¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Filipinas: Impiden graduarse a estudiantes por fotos en bikini en Facebook

El Colegio Santa Teresa (CST), un exclusivo colegio católico para niñas administrado por monjas en la isla de Cebu, en el centro de Filipinas, encendió la indignación pública cuando impidió a cinco estudiantes de secundaria que participaran en la ceremonia de graduación [en] a causa de fotos publicadas en sus cuentas de Facebook en donde aparecen usando bikini.

Esto a pesar de una resolución emitido emitida por el Tribunal Regional de Cebu ordenándole al colegio [en] que permitiera a las estudiantes participar en la ceremonia de graduación. Las estudiantes afectadas y sus padres se quejaron por la falta de debido proceso y la imposición arbitraria de duras sanciones [en]. El colegio simplemente alegó que la orden judicial era insuficiente.

St Theresa's College logo

Logo del St Theresa's College

Las estudiantes condenaron el presunto ataque verbal de la administración del colegio de hacia ellas, con acusaciones [en] de haber “perdido la moral”, de ser “perras”, “borrachas” y “drogadictas”. Dijeron que las fotos eran privadas y que el colegio accedió [en] a la cuenta de Facebook de las alumnas sin autorización.

Los administradores dijeron que las fotos violaban el manual del estudiante [en] por ser “obscenas, sexualmente provocadoras y repulsiva a los sentidos de cualquier persona decente”. Aunque a cinco estudiantes se les prohibió unirse a las ceremonias, el colegio las ha declarado oficialmente como graduadas.

Algunas “leales” exalumnas del colegio [en] han intervenido en la refriega para proteger lo que perciben como ataques “parcializados” en contra de la reputación de su alma máter.

A diferencia de lo que han afirmado las reclamantes, el colegio dijo haber respetado el debido proceso de estas cinco muchachas. El primer paso es que les pidieron a las cinco escribir, de su puño y letra y con sus propias palabras, lo que se había conspirado en las mencionadas fotos. Esos relatos escritos fueron luego leídos y evaluados. Después el colegio llamó a los padres para decirles lo que había pasado; ellos explicaron las violaciones hechas por sus hijas y las correspondientes consecuencias de su mala conducta. A los padres, tras la explicación, se les pidió que firmaran si estaban conformes con las sanciones, a lo que accedieron.

Pero Momblogger [en], también alumna de CST, dijo que aunque su alma máter tiene el derecho de prescribir sus propios requisitos adecuados de conducta, los parámetros deberían considerar recientes novedades, como el surgimiento de los medios sociales.

En esta era de medios sociales, este no será el último ejemplo de estudiantes de CST que publiquen comentarios, fotos en Facebook u otros sitios de medios sociales. Tal vez sea tiempo para que CST Cebu acepte ciertas realidades y se adapte a ellas de manera positiva y constructiva. ¿Por qué llamarlas con un lenguaje grosero como “fáciles, ebrias y adictas”? Los apodos no tienen como resultado la participación constructiva.

Por su parte, attyatwork.com [en] comparte el resumen de la defensa del colegio a sus acciones en una conferencia de prensa convocada inmediatamente después de la controvertida graduación.

STC no pirateó las cuentas de Facebook de las chicas, a diferencia de las insinuaciones de muchos artículos noticiosos. Algunas alumnas de CST a las que no les gustaron las fotos informaron del tema a la administración del colegio. El colegio siempre les ha recordado a las chicas que mantengan un uso responsable de los sitios de redes sociales por su propia protección y seguridad. Para asegurar el cumplimiento de las estudiantes, el manual del estudiante prohíbe “posar y cargar fotos en Internet que impliquen exposición del cuerpo”.

La alianza de prensa estudiantil Gremio de Editores Escolares de las Filipinas condenó [en] al colegio por impedirles a las estudiantes que participen en la ceremonia, y dieron que esto constituía una violación de los derechos de las estudiantes.

