de la conferencia, demuestra que con la excusa de “reducir daños”, estos vertederos se infectan de materiales peligrosos e incluso metales pesados que vierten las empresas especializadas. Las consecuencias de estos actos son impredecibles, pero los beneficios económicos pueden ser enormes.

Olajos, un bloguero húngaro, escribió en un post del 2010 [hu] que, según los datos sobre materiales peligrosos, incluso en el 2000 la producción de aluminio generaba el 14,45 % del dioxin [en] y furano industriales:

[…] ¿Qué es el dioxin? Los que hayan seguido la situación política ucraniana en los últimos años habrán oído hablar de él, pues [Victor Yushchenko, candidato a la presidencia en las elecciones de 2004 [en]] fue envenenado con dioxin.

El nombre completo del dioxin es Tetraclorodibenzo-p-dioxina (TCDD). Este compuesto no existe en la naturaleza, es fruto del ser humano, de la actividad industrial, afecta al sistema inmunológico y provoca cáncer, además puede dañar el ADN. En síntesis: se trata de un veneno insidioso que no se puede eliminar del organismo. Las fábricas liberan dioxin al medio ambiente al crear subproductos con él. En Hungría, se desbordó un reservorio de desechos que contenía dioxin, en Garé, lugar que también se convirtió en símbolo de daño medioambiental.

Del furano se ha hablado menos, este compuesto no es tan famoso como su compañero, pero también puede contaminar el medio ambiente si se libera como subproducto, que deriva de la producción de aluminio. […]

A finales de 2011, Greenpeace lanzó una campaña en Hungría centrándose en el reservorio de Almásfüzítő. Pacsker del blog Greenr compartió un vídeo de Greenpeace titulado “Una calle de víctimas del cáncer en Almásfüzítő” [hu] y comentó lo siguiente [hu]:

El Centro de Investigación de Ciencias Medioambientales de la Universidad de ELTE (en inglés CRCES) sólo hablaría en un vídeo de Greenpeace si se tratara de un caso muy grave. Pues así es el caso de Almásfüzítő.

Judit Molnár [la joven que habla en el vídeo] tiene 24 años y ha sufrido dos neoplasias, su hermana, de 19, tiene 19 tumores malignos.

A 1,5 metros de profundidad es ya aceite que está en la tierra.

El barro rojo es una bagatela comparado con otros materiales vertidos en el embalse.

Las ranas son rojas [a causa del líquido que pierde el embalse].

El embalse tiene muchas fugas. La marea baja [del Danubio, que está justo al lado del embalse] lo ha demostrado a la perfección. ¡Toda Budapest está bebiendo estos venenos industriales y subproductos cancerígenos!

Y, para colmo de todo esto, la Protección Medioambiental Tata (SIC!) cPlc. se atreve a denominar a esto “estiércol”… ¿Cómo puedes crear estiércol con deshechos inorgánicos?

Se están vertiendo deshechos nocivos en un embalse con un sinfín de escapes. En Alemania y en Austria está prohibido mezclar deshechos peligrosos distintos y verterlos en el mismo lugar. [Mientras tanto] estamos construyendo intencionadamente un barril de pólvora medioambiental…

Desde la publicación de la transcripción de la conferencia en 1996, TKV Zrt. se ha puesto en contacto con atlatszo.hu para recalcar -entre otras cosas- que los documentos mencionados anteriormente habían sido manipulados y que los embalses de barro rojo de Almásfüzitő no son en absoluto perjudiciales para el medioambiente. Sin embargo, un estudio [hu, resumen en inglés] publicado en 2004 por el Instituto Geográfico de la Academia Científica de Hungría corrobora los hechos citados en el documento que publico Atlatszo.hu

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.