¿Ve todos esos idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Brasil: El cuestionamiento rodea a las unidades de la “Policía pacificadora” de Río

Este post es parte de nuestra cobertura especial Relaciones Internacionales y Seguridad [en].

The 18th Rio UPP was launched in November 2011 in the Mangueira neighborhood which has 20,000 inhabitants. Image by SEASDH on Flickr (CC BY-NC-SA 2.0).

La UPP número 18 de Río fue lanzada en noviembre del 2011 en el barrio de Mangueira que cuenta con 20,000 habitantes. Imagen de SEASDH en Flickr (CC BY-NC-SA 2.0).

En años recientes, el gobierno del estado de Rio de Janeiro, Brasil, ha adoptado una política de seguridad basada en la implementación de las Unidades de Polícia Pacificadora [en], conocidas como UPPs. El propósito de la estrategia UPP [pt] es colocar unidades de policía permanentes en las favelas para hacer frente a la delincuencia y promover las políticas sociales.

Desde diciembre del 2008, 18 favelas de las casi 1,000 en la ciudad capital de Rio han recibido UPPs. En un artículo para Rede Brasil Atual [pt], Maurício Thuswohl arguye que las UPPs han sido colocadas en lugares estratégicos:

“O desenho traçado pelas UPPs no mapa do Rio evidencia a intenção do governo de criar um cinturão de segurança nos bairros com maior poder aquisitivo e nas áreas da cidade onde ocorrerão eventos e concentração de turistas estrangeiros durante a Copa do Mundo de 2014 e as Olimpíadas de 2016.”

“El diseño trazado para las UPPs en el mapa de Rio evidencia la intención del gobierno de crear un ‘cinturón de seguridad’ en los barrios con mayor poder adquisitivo y en las áreas de la ciudad donde habrá eventos y se concentrará el mayor número de turistas extranjeros durante la Copa del Mundo 2014 y las Olimpiadas del 2016.”

Sin embargo, el intento de establecer UPPs en Rocinha, la favela más poblada de Rio, no ha tenido éxito hasta ahora. Para que las UPPs estén establecidas en esta zona de la ciudad, el Batallón de Operaciones Policiales Especiales (BOPE) ha tenido que realizar una operación fuertemente armada. Esta operación ha estado en curso en Rocinha desde el 13 de noviembre del 2011, pero aún no ha logrado limpiar el camino para las UPPs.

De acuerdo a un artículo publicado por Mundo Real [en], una organización que está activa en la comunidad, la corrupción generalizada y la desigualdad social son en última instancia, las razones por las que la estrategia de UPP no va a funcionar en Rocinha.

El siguiente video muestra la ‘ocupación’ de Rocinha, posteada en YouTube por BlogdaPacificacao el 22 de noviembre del 2011:

¿Un cierto grado de éxito?

Sin embargo, las UPP han alcanzado un grado de éxito. Datos oficiales [pt] revelan un descenso en la tasa del crimen en Rio y los oficiales de las UPP han logrado involucrarse con la comunidad. Un ejemplo en tal sentido es la policía Rafaela Malta [pt], que enseña ballet a 70 niñas de la favela Cidade de Deus, como se puede apreciar en el siguiente video cargado el 7 de marzo del 2012:

Un proyecto complementario conocido como UPP Social [pt] también ha sido lanzado para fortalecer lazos entre las comunidades y el estado. Corinne Cath, sin embargo, en un artículo para la organización RioOnWatch [en], argumenta que las prioridades del estado no son las mismas que las de los residentes de las favelas:

“Un segundo conflicto que se plantea es la diferencia en las prioridades de UPP Social y las de la comunidad. UPP Social ha determinado que la atención debería centrarse en la mejora de la recolección de basura, la formalización de los pagos de la electricidad (por lo cual los residentes ya pagan sus facturas de electricidad y otros servicios públicos), y la mejora y renovación del espacio público.

