- Global Voices en Español - https://es.globalvoices.org -

Ucrania: La fotografía artística ayuda a luchar contra el SIDA

Categorías: Europa Central y del Este, Ucrania, Fotografía, Salud

Con ocasión del Día Mundial de la lucha contra el SIDA [1] (noviembre – diciembre de 2011), una exposición de fotos del proyecto “AIDS – Open Faces” tuvo lugar en la galería del Monasterio de las Cuevas de Kiev [2]. Esta exposición, organizada por la Fundación ANTISIDA Elena Pinchuk [3] [en], estuvo dedicada a las personas cuyas vidas se ven afectadas por el VIH o el SIDA. Las fotos de personas seropositivas y de sus familias presentadas en la exposición las había hecho el conocido fotógrafo Brent Stirton [4] [en] de la agencia neoyorquina ‘Getty Images’ [5] [en].

[6]Las imágenes expuestas en la exhibición (disponibles en internet [7] [ru]) son fascinantes y muchas de ellas no son fáciles de observar. Según la página web [8] [ru] de la Fundación ANTISIDA, Brent Stirton, junto con los activistas de la fundación y otras ONG asociadas, viajó por toda Ucrania y grabó a niños de la calle en Odessa, campamentos de gitanos, familias con hijos seropositivos y huérfanos seropositivos, drogodependientes que usan jeringuillas, prostitutas y presos. El proyecto contiene imágenes de personas muy enfermas y de otras que cuentan ‘historias con un final feliz’ – imágenes de personas cuyas vidas se han salvado gracias a la terapia antiretroviral [9], que actualmente está disponible en Ucrania gracias al apoyo internacional, o imágenes de personas que dejaron de tomar drogas o de huérfanos seropositivos que encontraron una nueva familia.

Esta ha sido la segunda ocasión en la que Brent Stirton ha ido a Ucrania a grabar a las personas infectadas con el VIH. La primera vez fue en 2005. En este vídeo, Stirton compara las impresiones de su primera y su segunda experiencia haciendo estas fotos.

Olga Ivanenko [10] [ukr], una periodista y bloguera que ayudó a Brent Stirton a organizar las grabaciones en Ucrania tanto en 2005 como en 2011, ha compartido [11] [ukr] en su blog los recuerdos de su trabajo en el proyecto:

В 2005 году я принимала участие в проекте – помогала иностранному фотографу в его работе над документальным фотопроектом о проблеме ВИЧ/СПИДа в Украине. Несмотря на многочисленные ограничения в использовании снимков, фотографии Брента Стиртона до сих пор “живут” в сети своей жизнью. Они достаточно спорны и провокативны, они – “на грани”, и потому вызывают ожесточенные дискуссии и споры.

В этом году Брент Стиртон приехал в Украину снова и отснял еще одну документальную серию об проблеме ВИЧ/СПИДа в Украине. Мы встретили некоторых “героев” первой серии. Встреча с одними радовала – они смогли начать новую жизнь, нашли поддержку, получают антиретровирусную терапию. Встреча с другими огорчила – они не изменили своих привычек, постарели (хотя это странно звучит, когда говоришь о 25-30 летних). Некоторых уже нет в живых. Как и шесть лет назад, мы также встретили невероятных людей. Когда у них диагностировали ВИЧ, от них отворачивались близкие и друзья, их увольняли с работы, им угрожали… Но они выстояли. Доказали себе и другим, что они сильные, и что жизнь продолжается. Хотя теперь она зависит от строгого графика приема лекарств. А также, к сожалению, от того, провело ли государство очередной тендер по закупке лекарств для АРВ терапии…

En 2005 participé en un proyecto. Colaboré con un fotógrafo extranjero en la creación de un documental fotográfico sobre los problemas relacionados con el VIH y el SIDA en Ucrania. A pesar de las restricciones en cuanto al uso de las imágenes, las fotos de Brent Stirton ‘tienen vida propia’ en la red. Son bastante cuestionables y provocativas. Rozan los límites, por eso se ha discutido y hablado tanto sobre ellas.
En 2011 Brent Stirton volvió a Ucrania e hizo otra serie de documentales sobre el VIH y el SIDA en Ucrania. Nos reunimos con algunos de los ‘héroes’ de las sesiones de fotos anteriores. Fue un placer encontrarme con algunos de ellos, quienes habían podido empezar una nueva vida, encontrado apoyo, y empezado a recibir tratamiento antiretroviral. Los encuentros con el resto fueron inquietantes. No habían cambiado sus hábitos de vida, empezaban a envejecer (suena extraño cuando se emplea esta palabra al hablar de personas de entre 25 y 30 años). Algunos de ellos habían muerto. Asimismo, hace seis años conocimos a gente fascinante. Cuando les diagnosticaron VIH, sus familias y amigos les dieron la espalda, perdieron su trabajo, les amenazaron… Pero habían sobrevivido. Se habían demostrado a ellos mismos y a los demás que son fuertes y que la vida continúa. Sin embargo, ahora sus vidas dependen del estricto calendario impuesto por la toma de las medicinas y, desgraciadamente, de si el gobierno ha completado o no una nueva licitación para comprar las medicamentos antiretrovirales.
Olga añade [11] [ukr] que el hecho de participar en este proyecto cambió por completo sus estereotipos sobre las personas seropositivas:

Некоторые из героев сюжетов переворачивают представление о тех, кого принято считать “опустившимися”. Как бы низко ни пал человек, многие все же способны сохранить человечность – ухаживать за парализованной матерью, переживать за свою жену и ребенка и делать все, чтобы защищить их после своей смерти…

Algunos de los héroes de la historia han cambiado por completo mi concepto de aquellos a los que consideraba en cierta manera inferiores. No importa cuán bajo haya caído una persona, todos siguen siendo seres humanos a la hora de cuidar de una madre paralítica o de preocuparse por una esposa o unos hijos y de hacer todo lo que esté en su mano para protegerlos después de haber fallecido.

Olga considera [11] [ukr] que el principal objetivo del proyecto es hacer que la sociedad reflexione sobre las personas afectadas por el VIH o el SIDA:

Вторая серия – не менее провокационна и спорна. Она тоже вызовет бурю дискуссий о людях, живущих с ВИЧ, и о том, нужно ли это все показывать. Дискуссии – это хорошо. Мы все, причастные к созданию этого документального проекта, считаем, что это часть нашей жизни и об этом нужно говорить. Нельзя просто закрыть глаза и сказать “я этого не вижу, значит этого не существует”. Если это заставит задуматься и что-то изменить в своей жизни хотя бы одного человека, значит время и усилия были потрачены не зря.

La segunda parte del proyecto no es menos provocativa o cuestionable. También ha suscitado una serie de debates y discusiones sobre la gente que vive con VIH y sobre si merece la pena o no que algo así se exponga. La discusión es algo bueno. Todos los que formamos parte del proyecto creemos que es parte de nuestra vida y que se debe hablar de ello. No puedes simplemente cerrar los ojos y decirte “No lo veo, así que no existe”. Si esto hace reflexionar y cambiar algo en la vida de al menos una persona, todo el tiempo y el esfuerzo invertidos habrán servido de algo.