Elogiamos la decisión judicial del magistrado Wilfredo Fiel Navarro del Tribunal Regional de Cebu (TRC) por impartir justicia en el caso de las estudiantes. El juez, más que los tutores en el colegio, vieron que las involucradas eran menores y que el precipitado juzgamiento y sanción haría más daño que bien.

Condenamos la resistencia del CST a la decisión del tribunal. Además del trato injusto a las alumnas, tampoco les permitieron estar dentro de las puertas del colegio el día de la graduación. Las trataron como personas no gratas, les negaron hasta entrar al colegio en el que han estudiado desde primaria.

Raul Pangalangan [en], ex Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de las Filipinas, señaló que el colegio habría invadido la privacidad de las alumnas.

Aparentemente, la foto fue publicada en la cuenta de Facebook de la chica cuya configuración de privacidad de cuenta permitía acceso solamente a sus amigos. Los funcionarios del colegio no eran sus amigos de Facebook, y fueron chismosos en la zona de privacidad de la menor. Ciertamente, si las configuraciones de privacidad de la chica daba acceso solamente a sus amigos, las publicaciones de Facebook de la chica son técnicamente rumores ante los funcionarios del colegio, porque no estaban al tanto de sus publicaciones.

En un artículo de Blog Watch, el líder juvenil Vencer Crisostomo dijo que este incidente es ilustrativo del carácter generalmente represivo y reaccionario [en] del sistema educativo filipino.

Estos incidentes muestran solamente la punta del iceberg. Se están implementando actos represivos y de tipo fascista de la misma naturaleza en muchos otros colegios del país. Hay cantidades de informes de estudiantes a los que se sanciona y hasta se expulsa de colegios debido al ejercicio de la libertad de expresión, organización y asociación, y se les sanciona por sus defensas políticas o creencias religiosas.

Debería haber una minuciosa revisión del estado del campus y de los derechos estudiantiles en el país. No se renuncia a los derechos y libertades civiles básicas ni se anulan una vez que el estudiante se inscribe o ingresa a un colegio. En la misma luz, la “libertad académica” o “autonomía” nunca podría significar que un colegio está exonerado de respetar los derechos humanos.

Reacciones en Twitter

Las reacciones en la red social de Twitter estaban indignadas por el “duro” trato a las chicas:

@vincecinches: ¡Aclamaciones a las cinco del bikini de CST! #wth

@Tito_Ces: Amonesten a la chica por quebrantar las reglas, pero más allá de eso es ser moralmente hipócritas, como cuando los obispos no dicen nada sobre los pedófilos.

@TheDoraism: Irrazonablemente estricto, monjas conservadoras.

@francesdoplon: Sobre el incidente del bikini en CST: colegio religioso o laico, la administración debería limitar su jurisdicción al campus y dejar la paternidad a los padres.

@janram49: Colegio Santa Teresa: que el castigo corresponda a la mala acción. #STC [Colegio Santa Teresa]

Pero también hubo algunos, sobre todo leales exalumnas del colegio, que expresaron solidaridad con los asediados funcionarios del colegio:

bonjustin8: Me preguno por qué muchas personas están inclinadas a linchar a los administradores del Colegio Santa Teresa – Cebu. ¿Está mal que un colegio matenga sus parámetros?

@ohyesitsTIFF: El Colegio Santa Teresa es un EXCLUSIVO COLEGIO ALTAMENTE CONSERVADOR. Existe una razón por la cual a padres y alumnas de les da manuales del estudiante.

@ArianneJuanillo: El Colegio Santa Teresa es un colegio católico que se rige por las enseñanzas de la Iglesia Católica. Se espera que formen los valores de las niñas.

Un incidente similar [en] también ocurrió en otro colegio católico en la capital del país, donde a seis estudiantes no se les permitió graduarse y recibir sus diplomas después de haber subido fotos de ellos mismos simulando la escena de un beso.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.