¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Rusia: Diputado de la Duma exige responsabilidad penal por tweets extremistas

Ayer 14 de mayo, Aleksandr Khinshtein [en], Diputado de la Duma y miembro de Rusia Unida (“el partido del poder”), escribió una carta a Yuri Chaika [en], el fiscal general de Rusia. En ella, Khinshtein hace notar “el reciente aumento de convocatorias para actos de violencia contra los funcionarios y policías del Estado” que aparece en las redes sociales. Twitter y Facebook, argumenta, “se han convertido en un instrumento para coordinar las acciones de los extremistas, convirtiéndose en un canal de divulgación de instrucciones para sus seguidores.” La carta empieza así [ru]:

Прошу Вас принять меры к владельцам и пользователи аккаунтов в различных социальных интернет-сетях (русскоязычные сегменты Twitter и Facebook), активно содействовавшим в организации массовых беспорядков 6 мая 2012 года в г. Москве.

Le ruego tome medidas contra los propietarios y usuarios de las cuentas de varias redes sociales (tales como Twitter y Facebook), ya que han sido quienes llevaron a cabo la organización de disturbios masivos el 6 de mayo de 2012 en Moscú.

Khinshtein también añadió que los ‘bloggers’ usan estos medios para propugnar la violencia contra el Presidente, quien fue “legalmente elegido”, así como contra el “orden constitucional” ruso. (El usuario de Twitter Lucius Aevus, por ejemplo, escribió [ru] el 24 de abril: “Compren armas, reservas de comida, únanse, y maten a Putin.”) Khinshtein apeló para (1) prevenir la difusión de llamamientos ilegales en la red, (2) propugnar la persecución legal de las personas que hagan uso de las redes sociales para propagar el extremismo, y (3) cualquier otra medida legalmente necesaria.

Captura de pantalla de Khinshtein en la página web oficial de la Duma, 15 de mayo de 2012. 

En respuesta al clamor mediático que se produjo, Khinshtein publicó la carta completa que escribió a Chaika, explicando [ru] que su iniciativa no es un alegato a favor de la censura política. Sin embargo, Khinshtein no publicó el material complementario de la carta, donde quedaban catalogados docenas de ‘bloggers’ que propugnaban las actividades ilegales. La lista ha sido resumida [ru] amablemente por el periódico en la red Gazeta.ru, que tuvo acceso a ella. Este resumen se centra en los opositores democráticos nacionalistas y liberales (unos anónimos y otros conocidos).

El primero de la lista es el autodescrito “ultra-derechista” blogger anónimo “odinzavseh” [ru] (uno para todos), a quien Khinshtein relaciona con los hooligans futboleros, como los infames que incitaron una pequeña revuelta étnica en Moscú en diciembre de 2010. En Twitter, odinzavseh ha convocado a los manifestantes para que combatan a los partidarios de Putin y de figuras públicas como Sergei Minaev y Konstantin Rykov. Aparentemente, también incitó a los opositores a atacar edificios del Estado con cócteles Molotov la noche del 8 de mayo. Ambos tuits fueron borrados posteriormente, aunque la evidencia todavía puede encontrarse [ru] en Yandex. En lo que parece particularmente indignante para muchos bloggers, Khinshtein ha reclamado que retuitear (volver a publicar un tuit de otra cuenta) también conlleva responsabilidad penal. Odinzavseh, por ejemplo, retuiteó el llamamiento [ru] del usuario LailaMoore a los manifestantes para pinchar las ruedas a las furgonetas de la policía y llevar armas a las manifestaciones.

No se excluye ni una de las redes sociales rusas, por ello Khishtein también citó “el frente de Moscú”, un grupo nacionalista con página [ru] en Vkontakte que defendió los ataques contra los edificios gubernamentales cerca de Chistye Prudy el 7 de mayo. Tan pronto como estas alegaciones se hicieron públicas, el grupo dio gracias a Khinshtein por la “publicidad gratuita”. Un buen número de miembros publicó comentarios antisemitas inmediatamente, por ejemplo [ru]: “El hocico de judío de Khinshtein me mosquea”.

También adorna la lista Mikhail Svetov, cuyo usuario de Twitter es msvetov [ru]. Mikhail es un estudiante ruso residente en Japón, y ha sido un usuario virtualmente activo en las protestas de la oposición. Durante el 6 de mayo, en “la marcha del millón de hombres” que tuvo lugar en la plaza de Bolonatia, Svetov tuiteó [ru]:

Не выбрасывайте омоновские шлемы в реку, надевайте их на себя. Это броня, она вас защитит от полицейских дубинок.

No tiren los cascos de la policía al río: úsenlos ustedes. Son armaduras, y les protegerán de sus porras.

Y también [ru]:

Отнимайте у ОМОНа щиты, каски, дубинки, это уравнивает ваши шансы. Не нападайте на них, но отнимайте амуницию.

Quiten a la policía sus escudos, cascos y porras: supone una cuestión de igualdad de oportunidades. No les ataquen, pero quítenles la munición.

