¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

Pakistán: Asesinato de hazaras, ¿por qué el mundo permanece en silencio?

Desde hace diez años, la comunidad hazara ha estado sufriendo la marginación y el asesinato a sangre fría en Quetta, capital de la provincia de Baluchistán. Son el blanco de un feroz ataque étnico por parte de grupos extremistas islámico-religiosos que operan libremente por la ciudad.

Un grupo de niños hazara en Daikunki, zona central de Afganistán. Foto: Iqbal Ahmed Oruzgani, publicada con permiso.

Los hazara conforman una minoría que habla su propio dialecto: el hazaragi/dari. Pertenecen a la etnia hazara y profesan la religión musulmana chiíta. Sin embargo existe un considerable número de musulmanes ismailíes y ahmadíes entre ellos. Habitan principalmente en los altiplanos centrales de Afganistán, en una zona denominada Hazarajat o Hazaristán. Constituyen la tercera minoría étnica más numerosa de la región.

Los hazaras han sufrido innumerables intentos de exterminio étnico por parte de los gobiernos de Afganistán. Sin embargo han logrado escapar del genocidio emigrando a países cercanos, como por ejemplo Irán y Pakistán.

La mayor parte de los hazaras (aproximadamente 700.000) viven en Quetta, Baluchistán, la provincia más extensa de Pakistán, junto con los baluchis y los pastunes. En los últimos años, al menos 700 miembros de la comunidad hazara han sido ejecutados sin misericordia e incluso miles de ellos han quedado lisiados en forma permanente.

Mohammad Zia Sultani, una activista social hazara, escribe lo siguiente en el blog Hazara People [en]:

Son ciudadanos respetuosos de la ley. […] Actualmente, esta comunidad, al ser una minoría, sufre represalias y paga el precio por su honestidad y apoyo a favor del Pakistán de hoy.

Los hazaras han estado sufriendo de ataques sectarios por parte de organizaciones terroristas como Lashkar-e-Jhangvi (LeJ) [en] y los Sipah-e-Sahaba (SSP) [en] durante toda la década pasada. Estos grupos terroristas son contrarios a los shiítas y se declaran partidarios de la total transformación de Pakistán en un estado sunita, especialmente a través de medios violentos. Los grupos SSP y LeJ han declarado ser los responsables en casi todos los ataques ocasionados a la minoría hazara en Quetta.

Estos grupos terroristas no solo concretan sus ataques en forma anónima, sino que también publican videos sobre las masacres de que es víctima la comunidad hazara. También publican cartas abiertas para atemorizar aun más a los miembros de dicha comunidad. La proscrita organización terrorista LeJ publicó una carta abierta dirigida a la comunidad hazara, donde declaran que “los hazaras merecen ser aniquilados y nosotros libraremos a Pakistán de esta gente inmunda”. Muchos hazaras han abandonado el país en los últimos años, presa del temor.

El grupo Lashkar-e-Jhangvi además publicó videos sobre la masacre de peregrinos hazara en el distrito Mastung [en] en los que se ve a pasajeros de un autobús obligados a descender y sentarse en el suelo. Segundos más tarde fueron asesinados con fusiles Kalashnikov, quedando la secuencia registrada por las cámaras.

El gobierno pakistaní no ha logrado proporcionar seguridad a los ciudadanos.  Al hablar con los medios en las afueras del Parlamento, el jefe de la magistratura de Baluchistán,(CM) Aslam Raisani [en] dijo: “¡Enviaré a todos los familiares de las víctimas un cargamento de pañuelos para que sequen sus lágrimas!” En el mes de abril de 2012, las fuerzas de seguridad en Quetta lograron arrestar a algunos terroristas.

El líder del Partido Democrático Hazara, Abdul Khaliq Hazara cree que: “Existen algunos elementos negativos en el gobierno que apoyan a los terroristas”.

La minoría hazara estableció una marcha de protesta mundial [en] en octubre de 2011 debido a que las matanzas habían aumentado. Hubo marchas de protesta en diferentes ciudades europeas, norteamericanas y australianas para pedir a las autoridades del gobierno pakistaní que adopte urgentes medidas destinadas a poner fin a las matanzas contra los hazaras.

Sin embargo, los asesinatos continuaron en Quetta. En el mes de marzo de 2012, más de 40 inocentes miembros de la comunidad hazara fueron fusilados en al menos una docena de diferentes ataques.

El Partido Democrático Hazara (HDP por sus siglas en inglés) [en] fijó una vez más nuevas fechas para realizar marchas de protesta en todo el mundo para condenar los asesinatos de hazaras. En dichas protestas, miles de hazaras marcharon en Londres [en], Hamburgo [en], Canberra [en], Nueva York [en], Toronto [en] y muchas otras ciudades alrededor del planeta.

Los hazaras marchan contra el genocidio hazara en Quetta, Pakistán. Foto propiedad del autor

Las protestas se llevaron a cabo frente a las embajadas pakistaníes para reclamar al gobierno que tome efectivas acciones para prevenir los asesinatos de los hazaras. Además se procuró llamar la atención del mundo y de los medios de comunicación sobre la actual situación de los hazaras. La Resolución [en] sobre las protestas a nivel mundial, puede ser consultada aquí:

Aziza Zafari, una activista social escribe en su blog:

El Gobierno de Pakistán y las Naciones Unidas aparentemente no desean inmiscuirse en la barbarie y la discriminación a las que es sometido este pequeño e indefenso grupo de gente, que solo desea continuar viviendo sin el diario temor que provoca ser amenazado por las armas de fuego u otras formas de intimidación.

Abdul Hekmat, un defensor de los Derechos Humanos y asistente social de jóvenes escribió en un artículo publicado en On Line Opinion [en]:

El calvario de los hazara pasará inadvertido por el mundo mientras no aparezcan en los titulares de los medios de comunicación, pero lo que está ocurriendo en Quetta es que el genocidio y sus implicaciones por la paz, se oyen más allá de Pakistán. Los hazaras han estrechado los lazos con el mundo y esperan que los grupos defensores de los derechos humanos, los gobiernos y la gente que ama la paz intervengan tan pronto como sea posible, antes de que sea demasiado tarde.

Asmatullah Yaari, un activista de los Derechos Humanos, escribe:

Pase lo que pase, la inocente minoría hazara en Quetta será empujada al borde del abismo, debido a sus definidas características de origen mongol.

Las etiquetas #HazaraKilling [matanza hazara], #HazaraGenocide [genocidio hazara], #Hazara, #Quetta y #ShiaHazaraGenocide [genocidio shiíta hazara] son usadas en Twitter para compartir información:

@Aushpaz (Haider Changezi): 800 asesinados, ¡0 arrestados! “La policía no logró detener a 2 sospechosos en incidentes, siguen las acusaciones en contra de FC&ISI”~CJP #Hazara

@Sajjad_Changezi (Sajjad H. Changezi): Una persona común #Hazara no puede viajar, ser dueño de un negocio, un activista #Baluchi no puede hacer campaña mientras los terroristas disfrutan su libertad.

@AhmadShuja: La gente de Quetta se siente insegura y no sabe cómo protegerse, ni quiénes son los enemigos; esto quiere decir que cualquiera puede ser el blanco de iracundos jóvenes armados.

1 Comentario

  • […] a su manera, un islam pío y devoto, pero que no es el islam político dominante, y lo pagan caro: setecientos Hazara masacrados, lugares de culto destruidos, leyes contra la blasfemia que sirven para meterlos en la cárcel. Su […]

Únase a la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.