¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Hungría: “Oligarca” es la nueva palabra de moda en la red húngara

József Ángyán, ex Secretario de Estado en el Ministerio de Desarrollo Rural [en] de Hungría, empezó su propia lucha contra la corrupción. Ángyán renunció en enero y desde entonces ha estado expresando su preocupación [hu] acerca de las turbias relaciones entre el gobierno y algunos ‘oligarcas’ húngaros – Lajos Simicska y Zsolt Nyerges [en], a los que se menciona a menudo como los cercanos aliados del Primer Ministro Viktor Orbán y como miembros de la altamente influyente élite empresarial.

El señor Ángyán está ahora luchando para llamar la atención sobre las inconsistencias en las cesiones de licitación de terrenos estatales que muestran que las empresas de algunas personas influyentes tienen posiciones más favorables. Pero parece que es un tema delicado, y debe enfrentar las represalias de los poderosos a los que otros también trataron de pedir cuentas.

Antes de las iniciativas del señor Ángyán, de vez en cuando los periodistas también tuvieron la oportunidad de descubrir que los ‘oligarcas’ en Hungría podían controlar a los medios. Uno de estos periodistas fue Attila Mong, conocido también por su lucha por medios libres en el país. Publicó un post en su blog titulado Sabes-quién y El-que-no-debe-ser-nombrado [hu], en donde resumió las menciones de Zsolt Nyerges y Lajos Simicska en los medios tradicionales basadas en información de una agencia húngara de seguimiento de medios. Llegó a la conclusión de que estas dos personas se habían convertido en “el Voldemort” de casi todos los medios de comunicación en Hungría.

Después, el señor renunció a su trabajo en Origo.hu, un sitio húngaro de noticias, y entró a atlatszo.hu, donde explicó [hu] lo que pasó después del post Sabes-quién y El-que-no-debe-ser-nombrado en su blog y en una página en Facebook que inició inmediatamente después de publicarlo:

[…] Como pensé que no estaba bien así, inicié una página en Facebook en ese momento para revelar cuántas personas estarían interesadas en [leer] una entrevista verdadera, profunda y audaz con ellos. El objetivo era y sigue siendo sacarlos de ahí. Si no tenían problemas con dinero público fluyendo a sus empresas, entonces no tendrían ningún problema con que los periodistas les formularan preguntas y pidieran transparencia en nombre del público. La página de Facebook Quiero conocer a Lajos y Zsolt [hu] se volvió muy popular en unas cuantas horas.

Me disculpo con los que pronto vieron que la página ya no estaba ahí.

Resulta que no soy tan fuerte como para eso.

Algún día compartiré los detalles en mis memorias. […]

Demostrando lo incómodas que estuvieron algunas personas por los turbios vínculos entre los oligarcas y el partido de gobierno, empezaron a salir autoadhesivos con el texto “¿Quién es Lajos Simicska?” [hu] en los baños de algunos bares de Budapest.

Lajos Simicska y Zsolt Nyerges se volvieron realmente muy populares con los cibernautas húngaros, que realizaron graciosas figuras y GIF animados usando sus viejos retratos publicados en los diarios. Gergely Karácsony, un parlamentario con el partido LMP “La política puede ser diferente”, usó una de las figuras graciosas con un gato con esquíes en su blog [hu] (gato con esquíes es un juego de palabras con el nombre del señor Simicska en húngaro). El señor Karácsony publicó el post titulado “¿Qué diferencia al estado de una pandilla de gángsters?”, luego de la publicación de Transparencia Internacional de Hungría del Estudio de Integridad Nacional [en], que afirmaba que el estado húngaro había sido capturado por grupos de intereses privados. Además de lo enumerado por el ex Secretario de Estado, el señor Karácsony enumeró los casos donde los dos influyentes hombres de negocios podrían haber recibido sorprendentes cuotas a través de sus empresas que con demasiada frecuencia resultaron ser ganadores en procesos de licitaciones para adquisiciones públicas.

El miércoles 2 de mayo, el señor Ángyán tuvo que enfrentar un sofisticado ataque en la batalla por la justicia. El blog Kettős Mérce informó [hu] que la agencia húngara de noticias MTI estaba haciendo referencia a un blog en su artículo sobre el señor Ángyán, que fue creado poco antes de la publicación del texto. Los autores de Kettős Mérce publicaron una captura de pantalla de su búsqueda en Google sin ningún resultado. Desde las 14:20 “hasta las 16:30 nadie pudo encontrar el blog en internet, pero después apareció”, escribió Kettős Mérce. El sitio de noticias HVG.hu pudo finalmente conseguir el enlace [hu] al blog de MTI. Napraforgoblog tiene solamente un post [hu] acerca del ex Secretario de Estado en el Ministerio de Desarrollo Rural. El post de Napraforgo enumera algunos casos sospechosos en donde supuestamente estaba implicado el señor Ángyán. El título del post es “¿Mercenario de quién era Ángyán?”, y hasta ahora tiene más de trescientos comentarios. Los cibernautas húngaros estaban indignados por las extrañas prácticas de los cables noticiosos y también se quejaron porque habían perdido la confianza en los medios húngaros.

Hasta el Parlamento húngaro inició esta semana con una discusión sobre los ‘oligarcas’. El señor Karácsony cuestionó al Primer Ministro Viktor Orbán acerca de los vínculos entre la influyente élite empresarial y el gobierno [ver video, hu].

El blog de Véleményvezér informó que la primera respuesta del Primer Ministro a la pregunta fue cambiar el significado de la palabra ‘oligarca’ a algo que significara capitalista o magnate. Véleményvezér escribió [hu]:

[…] En realidad, un ‘oligarca’ significa una persona rica que puede distraer sistemáticamente las políticas de estado de servir al interés público a servir sus intereses privados. Un oligarca es un magnate también, pero principalmente ha estado ganando y manteniendo su fortuna chupando los recursos del estado (buscando ganancias), mientras tanto, en el caso de otros magnates, la principal fuente de ingreso no es el estado. […]

El señor Orbán trató de evitar dar una verdadera respuesta al señor Karácsony. El blogger escribió:

Aunque el debate terminó en el Parlamento, es poco probable que el tema de los oligarcas se desvanezca. La respuesta de Viktor Orbán demuestra claramente que no tiene una respuesta adecuada a las acusaciones de [tener vínculos cercanos con] los oligarcas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.