Cuba recuerda a sus disidentes

La semana pasada los miembros del exilio cubano bloguearon sobre dos temas: el aniversario [en] de la muerte del disidente Juan Wilfredo Soto, y el nuevo arresto del activista por los derechos humanos José Daniel Ferrer García [en].

En relación al primer tema, babalu [en] culpa por la muerte de Soto al gobierno cubano:

Golpeado despiadadamente en un parque por agentes de la policía política cubana, Soto murió tres días después a causa de los golpes que recibió. Su asesinato a manos de la dictadura de Castro, como la del prisionero de conciencia Orlando Zapata Tamayo, causó la indignación de la comunidad internacional y forzó al régimen y a sus defensores acá en Estados Unidos a montar una campaña para asegurar que su muerte se debió a causas naturales y así reducir la responsabilidad de la policía de Castro en el asesinato.

Un año después del asesinato de Juan Wilfredo Soto, las cosas han cambiado en Cuba, para peor. La tasa de arrestos de activistas por los derechos humanos ha crecido exponencialmente…Un año más tarde, el régimen de Castro es tan represivo y violento como siempre, o más…

Pedazos de la Isla corrobora la información de un incremento en el número de arrestos en este post, citando a una “Dama de Blanco y periodista independiente” que asegura que:

la policía cubana, al igual que la Seguridad del Estado y demás oficiales, prefieren desatar dicha represión contra activistas pacíficos quienes exigen libertad y cambios democráticos en Cuba en vez de a delincuentes quienes roban, violan y matan a otros ciudadanos.

El nuevo arresto de José Daniel Ferrer García, como lo reporta Uncommon Sense [en], también respalda esta acusación:

El disidente cubano José Daniel Ferrer García [en] fue arrestado en La Habana el miércoles.

Ferrer, quien fue liberado el 29 de abril tras pasar casi un mes en la cárcel, estaba en camino a la embajada Checa para acceder a internet, cuando la policía de Castro lo arrestó.

Los detalles de su paradero eran desconocidos, pero el activista por los derechos humanos Elizardo Sánchez, con quien Ferrer se hospedaba durante su visita a la capital dijo que pensaba que Ferrer sería enviado a su ciudad natal de Santiago de Cuba.

Finalmente, Notes from the Cuban Exile Quarter [en], que da un recuento detallado del caso, asegura que Soto García, quien murió en el Día de la Madre el año pasado, no debería ser olvidado:

Juan Wilfredo Soto García, 46, pertenecía a la Coalición Central Opositora y a la antes no reconocida organización opositora Foro Antitotalitario Unido, y según Amnistía Internacional [en] Juan Wilfredo ‘había sido apresado antes durante 12 años por sus actividades políticas.’

Amnistía Internacional pidió una investigación [en] sobre su muerte que un año más tarde aún no se ha realizado. La dictadura cubana ha buscado negar el estatus de Juan Wilfredo Soto García como ex prisionero político y defensor de los derechos humanos [en] para calificarlo como un criminal común.

Además de Amnistía Internacional, [en] 12 ex prisioneros de conciencia cubanos de la Primavera Negra de Cuba de 2003 se reunieron el 4 de junio de 2011 y pidieron al régimen cubano una investigación independiente de la muerte de Juan Wilfredo Soto García el 8 de mayo de 2011, en un documento titulado La Declaración de El Roque [en]. Otros continúan siendo brutalmente golpeados [en] y sin acceso a atención médica adecuada [en] en Cuba y sus vidas siguen en peligro. Es por esta razón y la contínua demanda de justicia para Juan Wilfredo Soto García, que nunca debemos olvidar.

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.