¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Filipinas: Refugiados a causa de bombardeos militares

A pesar del compromiso de las Fuerzas Armadas de Filipinas de cometer “cero” abusos contra los derechos humanos [en] en el 2012, campesinos e indígenas de la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas, se han visto obligados a abandonar su tierra [en] en los últimos meses a causa de un aumento en la presencia y actividad militar en la zona. Los habitantes se han convertido en bakwits, el término local para designar a los refugiados.

La tormenta tropical Sendong y una serie de inundaciones repentinas y avalanchas asolaron Mindanao el año pasado, lo que provocó que varias personas se refugiaran. Mindanao ha sido hogar de miles de personas que han huido de graves conflictos entre rebeldes secesionistas musulmanes y el gobierno.

No hubo daños graves, pero últimamente mucha gente ha tenido que abandonar sus comunidades a causa de las intensas operaciones de combate y bombardeos por parte del ejército en las provincias de Sultan Kudarat, Sarangani, Suriago, Agusan, Cotabato, Davao, Valle de Compostela, la península de Zaboanga y Bukidnon.

Estas comunidades se encuentran sobre áreas ricas en minerales que son el objetivo de las multinacionales [en]. Sin embargo, el ejército también considera estas zonas como fortalezas del Partido Comunista de Filipinas (PCF) [en] y de su grupo armado, Nuevo Ejército del Pueblo (NEP).

Karapatan [en], la alianza para los derechos humanos, ha alertado que hay más comunidades en riesgo de ser desplazadas para dar cabida a operaciones mineras a gran escala en la isla y que el ejército es el que desplaza a la gente en favor del negocio minero.

Las formas de sustento de la gente se han visto afectadas, sus hijos ya no van a la escuela y la gente, apartada de sus hogares, ha buscado amparo en refugios temporales en los centros de evacuación. He aquí algunas de las historias que se han documentado en Karapatan y que han circulado en grupos de correo electrónico:

Antolin Gimo, miembro de KAMASS-KMP, una organización local de campesinos de Mahaba, Marihatag, Surigao del Sur. La comunidad campesina de Antolin es objetivo de explotaciones mineras de carbón y níquel, las cuales pronto van a comenzar. Los habitantes de Bgy. Mahaba sufrieron una serie de evacuaciones forzosas de sus hogares que empezó a principios de 2006 y que ha continuado cada año hasta el día de hoy. En marzo de 2011, elementos del 29 y 23 del Batallón de Infantería del Ejército de Filipinas (IBPA por sus siglas en inglés) lanzaron misiones aéreas y terrestres de reconocimiento contra el NEP, bombardeando las zonas alrededor de las comunidades.

Bebeth Calinawan Enriquez, miembro de Butuan City-RTR-Cabadbaran City-Tubay Organización Intermunicipal Mamanwa (APOGAN), una organización local Mamanwa de Cabadbaran, Agusan del Norte. Bebeth forma parte de una de las 215 familias que tuvo que dejar sus hogares en marzo pasado debido a bombardeos y ataques con ametralladoras. Los cañones se ubicaron en la mitad de los campos, a solo 20 metros de las casas. Los Mamanwa aún están en los centros de evacuación de la ciudad de Butuan y comunidades vecinas, lejos de sus hogares y de su forma de sustento. En septiembre de 2011 los militares le dispararon a Bebeth Calinawan, la detuvieron y la presentaron ante los medios como víctima de las minas terrestres puestas por el NEP. Bebeth también es testigo de la dura vida en los centros de evacuación: el estrés post traumático, la falta de alimento, el dormir sobre el cemento frio, las enfermedades y la negligencia del gobierno.

Maritess Bulawan, presidente de Nagkahiusang Mag-uuma sa Kibawe (Namaki) en Kibawe, Bukidnon. Maritess es una de las líderes campesinas en Kibawe que se opone activamente a la construcción de la mega represa Pulangi V, la cual sumergirá comunidades campesinas. Participó en las negociaciones con comerciantes locales de los que obtienen insumos agrícolas y a los que venden sus productos. El 1 de abril, 183 familias del mismo pueblo de Maritess fueron evacuadas cuando los militares lanzaron 14 bombas desde dos aviones tora-tora. Como consecuencia, tres comunidades se vieron afectadas. Según Maritess, la esquirla de una bomba hirió a un civil. Los militares también ocuparon una escuela primaria pública. Maritess cree que la operación militar es una represalia por un enfrentamiento previo con el NEP. Pero como en muchos otros casos, los militares entrenan sus armas con los civiles. A causa de su rol activo como líder campesina, Maritess ha provocado la ira de los militares.

Las últimas evacuaciones forzosas [en] afectan al menos a 80 familias de Trento, Agusan del Sur, que huyeron de los bombardeos y operaciones militares del 7 de mayo pasado. Karapatan ha reportado al menos 6 556 víctimas de evacuaciones forzosas bajo el plan de contrainsurgencia Opan Bayanihan de la administración de Noynoy Aquino.

El pasado abril, grupos indígenas, ambientalistas y defensores de los derechos humanos protestaron [en] ante la Comisión nacional de pueblos indígenas y el Departamento del medio ambiente y recursos naturales (DMARN) para condenar la militarización. He aquí un video de las protestas:

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.