¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Macedonia: Marcha por la Paz fue “primer paso”. ¿Ahora qué?

Miles de personas se reunieron para expresar su disposición a vivir juntas en paz al caminar por las calles y puentes de Skopje durante la Marcha por la Paz, el 17 de marzo de 2012.

Los estimados sobre el número de participantes en la marcha varían entre 2,000 [fr, en, en] y 4,000 personas. Los únicos números seguros son que el evento en Facebook [mk] tuvo 2,225 participantes confirmados, unos cientos de “tal vez” más, y 17,000 invitados que no respondieron.

La gente primero se reunió [en] en el Parque de la Ciudad de Skopje, en el escenario abierto llamado Školka (Concha).

Marcha por la Paz: Gente reuniéndose en el Paque de la Ciudad de Skopje. Foto: Filip Stojanovski (CC-BY 3.0).

Marcha por la Paz: Gente reuniéndose en el Paque de la Ciudad de Skopje. Foto: Filip Stojanovski (CC-BY 3.0).

Figuras públicas de distintos orígenes étnicos leyeron el corto manifiesto incluido en el anuncio de la Marcha por la Paz en macedonio, albanés, turco, romaní, serbio, y arrumano [en].

El organizador  Petrit Saracini - músico, periodista y escritor - hablando al inicio de la Marcha por la Paz. Foto: Vančo Džambaski (CC BY-NC-SA 2.0)

El organizador Petrit Saracini – músico, periodista y escritor – hablando al inicio de la Marcha por la Paz. Foto: Vančo Džambaski (CC BY-NC-SA 2.0)

La marcha se desarrolló “sin banderas ni símbolos” por el Boulevard Ilinden, frente al edificio de Gobierno, sobre el Puente Goce Delchev, luego volteó a la izquiera y pasó por el antiguo Puente de Piedra [en], y regresó por el Río Vardar hacia el parque. El evento concluyó con un concierto de varias bandas.

Marcha por la Paz en el Boulevard Ilinden. Foto: Vančo Džambaski (CC BY-NC-SA 2.0)

Marcha por la Paz en el Boulevard Ilinden. Foto: Vančo Džambaski (CC BY-NC-SA 2.0)

Varias galerías de fotos fueron publicadas tras el evento por:

Explotación política y manipulación de medios

Durante la apertura, Esma Redžepova, una de las muchas celebridades que participaron, renombrada cantante y también política local del partido gobernante VMRO-DPMNE, saludó desde el escenario al Presidente que se encontraba entre la multitud. El activista por los derechos humanos Xhabir Deralla escribió [mk] al día siguiente:

…dudo que el número de entre dos a tres mil personas que se reunió ayer haya sido suficiente para persuadir a las figuras políticas que se apuraron en asistir al evento, que depende de ellos detener la políticas que nos llevaron a esta situación. Incluso escuché un saludo al Presiendente desde el escenario… ¡Oops! me dije. En Facebook algunos trataron de explicarlo como que se trató solo de la urgencia y estilo personales de Esma, y que no es la posición oficial de los organizadores. OK, pero aceptarlo, ¿puede alguien explicarme por qué los organizadores no se retractaron del saludo de Esma?

Cuando me pidieron apoyar la iniciativa de la Marcha por la Paz como representante de la ONG Civil, nadie me dijo que el evento daría espacio a los representantes de una política que viola libertades y derechos humanos, y que incita directamente al deterioro de las relaciones interétnicas y genera tensiones entre comunidades en Macedonia. Escribí innumerables correos electrónicos y tuve muchas conversaciones con colegas, colaboradores y amigos sobre la intención noble de la Marcha, pese a las [críticas]. Insistí en que asistiera a la Marcha la mayor cantidad de gente posible. Creo firmemente en los motivos aun ahora, pero no estoy seguro de que se alcanzara el objetivo. Quiero seguir siendo positivo en esta mañana soleada de domingo, parcialmente creyendo que la Marcha es un buen primer paso. Aunque tardío…

Sabía que los relacionistas públicos iban a permitir a los políticos usar el evento en su propia ventaja. En las noticias, las cadenas de televisión controladas por el gobierno concluyeron que la violencia interétnica de las semanas anteriores fue resultado de la capacidad destructora de individuos que fueron en contra de los maravillosos esfuerzos del gobierno actual por mantener la cohabitación en el país. Los organizadores no tomaron esto en cuenta, pese a que debió haber sido así.