Los tres principales demandas de la comunidad, sin embargo, son la educación, el acceso a la atención de salud y un cambio en la actitud de la policía hacia los habitantes de Vidigal y Chácara do Céu. Varios representantes de la comunidad describieron la actitud de los agentes de la policía de la UPP como la misma de la policía ‘normal’ que interactuaba con la comunidad cuando todavía estaba controlada por bandas de narcotraficantes.”

De acuerdo a Rafael Nunes en un artículo para Agência de Notícias das Favelas [pt] la estrategia del estado es promover el cumplimiento de la ley junto con actividades y servicios privados, y estas medidas ya han afectado a los residentes:

“…O problema é que uma conta de luz social, que no início não passava de quinze reais e de repente saltou para trezentos reais, pode determinar se uma pessoa vai poder ou não continuar vivendo num determinado local com dignidade.. A coerção e a intimidação por parte de agentes do governo municipal, com a ameaça de prejuízos jurídicos e materiais, nos foram contados como uma constante para pressionar a saída desses moradores e a entrega dos terrenos, que na maioria das vezes não passa as indenizações dos vinte mil reais.”

“…El problema es que un recibo de electricidad, que al principio no pasaba de 5 reales de repente saltó a 300 reales, puede determinar si una persona va a poder o no seguir viviendo en un determinado lugar con dignidad… La coerción e intimidación de parte de los agentes del gobierno municipal, con la amenaza de perjuicios legales y materiales, nos fueron contados como una constante para presionar la salida de los pobladores y la entrega de los terrenos, lo que la mayor parte de las veces es indemnizado con [solo] 20,000 reales.”

Auto-determinación

Rogério Dias señala en su blog No Foco em Debate [pt] que los residentes de favelas no suelen ser oidos por los medios:

“No que diz respeito à cobertura da grande imprensa, me parece que um lado muito importante da história não foi ouvido e, se foi, me parece que foi sub-valorizado: o lado dos moradores. O que eles acham? Com certeza estão felizes com a saída dos traficantes, mas a presença permanente da força de repressão do estado também não é incômoda? Saem homens armados e entram outros homens armados, e realmente não sei o que é pior para aquelas pessoas…”

“Con respecto a la cobertura de los grandes medios, me parece que un lado muy importante de la historia no sido oido, y, si lo fuera, creo que sería poco apreciado: el lado de los pobladores. ¿Qué es lo que piensan? Seguramente están felices con la salida de los narcotraficantes. Pero, ¿No es la presencia permanente de las fuerzas represivas del estado también incómoda? Salen pistoleros, entran pistoleros. No estoy realmente seguro de qué sea peor para estas personas…”

Debido a que el enfoque de UPP es una política de seguridad que es tratada como una “intervención” o una medida de “pacificación”, podría además comprometer el derecho a la auto-determinación. Eduardo Tomazine Teixeira alza esta posibilidad en un artículo para Passa Palavra [pt]:

“…(se nota) o fim da presença ostensiva da criminalidade armada nos espaços ocupados. Evidentemente, ainda é cedo para tirar conclusões mais definitivas, mas, a manter-se este quadro, as condições de vida da população destes espaços terão mudado significativamente, e terão mudado também as condições de luta pela autodeterminação sobre os seus espaços e de mobilização política de maneira geral.”

“…(se nota) el fin de la abierta presencia del crimen armado en las áreas ocupadas. Por supuesto, es aún temprano para llegar a conclusiones definitivas, pero, si esta imagen se mantiene, las condiciones de vida de la población en estas áreas habrán cambiado significativamente, como también las condiciones de la lucha por la auto-determinación sobre sus espacios y de la movilización política en general.”

ISN logoEste post y sus traducciones al español, árabe y francés han sido comisionados por la International Security Network (ISN) como parte de una alianza para localizar voces ciudadanas de todo el mundo en temas de relaciones internacionales y seguridad.

Visite el blog de ISN [en] y vea más historias relacionadas.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.