¿Ves todos los idiomas arriba? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Entérate más sobre Traducciones Lingua  »

RD del Congo: Thomas Lubanga, una sentencia controvertida

El pasado 10 de julio, el tribunal de primera instancia de la Corte Penal Internacional (CPI) condenó [en] al congoleño Thomas Lubanga Dyilo a una pena total de 14 años de prisión. Lo considera culpable de crímenes de guerra [fr] por haber reclutado y movilizado a menores de 15 años y hablerlos hecho participar activamente en los combates que se produjeron entre el 1 de septiembre de 2002 y el 13 de agosto de 2003 en Ituri, en la República Democrática del Congo. Es la primera condena que la CPI pronuncia desde su creación [fr] el 1 de julio de 2002.

Una «declaración de la fiscalía en relación de la pena impuesta a Lubanga» hace saber [en] que:

La acusación había pedido que se pronunciara una pena más dura que reflejara mejor la gravedad de los delitos juzgados y las circunstancias agravantes. La fiscalía procede en este momento a efectuar un examen minucioso del juicio y decidirá si ha lugar una apelación. Igualmente espera que los jueces se pronuncien sobre la cuestión de las reparaciones, a fin de asegurar que las víctimas de los delitos de Lubanga reciban un tratamiento justo.

Captura de pantalla de Thomas Lubanga, tomada de un documental de FirstRaceTV

En un artículo [fr] publicado en Congo opportunities, Eljiv K Ndamuso recuerda que:

… el antiguo jefe de la Unión de Patriotas Congoleños (UPC) fue declarado culpable el 14 de marzo de 2012 de crímenes de guerra y de la masacre de cientos de civiles por causas étnicas en Ituri, al este de la RDC. El pasado 13 de junio, el Fiscal General, Luis Moreno, pidió una pena de treinta años para el acusado. Tras la apelación de la defensa, se consideró una circunstancia atenuante la constante cooperación del ex jefe rebelde a lo largo de todo el proceso. Por tanto, la pena se redujo a 14 años de prisión.

Dado que el acusado se había entregado a la CPI en 2006, Wairangala Wakabi [fr], periodista ugandés, nos informa [fr] en su sitio web respecto al juicio de Lubanga:

… al determinar la condena, la Corte ha decidido deducir todo el tiempo que ya ha pasado en prisión. Lubanga está detenido en la penitenciaría de la CPI en Scheveningen desde marzo de 2006.

Así, T. Lubanga solo tendría que cumplir 8 años de prisión, a pesar de ser sospechoso de haber cometido delitos de una gravedad excepcional. Esta sentencia ha provocado malestar en gran parte de la opinión pública congoleña e internacional. Y han sido numerosas las reacciones negativas en la red.

Incluso en el seno del tribunal que emitió la sentencia, no pudo conseguirse la unanimidad. La web aeta-network.org de la ONG “Agir pour des élections transparentes et apaisées au Congo” [fr] (Actuar por elecciones transparentes y pacíficas en el Congo) revela [fr] que:

 La juez Odio Benito ha expresado una opinión individual y disidente sobre una cuestión en concreto. La juez se desliga de la decisión de otros jueces en la medida que ella es de la opinión de que dicha decisión no tiene en cuenta los perjuicios causados a las víctimas y a los miembros de sus familias, y en concreto los correspondientes a los castigos severos y la violencia sexual que han sufrido las víctimas de estos delitos.

Los internautas han mostrado su cólera en numerosas webs. Esta es una muestra. En la web [fr] de Radio France Internationale, una de las radios más escuchadas al sur del Sahara, un ciudadano anónimo escribió [fr]:

Deberían haber sido 50 años, lo siento de verdad

Otro expresa [fr] su decepción de esta forma:

Estoy muy decepcionado con la CPI. La justicia del Congo es mejor que la de la CPI. Lubanga iba a ser condenado a cadena perpetua. Por desgracia, la CPI le ha salvado la vida.

También en la cadena francesa de televisión France24 hubo reacciones furibundas. Roger Nzita escribió [fr]:

Nosotros, el pueblo congoleño, acabamos de conocer con recelo la condena del Sr. Thomas Lubanga, que sembró la desolación al este de la RDC,  pero sentimos que los verdaderos culpables de los crímenes perpetrados en nuestro país no están preocupados…

En una crónica retrospectiva de los acontecimientos [fr] que llevaron a M. T. Lubanga a convertirse en un tirano, la web congolol.net, da informaciones detalladas sobre el papel de su movimiento en los trágicos sucesos que afligieron a la RDC:

En agosto de 1998, menos de dos años después de la caída de Mobutu, estalló una nueva guerra en la RD del Congo. Varios grupos rebeldes apoyados por Uganda, Ruanda y Burundi se enfrentaban al poder de Kabila padre, apoyado por Angola, Zimbabue y Namibia. En este embrollo, Thomas Lubunga, apoyado a su vez por Ruanda y Uganda, se encontraba a la cabeza de un grupo armado, la Unión de Patriotas Congoleños (UPC).

La ONG internacional Human Rights Watch, informó [fr] de varios casos de masacres basadas en las diferencias étnicas después de una investigación sobre el terreno:

El contexto general de la guerra del Congo y la existencia de un apoyo político y militar por parte de distintos actores externos, sobre todo Uganda y Ruanda, alimentaron la formación de grupos políticos armados en Ituri, basándose en diferencias étnicas. En primer plano de estos grupos se encontraría la Unión de Patriotas Congoleños (UPC), dominado por los hema, el Frente Nacional para la Integración (FNI), dominado por los hema del sur, y las Fuerzas Armadas del Pueblo Congoleño (FAPC), de composición mixta.

Los distintos grupos perpetraron masacres, violaron e incendiaron poblados. HTW informó de hechos de los que dicha ONG tuvo conocimiento dando vívidos detalles [fr]:

Después del ataque contra Mongbwalu, las fuerzas de la UPC atacaron un cierto número de pueblos próximos, entre ellos Kilo, Kobu, Lipri, Bambu y Mbijo. Las fuerzas de la UPC tomaron Kilo el 6 de diciembre de 2002, y varios días más tarde, los comandantes de la UPC ordenaron la masacre deliberada de docenas de civiles. Los combatientes de la UPC detuvieron a hombres, mujeres y niños con la intención de ahorcarlos, y les obligaron a cavar sus tumbas antes de matarlos.

Con semejante abundancia de testimonios procedentes de fuentes fidedignas, se comprenden mejor las reacciones de cólera. Marie-France Cros, en un artículo publicado [fr] en lavoixdukasai.blogs.lalibre.be, expresa lo que piensan numerosos observadores:

Este debería ser un gran día: el del primer juicio de la primera Corte Penal Internacional permanente (CPI). Pero es un día de decepción. Decepción porque el señor de la guerra congoleño Thomas Lubanga solo ha sido condenado a 14 años de prisión por crímenes de guerra en un conflicto que ha causado 60.000 muertos.

Mientras tanto, luego de un fallido intento del gobierno de incorporar a elementos de la rebelión, en concreto del jefe militar de Thomas Lubanga, el general Bosco Ntanganda [fr] los rebeldes reanudaron los combates en el noreste de la R. D. del Congo.

Inicie la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor trate a los demás con respeto. Comentarios conteniendo ofensas, obscenidades y ataque personales no serán aprobados.