Khishtein también acusó a los opositores Vitaly Shushkevich y Artem Chapaev por extremismo en la red. El 7 de mayo, Chapaev tuiteó [ru]:

Думаю, частью стратегии должна стать дальнейшая радикализация масс, чтобы перейти к тактике ощутимой городской герильи.

Creo que la mayor radicalización de las masas debería formar parte [de la oposición], con el fin de lograr la transición hacia las tácticas de guerrillas ciudadanas.

Ese mismo día, Shushkevich usó su cuenta de Twitter para animar [ru] a los manifestantes a llevar monedas a Chistye Prudy para lanzárselas a la policía y a los “Nashists” (miembros de las juventudes pro Kremlin). También republicó mensajes de mal gusto cuyos autores originales son los usuarios de Twitter gruppa_voina, ponny1, papumaria, y moskless; incluyendo intentos de propagación del miedo porque “Moscú está fuera de control”. 

Gruppa Voina [ru], que siempre ha sido un colectivo de artistas bastante irrespetuoso, respondió de manera tradicional: alegando [ru] sarcásticamente que sus seguidores se enfentarían pronto al mismo Khishtein:

Друзья, вы все шутки шутите – но не забывайте – за КАЖДЫЙ РЕТВИТ с вас спросит @khinshtein в комнате допросов ближайшей к вашему дому тюрьмы

Amigos míos: ahora se ríen, pero no olviden que POR CADA RETUIT, Khishtein les hará un interrogatorio en una habitación de la prisión más cercana a sua casa.

Petr Verzilov, que además de estar casado con Nadezhda Tolokonnikova (miembro encarcelada de Pussy Riot) es un miembro de Voina, agradeció [ru] sarcásticamente los esfuerzos de Khishtein, diciendo que penalizar los retuits supondría “el siguiente paso para el desarrollo de la sociedad civil y la conciencia jurídica en nuestro país.”

También Aleksei Navalny figura en la lista de Khinshtein por un tuit [ru] del 3 de mayo que bromeaba sobre quemar el despacho del alcalde. Navalny citó un tuit de Sergei Udaltsov, cambiando el mensaje y convirtiendo la última línea en una apelación a la broma del incendio:

Чиновники из мэрии вышли на связь, обещают в течение часа согласовать марш. Если обманут – сожжем мэрию.

Los funcionarios del despacho del alcalde han mantenido el contacto. Prometen aprobar la marcha [del 6 de mayo] dentro de una hora. Si resulta que están mintiendo, quemaremos el ayuntamiento.

Realmente, Udaltsov escribió [ru]: “Si resutlta que están mintiendo, lo anunciaremos a través del orgkomitet [comité organizador].”

Algunas de las voces de la RuNet se han focalizado en el hecho de que Khinshtein está pidiendo a la Fiscalía General que haga algo más allá de su autoridad legal, y esto sólo causa un revuelo que le sirve para apropiarse de la publicidad actual. En una serie de tuits idénticos dirigidos a bloggers rusos importantes, Yuri Suetin publicó una carta escaneada [ru] escrita en mayo del 2011, donde el FSB informa a un tal Dmitri Goriugin que las fuerzas del orden rusas son incapaces de borrar o prohibir la publicación de mensajes en Twitter. (Por lo visto, Goriugin se ha quejado de insultos recibidos hacia su persona, publicados en la red por un blogger partidario de Kremlin, fritzmorgen [en] (una cuenta que, irónicamente, ha sido suprimida por Twitter desde entonces). De todas formas, otros usuarios se apresuraron [ru] a señalar que lo que está haciendo Khishtein es citar leyes anti-extremistas que acarrean poderes policiales mucho más vastos que el Código criminal 130 (al cual Goriugin apeló).

El político ruso Yuri Chaika el 8 de diciembre de 2009. Foto de la Oficina de prensa e información presidencial rusa, CC BY-SA 3.0; Wikimedia commons.

La apelación de Khinshtein a Chaika coincide con un borrador de proyecto [ru] presentado ayer a la Duma por los diputados de Rusia Unida. El proyecto acusa a los manifestantes que atacaron a la policía en la plaza Bolotnaia el 6 de mayo, y defiende la persecución penal para “los responsables”.

La respuesta del estado a la carta de Khinshtein será una prueba interesante de los extremos a los que Kremlin está preparado para presionar a los opositores por su uso de los medios sociales en la red. Servicios como Twitter y Facebook son ampliamente juzgados por exaltar las protestas. De hecho, la viabilidad de las manifestaciones masivas recientes parece haber requerido de estos instrumentos.

Así mismo, un mayor escrutinio público sobre los contenidos extremistas de los tuits y las publicaciones en los blogs de los extremistas pondrá en prueba la madurez y la responsabilidad de un espacio que hasta ahora ha albergado lenguaje a menudo violento y legalmente dudoso, según la legislación rusa [en]. 

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.