¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Medidas contra los medios sociales en China: 6 arrestos, 16 sitios web cerrados

Cuando los más madrugadores se despertaban el sábado 31 de marzo del 2012, la siguiente noticia se propagaba por Internet en China: seis personas habían sido arrestadas y 16 sitios web cerrados, según la National Internet Information Office (SIIO) de China y la policia de Beijing, por “inventarse y diseminar rumores en internet”, informaba la agencia oficial de noticias Xinhuad [en].

El mismo reportaje afirmaba que los sitios de microblogueo [en] tipo Twiter Sina Weibo [en] y Tencent Weibo [en], donde aparecían los supuestos rumores, habían sido “censurados y sancionados como corresponde”. No hay manera de conocer en qué consiste la sanción pero los ciberciudadanos chinos pronto se dieron cuenta de los resultados: los dos sitios para microblogueo prohibían a los usuarios que enviaran comentarios desde el sábado 31 de marzo hasta el martes 3 de abril.

Muchos medios de comunicación extranjeros se percataron de la historia, como la BBC, The Wall Street Journal, Al Jazeera o Forbes.

No one can hear your screams here. Have the people duct-taped. From Ministry of Tofu

Nadie puede oir tus gritos. Aquí tienen a la gente amordazada. Por Ministry of Tofu

El nuevo blog Rectified.name [en] escribía:

A principios de la semana pasada hubo una inundación de rumores sensacionalistas en microblogs chinos alegando malestar político y escisiones entre los líderes del Partido. Anoche las noticias dijeron [en] que las autoridades correspondientes castigaron a dos de las plataformas de microblogueo más influyentes de China: Sina Weibo y Tencent Weibo, por no actuar con la suficiente fuerza para reprimir los rumores.

Xinhua [en] citaba a un portavoz de SIIO que afirmaba que estos rumores (eufemismo común para las críticas al gobierno) eran sobre “vehiculos militares a la entrada de Beijing y que algo malo estaba ocurriendo en Beijing”. Se referían a conversaciones en Internet sobre un supuesto intento de golpe de Estado [en] y a la lucha por el poder en el Partido Comunista Chino (CCP) después que el alto funcionario Bo Xilai fuera destituido [en] de su cargo.

Los comentarios sobre  Bo Xilai y el supuesto golpe de estado fueron censurados a principios de mes en los medios sociales chinos.

Jing Gao, del Ministry of Tofu [en], escribía:

En la mañana del 31 de marzo, los usuarios de Sina Weibo que intentaban dejar comentarios recibían un mensaje de error del sistema:

“A todos los usuarios de Weibo: recientemente, algunos comentarios de microbloggers empezaron a mostrar mucha información perjudicial e ilegal, además de rumores. En un esfuerzo por limpiarlos de golpe, la función de comentarios de Sina Weibo será desactivada temporalmente desde las 8:00 del 31 de marzo hasta las 8:00 del 3 de abril. Después de la limpieza, reabriremos la sección de comentarios. Es necesario hacer limpieza de información para poder proporcionar a todos una atmósfera de comunicación mejor. Esperamos su comprensión y consideración. Gracias por su apoyo.”

Usuario de Sina Weibo: "La mascota de Sina debería aparecer así estos dias". Imagen de Ministry of Tofu

Otra declaración del portavoz de SIIO citada por Xinhua señala que un número desconocido de personas, también acusadas de diseminar rumores, han sido “amonestadas e instruídas” y mostraron “intención de arrepentirse”. Según Xinhua, la policía de Beijing declaraba que los rumores “perturban gravemente el orden público y deterioran la estabilidad social, por lo que merecen ser castigados”.

C. Custer de Techinasia [en], declaraba:

Se dice que los rumores ejercen una “influencia diabólica” sobre la sociedad, y los que los propagan son llamados “transgresores” que actuaron “maliciosamente” y “sin motivo”. Xinhua es la agencia de noticias oficial de China así que estas palabras probablemente fueron muy bien escogidas.

El informe finaliza con la frase: “Las dos empresas [Sina y Tencent] expresaron que implementarían concienzudamente las regulaciones pertinentes, darían los pasos necesarios para reformarse e incrementarían la supervisión [de contenido]”. Esto es muy importante, especialmente si se es un usuario weibo.

China tiene probablemente el sistema de censura en Internet más [en] sofisticado del mundo, conocido como el Gran Cortafuegos de China. Sin embargo los medios sociales, especialmente los microblogs, son vistos por muchos como la herramienta del siglo XXI que desafía el control gubernamental sobre la información.

El Partido Comunista es consciente del poder de los medios sociales. Las autoridades chinas han aumentado sus esfuerzos para controlar la información en internet [en] el año pasado, después que los episodios de la Primavera Arabe llevaron a Twitter y Facebook a ser herramienta protagonista para derrocar gobiernos. El pasado diciembre, las autoridades chinas establecieron nuevas medidas [en] que obligan a los microbloggers a firmar con sus verdaderos nombres. Sin embargo, hay un sentimiento generalizado de que las empresas de Internet chinas son lo suficiente populares y poderosas para desafíar al gobierno. La cuestión es, ¿puede alguien en China hacer que el CCP lo pase por alto?

C. Custer, de Techinasia [en], afirmó al final de su escrito:

Si piensa que Weibo supone una amenaza real para la estabilidad social, no dudarán en cerrarlo.

Pero nunca se llegará a esto porque Sina y Tencent no son tontos. Puede que hayan estado jugando al tira y afloja con las reglas hasta ahora, pero ambos entienden que someterse a las normas es la única manera de trabajar que tiene una empresa en China. (Y si no me creen pregunten a Google.) Así que, si eres un weibo que no te sorprenda ver cambios importantes en los próximos meses (y quizás no retuitees esos rumores de golpe a menos que te interese conocer mejor a los agentes de Seguridad del Estado). El registro con el nombre real no ha impactado demasiado la conversación en los microblogs chinos todavía, pero tengo el presentimiento de que se va a terminar la fiesta.

El control en Internet es una cuestión importante en China. El poder de los medios sociales para expresar el malestar político y social supone una amenaza directa a la estabilidad y armonía orwelliana del CCP.  En la cara de una economía fría y en medio de una transición de mando, el CCP parece pensar que tomando medidas contra Internet es el mejor modo de mantener el poder.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.