¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Europa: La crisis económica aviva la política antimigratoria

Las elecciones presidenciales francesas pueden haber llegado a su fin, pero el hecho de que el saliente presidente Nicolas Sarkozy escogiera la inmigración como tema central de su campaña [fr] sigue siendo objeto de bastante debate en la web. Muchos cibernautas se han preguntado si esta decisión de coquetear con el ala de extrema derecha de su partido ayudó a moderar su derrota o si, por el contrario, fue una de las razones por las que el electorado lo abandonó [fr].

Dada la aparente disminución del apetito de los electores europeos por el multiculturalismo [en], individualizar la inmigración como la raíz de la crisis económica global ha demostrado ser provechoso para los partidos de extrema derecha en todo el continente.

Réfugiés Africains par Vito Manzari on Flickr (CC BY 2.0).

Refugiados africanos, por Vito Manzari en Flickr (CC BY 2.0).

Si esta retórica suena familiar es porque ha afectado al Viejo Continente, en tiempos de crisis, en un patrón cíclico durante siglos. Valérie, en su blog ‘Crêpe Georgette’, hizo un recuento de la cronología de percepciones sobre la inmigración en Francia [fr] desde la primera mitad del siglo XIX hasta hoy:

S’il est une idée en vogue, c’est bien de penser que les anciennes vagues d’immigration (italiennes, polonaises, espagnoles, belges …) se sont parfaitement intégrées au contraire des vagues, plus récentes, maghrébines et africaines.
Les anciennes vagues d’immigrés étaient travailleuses, ne posaient aucun problème et les français les ont d’ailleurs parfaitement acceptées, entend-on souvent.
Constatons donc que les propos actuels sur les immigrés les plus récents ne sont qu’une répétition d’idées reçues anciennes et qui se sont exercées à l’encontre de toutes les communautés migrantes (qu’elles viennent de province ou de pays étrangers).

Si había una idea de moda es la de pensar que las antiguas olas de inmigración (italianos, polacos, españoles, belgas…) están ahora completamente integradas en nuestra sociedad, a diferencia de las olas más recientes de maghrebíes y africanos.
Las antiguas olas de inmigrantes eran trabajadoras, no planteaban ningún problema a los franceses, que los aceptaron perfectamente, según escuchamos a menudo.
Constatamos pues que las propuestas actuales sobre los inmigrantes más recientes no son más que una repetición de antiguas ideas recibidas y que se ejercen con el encuentro de todas las comunidades migrantes (vengan de provincias o del extranjero).

Valérie trazó un paralelo entre las afirmaciones de que los inmigrantes italianos y españoles no se integraron, y no pudieron integrarse, y los que se oponen a inmigrantes de Europa del Este y África:

Toutes les populations d’immigrés – mais aussi les populations pauvres de manière générale – sont vues au cours des siècles comme sales, non intégrées, se vautrant dans la luxure et des coutumes exotiques. Ce qu’on entend à l’heure actuelle sur les quartiers « islamisés », « envahis » de femmes en burqa avec 10 enfants n’est que la répétition, comme vous le constatez, de propos tenus sur toutes les vagues d’immigration précédentes. L’italien lui aussi fait une cuisine infâme, trop d’enfants et se vêt d’oripeaux. Le polonais se ridiculise avec son catholicisme particulier et à se tenir debout pendant la messe alors que le bon français est assis.

Todas las poblaciones de inmigrantes – pero también las poblaciones pobres en general – han sido vistas a lo largo de los siglos como sucias, no integradas, revolcándose en lujuria y otras costumbres exóticas. Como se puede observar, lo que se dice ahora de los barrios ‘islamizados’, ‘invadidos’ con mujeres usando burqas y sus decenas de hijos, no es más que una repetición de los comentarios de todas las olas migratorias anteriores. Los inmigrantes italianos también cocinan comida espantosa, tienen muchos hijos y se visten con harapos. Los inmigrantes polacos son ridiculizados por su marca particular de Catolicismo y su hábito de estar parados a lo largo de toda la misa mientras que los buenos franceses están sentados.

El bajón económico no es la única razón

No obstante, solamente el bajón económico por sí solo no puede explicar el atractivo de los argumentos contra la inmigración. En un editorial sobre el futuro del multiculturalismo en Francia, Julie Owono resaltó que [en]:

La razón para la creciente preocupación por el futuro de Europa no está relacionada simplemente con la crisis. A diferencia de lo que algunos políticos se apresuraron a explicar la noche de la primera vuelta [electoral], parece que los franceses que dieron su voto al extremismo no sufren tanto por el flagelo de la inmigración. Analistas [fr] franceses han encontrado que, aunque esto último representa una gran preocupación para el 62 por ciento de los votantes del Frente Nacional, las zonas donde el partido ha recibido un significativo número de votos no tienen una tasa de inmigración particularmente alta.

Un fenómeno europeo

Foreigners in Europe by Digital Dreams on FlickR License-CC-BY

Extranjeros en Europa por Digital Dreams en FlickR License-CC-BY.

Los políticos que entonan esta antigua melodía en contra de la inmigración no se limitan a Francia. En Grecia, el partido neonazi, conocido como Amanecer Dorado, sacó ventaja de las dificultades económicas del país y se abrió paso durante las recientes elecciones generales. En Gran Bretaña, un comentarista que usa el nombre de James reacionó al hecho de que Cameron, Merkel y Sarkozy declararan el fracaso del multiculturalismo [en] en Europa:

¡Ella [Merkel] quería gente de países más ricos para abarcar y capacitar a personas de regiones más pobres! No ha funcionado, nos ha costado miles de millones ¡y se está haciendo más costoso cada año! ¡Prefieres un granjero de Rumania trabajando en Gran Bretaña, que dice que es pobre, que manda dinero a casa para construir una mansión! Eso es lo que está ocurriendo.

Valérie dice que ya no le sorprende el reciclaje de la retórica antiimmigración. En su blog, sugirió algunas lecturas para iniciar el debate [fr]:

Pour combattre les craintes face aux immigrés maghrébins et africains, on gagnerait à lire les textes du 19eme et du début du 20eme pour comprendre comment se fondent ces peurs et comment l’on ne fait que répéter les mêmes idées ayant cours dans les siècles précédents. Conseils de lecture :

- Conseillé par Melle S.: A. SAYAD «L’immigration ou les paradoxes de l’altérité» (1. L’illusion du provisoire et 2. Les enfants illégitimes).
– Gérard Noiriel, «Le creuset français».
– Laurent Dornel, « La France hostile. Histoire de la xénophobie en France au XIXe siècle ”

Para combatir los temores por los inmigrantes maghrebíes y africanos, ganaríamos si leyéramos textos del siglo XIX y comienzos del siglo XX para entender las bases de esos temores y cómo se están usando los mismos argumentos a lo largo de siglos. Lectoras sugeridas:

- Sugerido por Melle S. [fr]: A. Sayad, Inmigración o las paradojas de lo diferente [fr] (1. La ilusión de lo provisional y 2. Los hijos ilegítimos)
– Gérard Noiriel, El crisol francés
– Laurent Dornel, Francia hostil. Historia de la Xenofobia en Francia en el siglo XIX [fr]

1 Comentario

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.