Honduras: En Sabanagrande, parodiar a la policía no es un chiste

La policía local no pudo entender el chiste durante una presentación satírica preparada por los jóvenes en el pueblo de Sabanagrande, al sur de Tegucigalpa, capital de Honduras. Cada año Sabanagrande realiza un festival cultural llamado Rey Feo.

El blogger y poeta Fabricio Estrada lo describe como una “majestuosa tradición que año a año reúne en Sabanagrande la mayor demostración de morbo colectivo de la zona sur”. Unos 40 jóvenes disfrazados coronan a un “Rey Feo”, quien lee un testamento repleto de chismes locales y rumores en rima. El 4 de febrero de este año, el Rey Feo dirigió su sátira a la policía local.

La policía hondureña ha estado bajo fuego por acusaciones de corrupción [en], ataque a los ciudadanos y colaborar con delincuentes [en] y pandillas [en]. Sin duda, las tensiones entre civiles y policías están álgidas.

En su blog Bitácora del Párvulo, Fabricio ilustra la atmósfera del pueblo acerca del día del Rey Feo de este año:

“Te digo que esta vez le tirarán duro a la chepa (la policía), yo tengo un primo que sale en el cortejo…” susurra un niño. Pero ya todos lo saben. Han tenido todo un año para meterse en la vida pública como privada, y lo de la policía es público y privado a la vez: público porque los medios masivos ya lo denunciaron y privado porque es mejor callarlo antes de ir “pechito de paloma” (apresado con esposas).

Luego en el post, Fabricio describe la reacción de la policía a la lectura del testamento:

La policía aprieta las mandíbulas y reciben la estocada anual: “Ay policía hijue… aquí te vamos a dar la batuta, porque solo por robar y por matar el sueldo te van a pagar”.

Solo se espera que termine la lectura cuando ya la policía se le va encima al cortejo completo, pero los soldados del primer batallón se interponen, defendiéndolos. ¡Esto es teatro señores, esto es teatro! grita el de los parlantes, pero soldados y policías hacen el suyo mientras el cortejo se escabulle entre las sombras. […]

De nuevo, el pueblo se ha salido con la suya. No hay censura que valga en la insurrección más antigua de Sabanagrande: el rey feo.

Fabricio reporta que días después, la policía buscó activamente arrestar a los jóvenes involucrados en la presentación. Alrededor de 150 personas respondieron a la “persecusión y aprehensión arbitraria de la policía” de varios jóvenes.

Los ánimos lograron controlarse ante la promesa de mediación del COFADEH [Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras], quien asumió darle seguimiento a los testimonios y acompañar a las víctimas de la violación constitucional del derecho a la libre circulación y de las amenazas concretadas por la policía al detener la semana pasada a uno de los muchachos (Mauricio Canales), a quien golpearon y sometieron a burla y escarnio ante su preferencia sexual manifiesta.

La ira ha ido formándose entre los ciudadanos de Sabanagrande debido al toque de queda impuesto por la policía, exigiendo que los niños menores de 17 años fueran “mandados a dormir” a las 10pm a riesgo de ser encarcelados por holgazanear o por sospecha de delincuencia. Fabricio acotó como ha cambiado la vida en el pueblo bajo este toque de queda no oficial:

Un pavoroso silencio llena el pueblo y solo se ve a la patrulla recorriendo despaciosamente las calles. No se exagera cuando se puede comparar esta escena con cualquier registro histórico de una dictadura implantada sin vergüenza alguna.

Como resultado de estos choques con la policía, los ciudadanos decidieron tomar el asunto en sus propias manos y crear el primer Comité por los Derechos Humanos de Sabanagrande bajo la dirección de COFADEH [Comité de Familiares de Detenidos en Honduras]. Fabricio, ahora miembro activo de este comité, dice que “la sociedad hondureña ha llegado a un punto muerto que debería acelerar un proceso de organización cívica sin precedentes”. Él comparte imágenes de la primera reunión del grupo:

En un correo electrónico, Fabricio dice a Global Voices que el comité realizó un concierto en favor de los derechos humanos y una lectura de poesía el viernes 2 de marzo y el grupo ya está teniendo algo de éxito:

la presión del pueblo (plantones pacíficos durante toda la semana, en el parque, a partir de las 10 de la noche) más la acción del COFADEH, Radio Globo (periodista Félix Molina) y la Secretaría de Justicia y Derechos Humanos (que entró en juego gracias a enlaces amigos) revirtió lo que estaba sucediendo ordenando el relevo inmediato de seis de los policías más implicados en arbitrariedades.

Los jóvenes están más que felices, lo logramos!

Un especial agradecimiento a Fabricio Estrada por permitir a Global Voices utilizar sus imágenes y por colaborar en este post facilitando información. Visiten su fotoblog País Fotogénico para más imágenes e historias de Honduras.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.