¿Ves todos los idiomas que hay? Traducimos las historias de Global Voices para que los medios ciudadanos del mundo estén disponibles para todos.

Lee más sobre Traducciones Lingua  »

Singapur: descubren portal de internet que publicaba información falsa

El portal de periodismo ciudadano STOMP [en], propiedad del Singapore Press Holding (SPH), se ha visto en una posición comprometida tras descubrirse que una de sus productoras de contenido se había hecho pasar por un colaborador anónimo para divulgar noticias falsas a través del sitio web.

Durante el mes de junio un colaborador que se identificó únicamente como “wasabi” publicó en STOMP una foto que mostraba un tren del Metro de Singapur (en inglés, Mass Rapid Transit o MRT) con las puertas completamente abiertas. El artículo sostenía que las puertas se habían abierto con el tren en marcha, lo que supondría un grave problema de seguridad. El artículo fue reproducido más tarde por el tabloide The New Paper.

La SMRT, compañía responsable del servicio del Metro de Singapur, inició enseguida una investigación sobre el incidente, que calificaron de imposible ya que todos los trenes cuentan con mecanismos de seguridad que evitan su puesta en marcha con las puertas abiertas. El colaborador “wasabi”, identificado como la productora de contenidos de STOMP Samantha Francis, se prestó a ayudar a los investigadores de la SMRT.

Sin embargo, tanto la grabación de la CCTV, revisada por la SMRT, como la tarjeta EZ-link de la señorita Francis demuestran que ella no había estado en aquella misma estación la noche en la que se supone que se sacó la foto. Este descubrimiento llevó al Singapore Press Holdings a iniciar su propia investigación. La señorita Francis admitió finalmente que había encontrado la foto en Twitter. El tuiteo original ya ha sido borrado.

El SPH ha pedido disculpas a la SMRT y despidió a la señorita Francis el mismo día.

Esta fotografía se subió a STOMP la pasada semana

El SPH siempre ha sobrevalorado a STOMP, a la que vende como una plataforma de “periodismo ciudadano” alimentada por la contribución de miembros del público. Pero importantes miembros de la comunidad de internet de Singapur han rechazado el sitio web, más conocido por las fotos de parejas que realizan muestras públicas de afecto que por reportajes en profundidad sobre temas locales.

Lee Kin Mun destaca [en] que en esta cuestión hay más de un asunto en juego:

No sé si la despidieron por publicar una foto falsa o porque la publicó como colaboradora anónima o por ambas cosas a la vez.

¿Me pregunto si es práctica habitual de SPH permitir que miembros de su plantilla publiquen exclusivas anónimamente?

Tras los persistentes esfuerzos llevados a cabo por el gobierno para describir los medios alternativos como sesgados y de poca fiabilidad, este episodio ha socavado sus esfuerzos para que los singapurenses confíen en los medios de comunicación de masas vinculados con el gobierno.

Alex Au escribe [en] en Yawning Bread que la credibilidad de los medios gubernamentales  de comunicación de masas se ha visto considerablemente debilitada:

Nadie de los círculos oficiales va a revisar sus afirmaciones de que solo el SPH (y su equivalente gubernamental Mediacorp) defiende el periodismo responsable. Pero el daño ya está hecho. A partir de ahora, siempre que el gobierno intente pintar los nuevos medios de comunicación como poco fiables, van a ver cómo les arrojan este incidente como si fuera un pastel. Pflaphtt.

Prosigue preguntándose sobre una posible doble rasero:

Ah, y por cierto, ¿por qué no se oye nada sobre daños y perjuicios? Si un bloguero hubiera intentado llevar a cabo el mismo engaño, ¿no se hubieran apresurado tanto la SMRT como cualquier administración gubernamental a enviar abogados y cosas así?

La ex-periodista Bertha Henson criticó [en] a la señorita Francis por su falta de ética y profesionalismo:

Pero el actual caso Stomp es el colmo. La mujer (yo no la llamaría periodista) fue despedida. Estafó a sus editores, publicó una foto que afirmaba proceder de un internauta llamado wasabi y en la que se veía una puerta abierta en una estación en la que nunca estuvo. Después, cuando SMRT empezó a comprobarlo, intentó suavizarlo descaradamente. Eh, puertas abiertas, trenes en marcha… asuntos de seguridad, ¿no? Incluso llegó a defender su relato cuando su editor la cuestionó acerca del mismo. Fue un guantazo en la cara de todo el mundo.

Usuarios de Twitter también han criticado tanto a STOMP como a la señorita Francis:

@ackabr: Tal vez ‪#SPH‬ deba hacer lo correcto y repensarse la idea y el propósito de #STOMP‬.

 @woonhian: Cuando uno está en un agujero, señorita Samantha Francis, lo que intenta es salir fuera, no hundirse aún más (ya se sabe que en la SMRT no son siempre los malos)

@liangkaixin: No es periodismo ciudadano si no es propuesto por gente desconocida sino robado por productores de contenidos. #stomp ‬‪#justsaying‬

Inicia la conversación

Autores, por favor Conectarse »

Guías

  • Por favor, trata a los demás con respeto. No se aprobarán los comentarios que contengan ofensas, groserías y ataque personales.