¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Singapur: Reacciones al presupuesto 2012

Los aspectos más destacados del presupuesto [en] 2012 planteado por el gobierno de Singapur, son el compromiso de reducir su dependencia a la mano de obra extranjera, mejorar la asistencia a los ancianos, a los discapacitados y las familias con bajos ingresos, así como potenciar la calidad del transporte y los hospitales públicos.

Simeon Ang señala que en el presupuesto no hay medidas importantes de estímulo [en]:

El pragmatismo, una cualidad que se conoce que nuestro gobierno aplica en todas sus políticas, es claramente evidente en el presupuesto de este año. Los analistas  hicieron bien en moderar las expectativas acerca de las posibilidad de que el presupuesto 2012 fuera a lanzar un gran estímulo en la economía a corto plazo .

…es fundamental observar que el gobierno no ha adoptado medidas de estímulo favorables, optando en cambio por la inversión a largo plazo. A pesar de lo astuto del proyecto, deja el corto y mediano plazo vulnerables a la exposición de un shock externo.

Singapore budget government logo

Logo del presupuesto gubernamental de Singapur

En Lion City se critica el presupuesto propuesto y lo llaman “El presupuesto redundante” [en]:

El título que le daría a este presupuesto es el de “El presupuesto redundante”. Como muchos de ustedes habrán adivinado, encuentro varias cosas del presupuesto redundantes.

Es como si el gobierno de Singapur fuera consciente de lo que es necesario para los singapurenses pero no estuviera seguro de cuánto se debe esforzar para aportar las prestaciones necesarias a los desfavorecidos. En consecuencia, el presupuesto está lleno de medias-medidas que no llegan a ser suficientes.

Ng E-Jay cuestiona la falta de programas con el objetivo de asistir [en] a los sectores de pobreza:

Una de mis preocupaciones respecto al presupuesto 2012 es la falta de estímulos económicos otorgados a la nación, teniendo en cuenta la  sombría situación de la economía mundial, provocada por el empeoramiento de la crisis financiera en Europa.

Previendo que  Singapur se vea atrapado por la vorágine, es extraño que el gobierno no haya optado por prestar una asistencia más enfocada a los trabajadores y familias de bajos ingresos. ¿Acaso es ésta una señal de relajación ante los oscuros nubarrones económicos que se ciernen sobre el horizonte?

Tras haber escrito un artículo en dos partes sobre este presupuesto, Leong Sze Hian concluye [en] pidiéndole al gobierno que se deje de retóricas:

Es necesario dejarse de retóricas y hacer algo, cualquier cosa, si lo que quiere el gobierno es recuperar algo de credibilidad.

My Little Corner sugiere [en] un mejor indicador de productividad:

Nuevamente, los beneficios de este presupuesto no aportan nada para mejorar el equilibrio trabajo-vida de los singapurenses. Los beneficios son en su mayoría monetarios. Todavía no hay una definición de cómo se va a medir la productividad. Es a la productividad laboral (producción media por hora de trabajo) a la que se debería prestar especial atención en lugar de a la productividad general. La productividad laboral demostrará que el aumento de la productividad no se debe a la explotación de los trabajadores. Esto, tristemente, no se menciona.

Ravi Philemon recomienda destinar más fondos a los sectores de baja productividad [en]:

Hay pocos sectores en los que puede haber muy poca productividad, innovación y competencias de crecimiento.

El presupuesto 2012 podría haber identificado dichos sectores y haber aumentado los fondos que se les destina, con el especial objetivo de incrementar el crecimiento de los ingresos, hecho que podría haber animado a más singapurenses a ocupar puestos en este sector.

El Partido de Solidaridad Nacional describe el presupuesto como bien equilibrado [en]:

…es un presupuesto bien equilibrado, inflexible en algunas áreas y complaciente en otras. Celebramos la especial atención prestada al fomento de una sociedad más inclusiva y la gran cantidad de medidas adoptadas para mejorar la vida de los singapurenses. Esperamos que se pueda hacer más en futuros presupuestos.

En respuesta a la disposición del presupuesto, en la que se compensa a las personas mayores que cambien sus espaciosos pisos por una vivienda más pequeña, el Singapore Notes piensa [en] que no va a funcionar:

Nadie espera bajar su nivel de vida, no tras toda una vida de trabajo duro. Otros quizás deban aferrarse a sus antiguas viviendas más espaciosas, por razones pragmáticas. Sus hijos justo han empezado a trabajar y ahorrar, y sus perspectivas económicas no son suficientes para embarcarse en una hipoteca de 30 años. Si no hay mal que por bien no venga, éste no lo es.

Guanyinmiao reconoce el apoyo del presupuesto a las personas discapacitadas [en]:

El presupuesto, en años anteriores, ha sido criticado por haber descuidado a los singapurenses con discapacidades; en el pasado (aquí), la ayuda fue percibida como inadecuada y no lo suficientemente amplia. En esta ocasión, la variedad de propuestas ayuda a los singapurenses con discapacidades a ser más independientes, aportándoles herramientas -no solamente dádivas- para capacitarlos en el cumplimiento de sus aspiraciones.

El Partido Democrático de Singapur  tiene un presupuesto sombra [en] alternativo. Terence Lee enumera los programas del presupuesto que podrían beneficiar a los empresarios [en].

Un tema controvertido es el del gasto de 1.1 mil millones de dólares destinados a la compra de 550 autobuses con el objetivo de descongestionar el tráfico [en] de la ciudad-estado. Muchos se oponen a esta propuesta. Goh Meng Seng cuestiona [en] el uso de dinero público para ayudar a empresas privadas:

Si el gobierno va a gastar más de mil millones en estas empresas, entonces ¡debería nacionalizarlas! Si no, ¿cómo podría explicar el dinero de los contribuyentes gastado en empresas privadas, para que éstas ganen más dinero?

Lucky Tan [en] también critica este asunto:

Esta medida ha suscitado preocupaciones entre los singapurenses, ya que el gobierno está dando dinero a una compañía orientada a beneficios privatizados y no queda claro si van a acabar ayudando a la empresa a aumentar sus beneficios, teniendo en cuenta que ahora la empresa puede ahorrar parte de su propio presupuesto que, de otra manera, debería haber destinado a cumplir los estándares mínimos.

Este episodio muestra las restricciones y limitaciones a las que se enfrenta el gobierno al intentar actualizar un sistema de transporte público sobre el que ya no tiene el control.

El dinero debería ser concedido como un préstamo [en], sugiere Scrutinizing al gobierno de Singapur:

No le veo la lógica a concederle a estas empresas privatizadas tal cantidad de dinero de forma gratuita. Tener más autobuses supone un mayor coste operativo. Entonces, ¿volverán  las empresas de transporte a citar el incremento del coste de operación para justificar la subida de su tarifa? Si el dinero se prestara a empresas con intereses, la rentabilidad del préstamo podría destinarse a un uso mejor que beneficiase a todos los ciudadanos.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.