¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Cuba: Jornada contra la homofobia y por la inclusión

La aceptación del otro es uno de los grandes retos de las sociedades contemporáneas. En Cuba, desde el 2008, se realiza cada mayo una jornada contra la homofobia, conformada por una serie de acciones para visualizar y combatir la discriminación de todo tipo por identidad de género u orientación sexual.

La jornada la coordina el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) –principal promotor en el país del reconocimiento de la diversidad sexual e igualdad de género- y su objetivo principal es “contribuir a la educación de toda la sociedad, con énfasis en la familia, en el respeto del derecho a la libre y responsable orientación sexual e identidad de género, como ejercicio de la equidad y la justicia social”.

En diversas ciudades del país -en especial Cienfuegos, ciudad sede este año-, se celebraron desfiles, fiestas, exhibición de películas, puestas de teatro y exposiciones de artes plásticas que promueven el respeto a la diversidad sexual y la lucha contra la homofobia. También se honró al escritor Virgilio Piñera (1912-1979), silenciado en los años 70 por su reconocida homosexualidad.

Desfile acompañado por la música de la conga de los zanqueros por la céntrica avenida 23, en La Rampa, con motivo de la V Jornada Cubana contra la Homofobia, el 12 de mayo de 2012. Foto: Cortesía AIN FOTO/Omara García Mederos

Por quinto año consecutivo, en la céntrica calle 23 (La Habana) arrolló una conga (baile popular cubano) que congrega a cientos de personas con historias y motivaciones diferentes. Numerosos actores del ámbito académico y de la sociedad civil en general discutieron a lo largo del mes de mayo en encuentros teóricos, paneles y debates públicos sobre estos temas, en especial la homofobia y la vulnerabilidad al VIH, tema principal en esta ocasión.

Como ya es habitual, la blogosfera cubana participa directa e indirectamente en estos debates, siendo el espacio de muchas encendidas discusiones.

En el blog La isla y la espina, Rey Alexander Rodríguez Cureux expone uno de los puntos más recurrentes en las conversaciones de los cubanos desde que se celebra la Jornada contra la Homofobia: la coincidencia del día del campesino con el día contra la homofobia, que en el discurso machista y homofóbico nacional se traduce en “coger el día del campesino para celebrar el día de los homosexuales”, como se expresa en el blog.

El mencionado post concluye:

Quizás se debe insistir en la homogeneidad de la celebración. En que no palidezca en las provincias, después de una celebración nacional. En que antes, durante o después de ella, los medios de comunicación se hagan eco del suceso ‘social’, no en la ‘red de redes’, de acceso limitado.

Que se entienda que es un llamado a la unidad, a través del respeto.

Francisco Rodríguez Cruz, periodista y una de las figuras más mediáticas del movimiento de los derechos de los homosexuales en Cuba, dedicó varios posts al tema en su blog PaquitoeldeCuba, de temática LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales). En un post del 30 de mayo cuenta la alerta que realizó un activista, en el marco de la jornada, de la fuerte carga peyorativa con la que se hace referencia a la homosexualidad en un libro recientemente publicado en Cuba. Su llamado a retirar el libro a la venta motivó que muchos comentaristas criticaran una actitud que a su parecer es un acto de censura imperdonable.

‘Ve a la televisión y machaca al autor, pisotéalo, arráncale los pelos pero él tiene todo el derecho de expresar su opinión’ le dijo un lector apodado El Cronista en su comentario.

En otro post aborda la discusión de un panel en Cienfuegos, dentro del marco de la jornada, donde un reconocido ex jugador de beisbol reconoció públicamente la existencia de peloteros homosexuales en Cuba y las dificultades que atraviesan como consecuencia de la homofobia que predomina en este deporte.

‘Sí conozco muchos atletas, y en mi deporte el beisbol, que tienen inclinación por personas del mismo sexo, pero no lo demuestran producto de ese mismo ambiente. En el deporte no se admite, dentro de los mismos atletas, ese ambiente que a veces no está acorde con un juego de beisbol o cualquier otro deporte’ dijo el antiguo pelotero.

Cuánto sufrimiento e injusticia padecerían esos deportistas que en el béisbol o en otras disciplinas, tienen que ocultar su orientación sexual, no pueden hablar y mostrar sus afectos y sentimientos como el resto de sus compañeros o compañeras, bajo pena de recibir burlas y rechazo, y en casos extremos, hasta la separación de sus equipos.

Por esas características tan originales y auténticas de los blogs, los comentarios y participantes se apropian de la discusión y la dirigen muchas veces hacia terrenos que poco tienen que ver con el post original. En determinado momento los comentaristas abordaron en el blog Paquito… la polémica visita de la directora Cenesex, Mariela Castro, a los Estados Unidos. Ahí salió a colación su parentesco con las principales figuras del país y el cuestionamiento a si su relevancia en el campo de la defensa de la diversidad sexual no se debe precisamente a ser “la princesita”, como la llaman determinados elementos de la oposición.

El sitio Café Fuerte, conocido por sus críticas al gobierno cubano, reconoció el paso positivo que ha dado el país al publicarse un editorial del periódico Granma (órgano oficial del Partido Comunista de Cuba), donde el periodista y especialista en temas de salud José de la Osa explica los motivos de celebración de una jornada contra la homofobia en Cuba.

Café Fuerte refiere cómo el mismo medio que refrendó en la década del 70 la calificación de la homosexualidad de “desviación ideológica” ha publicado, cuatro décadas más tarde, una página en la que promueve la aceptación de la diferencia. Esta política está en concordancia con lo aprobado recientemente en la Primera Conferencia Nacional del PCC, en la que se explicitó el rechazo a cualquier forma de discriminación por motivos de color de la piel, género, creencias religiosas, orientación sexual, origen territorial y otros que son contrarios a la Constitución y las leyes de la isla.

Mariela Castro reconoció que la Conferencia Nacional del PCC, celebrada en enero último, le dejó un “sentimiento ambivalente”. “No me quedé satisfecha porque aspiraba a un debate más profundo y a que nosotros pudiéramos participar en esos diálogos”, acotó. Añadió no obstante que los objetivos del PCC “son una pauta general” que marcan el camino de trabajo “más profundo” a todos los niveles en Cuba.

Desde diversos blogs se discutió sobre los retos que en materia legal tiene el gobierno cubano para el reconocimiento de la igualdad jurídica de personas no heterosexuales. Entre otros el tortuoso camino recorrido por el anteproyecto de ley modificaría el Código de Familia, con aspectos como la unión legal entre parejas homosexuales. Tras años de espera, el anteproyecto aún no ha sido llevado ante la Asamblea Nacional para su discusión, aunque forma parte de un plan legislativo del Ministerio de Justicia concebido desde 2008, y la propia Mariela Castro se ha referido a “trabas” en el curso de ese documento.

No obstante el movimiento LGBTI considera como una importante victoria la aprobación por resolución ministerial en 2008 de las operaciones de cambio de sexo, medida que ha generado polémica en una parte de la población que considera que el estado cubano no debería gastar recursos en cuestiones que, según su opinión, no son “de vida o muerte”.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.