El usuario de Twitter MirkoSlav escribió [mk] para “todos los que odian” lo más importante es que la Marcha por la Paz fue un éxito:

No importa si algunos políticos se tomaron fotos – ¿qué más harían?

Deralla se refirió a su texto anterior sobre la responsabilidad por la situación actual de los partidos nacionalistas en el poder para señalar:

No estoy convencido de que fuimos suficientes las personas en la audiencia que entendemos qué hay detrás de las políticas del gobierno, y que esta Marcha por la Paz debió ser una advertencia para los partidos políticos en el poder, para todos los partidos políticos en general…

No estoy convencido de que la gente que subió al escenario para recitar mensajes de paz en diferentes idiomas y a cantar canciones de Bob Marley fueran concientes de esto. ¿O lo son, pero sus motivaciones y deseos personales por la paz fueron más fuertes que su conciencia? Es legítimo sucumbir a sentimientos nobles, ¿pero cuánto nos ayudó esto a acercarnos a nuestra meta de paz y cohabitación?

Admito que antes de llegar al Parque de la Ciudad con mi familia y colegas, esperé en secreto que los políticos no intentaran tomar el evento. Eperé que las noticias no manipularan la información. Esperé que quienes apoyan las políticas destructivas de los centros de poder (todos saben quiénes son), y que estaban en la procesión, vinieran con un poco de conciencia de que estas inciativas son para el benedicio de sus familias y decendientes.

¿Ahora qué? En macedonio y albanés - el logo y lema de la campaña post-conflicto de 2001 de la ONG Civil - Centro para la libertad.

¿Ahora qué? En macedonio y albanés – el logo y lema de la campaña post-conflicto de 2001 de la ONG Civil – Centro para la libertad.

¿Ahora qué?

En su artículo publicado al día siguiente de la Marcha, Deralla recordó que en 2001, antes de las hostilidades más intensas del conflicto militar en Macedonia, Civil organizó un concierto de Rock por la Paz en Skopje, al que asistieron miles de jóvenes. A pesar de que el concierto no tuvo influencia sobre el desarrollo de los hechos, él no se arrepiente, y escribió que uno debe seguir apoyando las actividades por la paz, no importa lo inútiles que parezcan – mientras la “maquinaria nazi continúe trabajando en sus proyectos oscuros.”

Antes de la Marcha, Djordje Djordjevic de Serbia expresó sentimientos similares, en una nota en Facebook [sr] que recuerda los esfuerzos por la paz en 1991, cuando a sus 9 años, acompañó a su tía a recolectar firmas por la paz antes del quiebre de Yugoslavia. Juntaron bolsas con cuadernos de gente que firmaba para calmar su conciencia (similar a decir “me gusta” el contenido progresivo en Facebook), pero también diciendo que todo eso era en vano.

Escribió:

Crecí cerca de un campo de refugiados para gente de Croacia, Bosnia y Kosovo en los noventa. Cuando ves a una familia entera perder todo lo que tiene, cuando ves a una persona eternamente agradecida al recibir tus zapatillas viejas, o que toda la familia debe compartir una lata de “frejoles humanitarios” como único alimento, cuando oyes a una mujer llorar porque toda su familia fue asesinada, ninguna acción por la paz ni la convivencia parece de aficionados ni irrelevante.

Imagina si toda la gente que firmó esos cuadernos en 1991 saliera a la calle, se parara frente a los tanques, y dijeran a una voz NO a la guerra y SÍ a la paz. ¡Imagina cuántas vidas se habrían salvado, y cuántas lágrimas no se habrían derramado!

Durante la Marcha y a través del evento en Facebook, los participantes expresaron su apreciación y apoyo a la comunidad de Global Voices, que ha traducido el anuncio a una docena de idiomas (mk, sq, hu, de, fr, sv, es, nl, it, mg, bg, sr, tr).

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.