Kirguistán: ¿Puede un bloguero convertirse en el cuarto poder del gobierno?

Ilya Karimdjanov es como una plaga. Con su cámara, sus preguntas y su blog [ru], el más famoso de la plataforma bloguera más popular en Kirguistán, Kloop.kg [ru], se ha convertido en una máquina mediática, el archienemigo de los policías deshonestos, de los profesores universitarios corruptos y del sistema monetario kirguiso. Alguien tenía que mantenerlos a raya, ¿no?

En Kirguistán, el debilitado poder ejecutivo, el insurrecto poder legislativo y el comprometido poder judicial no son precisamente reconocidos por cumplir sus propias normas y reglamentos. De hecho, los propios funcionarios del estado hacen caso omiso a la justicia, lo que se ha convertido en el rasgo característico del país, cosa que puede fascinar y exasperar a la vez a los extranjeros que lo visitan. Para sus ciudadanos se trata simplemente de un campo de minas que deben sortear cada día para ir de casa al trabajo y volver.

El Comisario Karimdjanov, como le llaman algunos, tiene la costumbre de divulgar estas constantes violaciones de la ley y del protocolo, tanto en su blog como en el portal principal de noticias de Kloop.kg, donde trabaja como periodista. Un ejemplo reciente nos muestra cómo “pilló” [ru] a una agente de policía que estaba bebiendo en uniforme durante su descanso para comer:

Karimdjanov: Mira, está bebiendo cerveza. ¿Vamos?

Compañero: Vale.

Karimdjanov [a la policía]: Espero que no le importe que grabemos. ¿Por qué está bebiendo cerveza en uniforme? Nos interesa mucho saber por qué una agente de policía puede estar bebiendo cerveza.

Policía: Tengo un praznik [día festivo].

Karimdjanov: Pero está de servicio…

Policía: Ya sé que está prohibido estando de servicio, pero para empezar es sin alcohol…

Karimdjanov: No es sin alcohol, hemos preguntado a la camarera…

Policía: Sí que es sin alcohol, pregúntenle otra vez, y además mañana es praznik y [hoy] es mi cumpleaños. ¿Me permiten?

En los comentarios de Facebook debajo del vídeo publicado, Almaz Rakhimdinov escribió [ru]:

¡Por algo Ilya Karimdjanov se ha ganado el título de agente provocador!

Mientras que Cholponbai Borubaeva dijo [ru]:

Me gustaría saber qué pasará con ella: ¿advertencia o despido?

Rinat Shamstudinov comentó [ru]:

Los chicos de Kloop [Karimdjanov y su compañero Zarema Sultanbekova] han hecho bien. Pero deberían haberse llevado una copia del recibo porque el personal [de la policía] hará lo que haga falta para convertir esa Siberian Crown [cerveza con alcohol] en una Baltika ‘0’ [sin alcohol].

Pero ésta no es la primera vez que las ocupaciones de Karimdjanov suscitan gran interés. Otro vídeo recientemente publicado en su blog lanzaba la siguiente pregunta [ru] “Tiyini: ¿el dinero que nadie necesita?”

En esa ocasión, Karimdjanov anduvo por Biskek, la capital, junto a su coautor Begimai Bolotbekova, intentando pagar con tiyini, las tan aborrecidas monedas kirguisas equivalentes a los céntimos, los peniques y demás denominaciones de esas unidades monetarias tan diminutas. Se las rechazaron en tiendas, en puestos y hasta los controladores de aparcamiento, con lo que desenmascaró otra de las leyes que tampoco funcionan: que todas las unidades monetarias pertenecientes a la divisa nacional sean aceptadas en transacciones en metálico.*

Las publicaciones cotidianas de Ilya en su blog defienden la constitución [ru] (particularmente el artículo 33, que permite el acceso gratuito a la información), desenmascaran académicos universitarios corruptos [ru] y son un llamamiento [ru] a una mayor responsabilidad mediática. Así, se ha convertido en una especie de defensor del pueblo cibernético, que se ocupa de las funciones que el gobierno, ya sea por indiferencia o por incompetencia, no desempeña.

Pero, ¿por qué se molesta en hacerlo? En respuesta a una crítica expuesta en un comentario sobre su forma de llevar a cabo el escándalo de la agente de policía bebiendo cerveza, Karimdjanov respondió [ru]:

Al principio yo también pensé en ignorarlo. Simplemente levantarme y marcharme, pero mi conciencia no me lo hubiera permitido. Sé que nada ha cambiado radicalmente y es poco probable que la agente sea tan siquiera sancionada, pero tengo todo el derecho del mundo a abordar a este tipo de empleados y hacerles ver que están actuando mal.
A todos nos gusta chismorrear y decir que es culpa de los sueldos tan bajos y todo eso. Pero a la hora de la verdad nadia intenta hacer algo útil. Éste es mi país, ¡el lugar donde un día crecerán mis hijos! Y antes de que ellos lleguen, haré todo lo posible para que, gracias a ejemplos de este tipo, la gente cambie la forma de pensar sobre algunas cosas y haga lo correcto, ¡aunque sólo sean unos pocos! Sentarse cómodamente y criticar es muy fácil. Aun así, respeto tu opinión, porque mi objetivo era proporcionarte información. Lo hice como periodista, cómo la percibas tú, es cosa tuya.

* Cincuenta monedas tiyin, el equivalente a un centavo americano, que se aceptan en la cadena de supermercados de Kirguistán llamada ‘Narodni’, una organización a la que le va bastante mal durante los golpes de estado del país. Es comprensible que los turistas de Biskek piensen que Narodni es la única responsable de la circulación de estas meloch, o monedas pequeñas, ya que parecen ser los únicos que las distribuyen y los únicos que las aceptan…

Links to videos: 1, 2

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.